Reclamos gremiales en la temporada
Al ritmo de las paritarias

El ex Ministerio de Trabajo de la Nación dictó el viernes la conciliación obligatoria en el conflicto salarial entre empresarios de balnearios y guardavidas de Mar del Plata, para evitar el paro anunciado para ayer en el servicio de seguridad en playas, se informó desde la cartera conducida por Dante Sica. El Sindicato de Guardavidas y Afines y la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA) habían comunicado la medida de fuerza tras el fracaso en la negociación por la paritaria con la Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines

Luciano Grimaldi, dirigente de la UGA, explicó cuál es la raíz del conflicto: “No- sotros venimos reclamando un aumento que equipare a la inflación, que ronde el 40 por ciento. Y ellos nos ofrecieron una suba del 34”.

El miercoles, el Ministerio de Trabajo provincial había dictado la conciliación obligatoria luego de que los municipales bonaerenses retuvieran sus tareas por 29 días, también a causa de un conflicto salarial. La medida de fuerza había afectado el funcionamiento de la ciudad, tanto para los residentes cuanto para los 230.000 turistas que se encuentran veraneando allí.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), Antonio Gilardi, dijo que se acatará la conciliación obligatoria por 15 días hábiles, dictada por el máximo organismo contralor de conflictos gremiales y este miércoles se normalizará la actividad de la órbita municipal, casi “paralizada” desde el pasado 11 de diciembre. Gilardi sostuvo que “se mantuvo el aumento del 14 por ciento otorgado por decreto” pero como no hubo acuerdo por el tema docente y para “mantener la paz social” en la atención de los servicios esenciales y la temporada, “se va a acatar la medida por 15 días hábiles, pero puede extenderse por 5 días más. Hoy (por el viernes) nos notificarán y la medida se suspende a partir de mañana (por ayer)”. El dirigente negó que se haya ofrecido un 17 por ciento, que mejoraría el 14 por ciento otorgado por el intendente Carlos Arroyo la semana pasada. “De un 17 por ciento no se habló en ningún momento”, remarcó. 

También rechazó que los trabajadores pudieran ser sancionados por la retención de tareas realizada en los últimos 29 días, “porque están amparados por la Constitución Nacional y Provincial” y dijo que por el nuevo marco de negociación también se da marcha atrás con los trabajadores temporarios a los que no se les renovó el contrato. “Esperemos que el Ejecutivo aproveche este tiempo que estamos dando para llegar a un acuerdo definitivo en estos puntos en cuestión”, cerró.

Por su parte, el secretario de gobierno Alejandro Vicente celebró la medida ministerial y el acatamiento de la medida por parte del STM, “ya que estamos en plena temporada alta, lleno de turistas” y adelantó que “analizarán una nueva propuesta salarial” pero reafirmó que “el viernes pasado el gobierno municipal dio un 14 por ciento de aumento. No cerró la posibilidad de nuevas recomposiciones salariales sino que es una demostración de la voluntad que tiene el Ejecutivo de aumentarles el salario a sus trabajadores”. También descartó que hubiera habido un ofrecimiento del 17 por ciento, y señaló que “se está trabajando” para que en la medianoche de este martes se puedan abonar los sueldos y que el aumento “se abone el día 15”. Por último, afirmó que el intendente Arroyo, antes de la conciliación obligatoria, “estudió descontar los días no trabajados porque no se cumplieron las guardias mínimas” pero no se llegó a concretar esta decisión y dijo “esperar a llegar a un punto de encuentro en el marco del diálogo”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ