La firma digital para ahorrar el papeleo
Imagen: Andres Macera

La provincia avanza en la implementación de la firma digital. El viernes pasado, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos otorgó certificados para que abogados y escribanos accedan a este sistema que es una herramienta sin precedentes en Santa Fe, para realizar trámites a distancia en la Inspección General de Personas Jurídicas. Las certificaciones se llevaron a cabo en las sedes del Ministerio ubicadas en las ciudades de Santa Fe y Rosario.

Desde la cartera provincial detallaron que la firma digital permite a los profesionales la realización de trámites a distancia (TAD) ante la Inspección General de Personas Jurídicas (IPGJ), como por ejemplo la constitución de sociedades, comunicaciones de inscripción en el registro público; solicitud de copias y contestaciones de dictámenes.

De esta manera abogados y escribanos se encuentran legitimados para concretar gestiones frente a la IGPJ, que depende del Poder Ejecutivo.

"La firma digital es una herramienta eficaz, sin precedentes en la provincia, que permite celeridad, transparencia y seguridad en los trámites ante la Inspección General, así como seguir avanzando hacia la digitalización de los expedientes", explicó el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein.

"Además genera descongestionamiento de las oficinas administrativas por reducir la presencia física de personas para la realización de los trámites, lo que facilita optimizar los recursos humanos en otras tareas trascendentes, mejorando el funcionamiento de estas oficinas", continuó el funcionario, quien celebró la incorporación de las nuevas tecnologías.

"Con estas certificaciones que fueron entregadas se dio un paso importante hacia la llegada del anhelado expediente digital en todo ámbito de la justicia de la provincia. De este modo, se logrará progresivamente la despapelización del expediente actual, lo que sin duda impactará en los distintos fueros de Poder Judicial", completó el ministro Silberstein.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ