El Presidente concluye sus vacaciones y visita Tierra del Fuego, Chubut y Santa Cruz
Todo tiene un final, todo termina
Por primera vez durante su mandato, Macri viaja a Santa Cruz y se reunirá con la gobernadora Alicia Kirchner. En Ushuaia ningún funcionario municipal participará de las actividades oficiales; tampoco estará la gobernadora Rosana Bertone.
Mauricio Macri llegó ayer a Ushuaia y el miércoles viajará a Brasil para encontrarse con Jair Bolsonaro.Mauricio Macri llegó ayer a Ushuaia y el miércoles viajará a Brasil para encontrarse con Jair Bolsonaro.Mauricio Macri llegó ayer a Ushuaia y el miércoles viajará a Brasil para encontrarse con Jair Bolsonaro.Mauricio Macri llegó ayer a Ushuaia y el miércoles viajará a Brasil para encontrarse con Jair Bolsonaro.Mauricio Macri llegó ayer a Ushuaia y el miércoles viajará a Brasil para encontrarse con Jair Bolsonaro.
Mauricio Macri llegó ayer a Ushuaia y el miércoles viajará a Brasil para encontrarse con Jair Bolsonaro. 

Las extensas vacaciones presidenciales están llegando a su fin. Hoy Mauricio Macri hará un recorrido por Tierra del Fuego, Chubut y por una provincia que no pisó hasta ahora en todo su mandato: Santa Cruz. En esta última, tendrá un encuentro nada menos que con la gobernadora Alicia Kirchner. El mandatario viene teniendo cortocircuitos en ese distrito con el eventual candidato de Cambiemos, el senador Eduardo Costa, quien en diciembre llegó a no votar el Presupuesto 2019. Tampoco estuvo nunca en Tierra del Fuego durante su presidencia. Esta semana, Macri deberá dejar ya en forma definitiva la tranquilidad del exclusivo country Cumelén para regresar a la agenda oficial. El miércoles le espera su primer viaje internacional de 2019: irá a Brasil a reunirse con Jair Bolsonaro. Allí puede que comience un cambio del Mercosur hacia algo muy distinto de lo que es hoy. 

Todo lo bueno llega a su fin. También las vacaciones de Macri. Hoy tendrá un día ajetreado, con la visita a tres provincias del sur, que hará aprovechando que ya está en esa zona del país, descansando. El mandatario viajó ayer a última hora a Ushuaia junto a su esposa Juliana Awada y su hija Antonia, según consignó la agencia Télam. 

Hoy el Presidente deberá arrancar temprano. Ya a las 9 visitará el predio industrial del Grupo Newsan, que fabrica electrodomésticos. Tendrá un encuentro con sus directivos y a continuación irá a la Planta de Tratamiento de Residuos Cloacales “Arroyo Grande” a supervisar las obras de construcción.

A las 10, lo recibirá el vicegobernador Juan Carlos Arcando, dado que la gobernadora Rosana Bertone decidió tomarse una licencia y viajar a Buenos Aires al mismo tiempo que Macri hacía su primera visita a la isla: un dato político insoslayable. Bertone viene tomando distancia del gobierno nacional a raíz de sus diferencias con la eliminación de impuestos a las importaciones y las discusiones en torno al régimen de promoción industrial en Tierra del Fuego. 

Tampoco será de la partida el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto. De hecho, según confirmaron a este diario, ningún funcionario municipal va a participar de las actividades del Presidente. Desde la intendencia indicaron que “desde que asumió Macri los vecinos de Ushuaia han sido discriminados por las políticas económicas y sociales del gobierno nacional. No mandaron ni un peso en tres años para obras y programas sociales. Ushuaia fue castigada desde el primer día”.

El itinerario de Macri continuará con una visita a la Base Naval de Ushuaia, que caminará junto al ministro de Defensa, Oscar Aguad, y el jefe de la Armada, almirante Luis Villán. Allí, por videoconferencia, hablará con los integrantes de la base antártica Orcadas, así como con los tripulantes del rompehielos Almirante Irízar.

Luego Macri viajará en avión a El Calafate, Santa Cruz, lugar donde vive la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Hasta hoy, el Presidente evitó pisar esa provincia. Allí tendrá un encuentro con el vicegobernador Pablo González y con el intendente Javier Belloni. De allí hará un nuevo viaje hasta las represas Cóndor Cliff y La Barrancosa, a las que Macri les cambió el nombre (antes eran “Néstor Kirchner” y “Jorge Cepernic”) y cuyas obras mantuvo paralizadas en la primera época de su gestión. Allí, sobre el curso del río Santa Cruz, recorrerá las obras junto a la gobernadora Alicia Kirchner.

En la Rosada eludieron responder si había prevista una actividad con Eduardo Costa, el empresario y senador que podría representar a Cambiemos en la contienda contra la gobernadora Kirchner. Costa viene cuestionado el poco apoyo que recibe del gobierno nacional: hasta lo acusa de jugar para que reelija Alicia Kirchner. En diciembre, sorprendió ausentándose de la sesión en la que se votaba el Presupuesto 2019 en el Senado. 

El último viaje del día que hará Macri será cerca de las 16, cuando se trasladará a Puerto Madryn, en Chubut. Allí tendrá un encuentro con el gobernador Mariano Arcioni. Luego pasará la noche, para el martes completar una agenda que incluye un encuentro con la mesa de pesca y turismo, y un encuentro partidario de la mesa de Cambiemos. Allí fue invitado el precandidato radical a gobernador de Neuquén, Horacio “Pechi” Quiroga.

Macri podría viajar esa misma tarde del martes a Brasilia, sin pasar por Buenos Aires, para la reunión que tendrá el miércoles con Bolsonaro. Al encuentro con el presidente brasileño viajarán el ministro Aguad; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; el de Producción, Dante Sica; el de Hacienda, Nicolás Dujovne; y, por supuesto, la dupla de relaciones exteriores: el canciller Jorge Faurie y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. El encuentro implicará las primeras conversaciones sobre los cambios que Bolsonaro quiere hacerle al Mercosur y que Macri estaría dispuesto a negociar, si le permite buscar tratados de libre comercio por fuera del bloque regional. 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ