Siguen los intentos por recuperar el cuerpo
Buscarán reflotar el avión de Sala
Las condiciones climáticas presentan dificultades en la búsqueda.Las condiciones climáticas presentan dificultades en la búsqueda.Las condiciones climáticas presentan dificultades en la búsqueda.Las condiciones climáticas presentan dificultades en la búsqueda.Las condiciones climáticas presentan dificultades en la búsqueda.
Las condiciones climáticas presentan dificultades en la búsqueda. 

La Subdivisión de Investigación de Accidentes Aéreos (AAIB) del gobierno británico confirmó que intentarán recuperar del fondo del mar al cuerpo que divisaron en el avión hallado en el fondo del Canal de la Mancha, en el que viajaban el futbolista argentino Emiliano Sala y el piloto David Ibbotson.

“Estamos intentando recuperar el cuerpo. Si tenemos éxito, consideraremos la posibilidad de recuperar los restos de la aeronave”, aseguró un vocero de la AAIB.

“Las fuertes y complicadas condiciones de las mareas significan que solo podemos usar el vehículo operado por control remoto (ROV) por períodos limitados cada día y esto significará que el progreso será lento. Independientemente de los resultados, no haremos más declaraciones hasta que las familias hayan sido informadas”, agregó la autoridad pública que quedó a cargo de la operación de rescate del avión y del cuerpo divisado adentro del fuselaje.

Si la operación tiene éxito, los restos serán trasladados por barco a un puerto del Reino Unido y luego a la base de la AAIB en Farnborough en Surrey. Los investigadores del accidente aéreo luego estudiarán los restos del avión con más detalle para tratar de establecer los motivos de su caída. La AAIB adelantó que publicará un informe cuando se cumpla un mes del suceso el próximo 21 de febrero.

“Estas son las noticias más bienvenidas por parte de la AAIB. Ahora deseamos que los equipos Salmo y GEO Ocean III tengan las mejores condiciones posibles para una recuperación exitosa”, celebró ayer el estadounidense David Mearns, jefe del equipo privado de búsqueda privada que contrató la familia de Sala, en su cuenta de Twitter. 

Mearns, oceanógrafo y científico marino de 61 años, había transmitido el deseo de la familia Sala de reflotar el avión sin importar el costo de la operación. El jefe de la búsqueda privada que finalizó luego del hallazgo del avión estima que sacar los restos del fondo del mar “puede permitir encontrar indicios de lo que pasó” y que “ahora que ya no hay esperanzas de encontrarlos con vida” puede contribuir a que las familias hagan el duelo.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ