EL MEGÁFONO
A Cupido ni cabida

¿Los celos son una muestra de amor? ¿Encontrar el amor es encontrar la media naranja? ¿Revisar celulares es una muestra de interés? ¿El amor verdadero es para siempre? ¿El amor solo es de a dos? ¿La heterosexualidad es la única forma posible de existencia? ¿Qué onda con el amor? Películas, series, reuniones familiares, juntadas de amigues. Se acerca San Valentín y por todos lados aparecen ideas y discursos sobre el amor relacionados con la posesión y la falta de libertad.

Según el Registro Nacional de Femicidios elaborado por Mumalá, en 2018 hubo 259 femicidios. La mayoría, el 38 por ciento, fue cometido por la pareja de la víctima y el 23 por ciento por su ex. ¿Cómo puede un vínculo terminar en un asesinato? Según el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT, en el primer semestre del 2018, se registraron 52 crímenes de odio. ¿Cómo puede ser la orientación sexual, la identidad y/o la expresión de género un pretexto discriminatorio para la violencia? ¿Qué nos enseña el patriarcado sobre las relaciones con otres?

El feminismo viene a transformarlo todo, a abrir signos de pregunta y a ensayar alternativas que nos permitan vivir vidas libres de violencias. Nuestra revolución viene a meterse en casas, camas, calles y cuerpas. Que ninguna partícula quede ajena al movimiento.

No queremos más relaciones violentas. Basta de esas escenas de celos. Estamos hartas de las 24 llamadas perdidas cuando decidimos salir con nuestres amigues. Nunca más haremos lo que no queremos hacer. Ninguno de nuestros placeres quedará en las sombras. Nuestras cuerpas gritan soberanía, sexo, disfrute, encuentro y respeto.

Queremos construir relaciones sanas, que nos permitan romper los mitos del amor romántico y abolir las múltiples violencias disciplinantes del sistema patriarcal. Apostamos a transformar todos los vínculos: afectivos, sexuales y sexoafectivos. Apostamos a seguir construyendo colectivamente una ética del cuidado que nos permita coronar a la empatía como protagonista de la vida social.

Lo haremos desde el encuentro, el agite y la cultura. “A Cupido ni cabida” es una jornada artística y recreativa. Nuestra revolución no se toma vacaciones. La vamos a hacer el sábado 9 de febrero a partir de las 15 horas en el Balneario Ciento25, Paseo 125 y Playa, Villa Gesell. Rompamos las flechas que atraviesan corazones. Tiremos mitos, esquemas y normas.

Seamos desobedientes para que el amor no tenga nada que ver con el dolor.

Aguante las pibas. Colectiva feminista del conurbano.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ