Italia exige un llamado a elecciones en Venezuela
No reconoce a Maduro ni a Guaidó

PáginaI12 En Italia

Desde Roma

El gobierno italiano llegó a un acuerdo sobre Venezuela. Ayer por la mañana, en una reunión de algunos exponentes del gobierno con el primer ministro Giuseppe Conte, se encontró una solución intermedia de las opuestas posiciones que mantenían los dos partidos del gobierno, la derechista Liga de Matteo Salvini (foto) y el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) de Luigi Di Maio. Italia desde ayer no reconoce a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela ya que considera como “ilegales” las elecciones de mayo pasado cuando fue reelegido presidente. Pero tampoco reconoce expresamente a Juan Guaidó como presidente provisional –quien ayer anticipó ante sus seguidores que el día 23 ingresará la ayuda humanitaria a Venezuela, llamándolos a participar de una caravana–. 

En el informe sobre Venezuela que después de la reunión presentó el canciller Enzo Moavero Milanesi ante las dos Cámaras del Parlamento y que fue aprobado, Italia se compromete “a sostener los esfuerzos diplomáticos, incluso a través de la participación en foros multilaterales, a fin de proceder lo más rápido posible a la convocatoria de nuevas elecciones presidenciales que sean libres y creíbles, respetando la Constitución”. Con esta decisión, Italia se coloca prácticamente a la par de los demás países europeos que habían desconocido a Maduro hace días, pidiendo elecciones libres. 

Por su parte el presidente de la República, Sergio Mattarella, se había manifestado a favor de los países europeos en cuanto a Venezuela. Sobre Venezuela son necesarias “claridad y una línea condividida con nuestros socios europeos”, dijo el 4 de febrero. Y agregó: “La elección está entre la voluntad popular y una auténtica democracia por un lado, y la violencia de la fuerza del otro”. Posiblemente, como piensan algunos, tanto la posición europea como la del presidente de la República, influyeron para que los partidos del gobierno llegaran a un acuerdo. Y otros no descartan que puede haber tenido también algún peso en la nueva toma de posición la presencia de un grupo de venezolanos enviados por Guaidó que el lunes se entrevistó en Roma con varios exponentes del gobierno. 

De la reunión de ayer con Conte participaron no sólo Salvini sino tambieñ, entre otros, el canciller Moavero Milanesi y el subsecretario de Asuntos Exteriores Manlio di Stefano, éste último exponente del M5S que visitó Venezuela hace algunos años y uno de los que defendía la posición de no intromisión.

Curiosamente en el debate de la Cámara de Diputados, en cambio, tomaron posición a favor de Guaidó algunos exponentes del Partido Democrático (PD, centroizquierda) y sus aliados, como la senadora Emma Bonino. “Son necesarias palabras claras para el reconocimiento del gobierno transitorio de Guaidó. Sin claridad no vamos a ninguna parte”, dijo refiriéndose a la nueva posición del gobierno. Indirectamente le dio una respuesta el subsecretario de Exteriores Di Stefano: “No reconocemos a Maduro pero tampoco a un presidente que se autoproclama como Guaidó”, dijo en televisión. En cambio el diputado del Partido Democrático, Piero Fassino, fue mucho más lejos: “El presidente Guaidó manifestó (en una carta a los italianos) su desconcierto por la ambigüedad y timidez que ha caracterizado la posición italiana. Es una mancha para Italia el haber sido el único país que fue agradecido por Maduro. Aquel agradecimiento es la prueba de la ambigüedad del gobierno”, dijo ante la Cámara de Diputados.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ