Adquirir una vivienda con el plan Procrear Joven se vuelve inviable
La casa propia cada vez más lejos
El programa pensado para dar acceso a la primera vivienda a personas de entre 18 a 35 años corre peligro: la devaluación perjudicó gravemente el poder de compra de los beneficiarios y se dispararon los montos a depositar.
PrecrearJovenResiste, el grupo que se formó entre los 10 mil afectados para unificar los reclamos al gobierno.PrecrearJovenResiste, el grupo que se formó entre los 10 mil afectados para unificar los reclamos al gobierno.PrecrearJovenResiste, el grupo que se formó entre los 10 mil afectados para unificar los reclamos al gobierno.PrecrearJovenResiste, el grupo que se formó entre los 10 mil afectados para unificar los reclamos al gobierno.PrecrearJovenResiste, el grupo que se formó entre los 10 mil afectados para unificar los reclamos al gobierno.
PrecrearJovenResiste, el grupo que se formó entre los 10 mil afectados para unificar los reclamos al gobierno. 

Está en riesgo el plan Procrear Jóvenes, el programa que da acceso a la primera vivienda a personas de entre 18 a 35 años. Ante el aumento del dólar y el impacto en los precios de las propiedades, cerca de 30 mil jóvenes se tuvieron que alejar completamente del sueño de la casa propia, mientras que otros 10 mil resisten y reclaman al gobierno que flexibilice los requisitos o que mínimamente se ocupe en que haya coherencia entre los requisitos exigidos y los bancos asociados. El jueves se movilizarán hacia la Secretaría de la Vivienda de la Nación para visibilizar sus reclamos. 

“Empezamos poniendo cuatro mil pesos y el mes pasado terminé poniendo 7500. Además, aumentó muchísimo el precio del dólar, que cuando arrancamos estaba en 17 pesos y ahora está en 39 pesos ”, comentó a Página/12 Romina Montoya, una de las fundadoras de PrecrearJovenResiste, el grupo que se formó entre los 10 mil afectados para unificar los reclamos al gobierno. Montoya pensaba adquirir una casa de 60 mil dólares, el monto que le prestaría el banco asociado, pero actualmente sólo le ceden menos de 30 mil dólares. “La modalidad era que tenías que depositar al estilo plazo fijo. El mínimo de los UVAS era de 200 a principios de 2018, lo que nos garantizaba acceder a una vivienda de 60 mil dólares”, explicó. 

Por un lado, la devaluación afectó de lleno en el poder de compra de los beneficiarios y por el otro, se dispararon los montos a depositar durante los doce meses que estipulaba el plan. Cerca de 30 mil se quedaron el camino por los efectos de la crisis económica, por no poder pagar la cuota pero también por haber perdido su fuente laboral para solventarla. Los otros 10 mil, después de haber ahorrado durante 12 meses, tampoco tienen asegurada la casa propia.

Puntualmente, lo que ellos piden es que se actualicen los valores a la inflación de hoy, que se alineen los requisitos del programa con los bancos y que se pongan tasas acordes a los ingresos solicitados. ”Pedían tener un ingreso mensual de hasta 45 mil por familia. Hoy prestan hasta 25 mil dólares con ese sueldo. No existe propiedad a ese valor”, advirtieron en las redes sociales al denunciar la “incoherencia con el programa”. “Los bancos asociados no saben cómo continuar y no hay información oficial”, agregaron. 

El grupo envió dos cartas que no obtuvieron respuestas y recién el viernes pasado, cuando se movilizaron hacia Secretaría, los convocaron para dar explicaciones. Sin embargo, aseguran que no les garantizaron ninguna solución para su problema. “Era una manera de conformarnos, pero nos dijeron que ellos no pueden hacer nada para bajar las tasas porque eso depende del banco. Como contrapartida, propusimos aumentar los subsidios con el dinero de los otros 30 mil que se quedaron en el camino pero tampoco quisieron”. 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ