Un cordobés murió tras ser asaltado en una playa de Salvador de Bahía, Brasil
Puñaladas fatales en el paraíso
Luis Daniel Barizone, de 65 años, quiso evitar que le robaran el celular a su esposa y fue apuñalado, mientras paseaba por el Faro de Itapua con su mujer y su hija. Aún no hay detenidos.
Luis Daniel Barizone y su esposa en el Faro de Itapua.Luis Daniel Barizone y su esposa en el Faro de Itapua.Luis Daniel Barizone y su esposa en el Faro de Itapua.Luis Daniel Barizone y su esposa en el Faro de Itapua.Luis Daniel Barizone y su esposa en el Faro de Itapua.
Luis Daniel Barizone y su esposa en el Faro de Itapua. 

Un turista argentino de 65 años fue asesinado a puñaladas delante de su esposa y su hija en la ciudad brasileña de Salvador de Bahía por dos delincuentes que le robaron sus teléfonos celulares y 200 reales, informó el cónsul adjunto, Santiago Trasmonte. Se trata de Luis Daniel Barizone, quien vivía en la ciudad de Córdoba y había viajado como turista a esa ciudad, ubicada en el noreste de Brasil, junto a su mujer y su hija de 25 años. 

Trasmonte dijo que el hecho ocurrió el martes por la noche en la playa Faro de Itapua, donde la familia estaba caminando cuando dos delincuentes los interceptaron para robarles. De acuerdo con su relato, uno de los asaltantes blandía un arma blanca y hubo un forcejeo al robarle la riñonera que llevaba alrededor del torso la esposa de Barizone. Según Trasmonte, el hombre quiso evitar el robo y cayó al piso, tras lo cual recibió varias puñaladas que le ocasionaron la muerte casi en el acto.

En ese instante se desató el caos. Los que estaban en la playa, turistas y locales, empezaron a acercarse al lugar del ataque mientras otros corrían en busca de ayuda de algún médico de la zona. Una enfermera, que vive a unos cicuenta metros del lugar del crimen, escuchó los gritos de la pareja y de la hija de la víctima y salió de su casa para intentar ayudar a Barizone. “Oí gritos. Me di cuenta de que las mujeres que gritaban no eran brasileñas porque hablaban en otro idioma. Seguro eran la mujer y la hija de este hombre. Estaban pidiendo auxilio. Cuando llegué, él ya llevaba bastante tiempo tirado ahí. Le hice primeros auxilios y después vino la ambulancia y Los médicos se hicieron cargo de atenderlo. La atención fue muy buena, pero no pudimos salvarlo. Ya no se podía hacer nada”, afirmó la enfermera en declaraciones a la cadena O Globo.

Un testigo presencial llamó a la ambulancia y los médicos intentaron reanimarlo, pero el turista ya estaba fallecido a raíz de las lesiones sufridas. Los delincuentes huyeron del lugar con los teléfonos celulares y 200 reales y eran buscados por la policía local. Todavía no fueron detenidos.

Trasmonte añadió que la autopsia se realizó ayer a la mañana y la esposa y su hija fueron ayer a la tarde a la morgue de Salvador de Bahía para realizar los trámites para que les entreguen el cuerpo. 

Se trató del primer crimen de la temporada de un turista argentino en Salvador, en una playa es conocida por sus puestas de sol y que se hizo famosa por la canción “Tarde en Itapua”, de Vinicius y Toquinho. La zona está considerada “peligrosa” para pasear durante la noche y las autoridades emitieron comunicados para que los turistas vayan a la sin celulares ni objetos de valor. “La policía colaboró, pero hace falta más seguridad. Ellos saben que va el turista”, se quejó Emilia Cano, esposa de Barizone, y relató que en medio del dolor por la pérdida se encontraban realizando los trámites para regresar al país.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ