Lavado de activos por el caso Popea
Joyas y narcotráfico
El hijo, sin ingresos, había adquirido una joyeríaEl hijo, sin ingresos, había adquirido una joyeríaEl hijo, sin ingresos, había adquirido una joyeríaEl hijo, sin ingresos, había adquirido una joyeríaEl hijo, sin ingresos, había adquirido una joyería
El hijo, sin ingresos, había adquirido una joyería 

 La Cámara Federal de Apelaciones de Rosario confirmó el procesamiento por lavado de activos de Leonardo Popea, el hombre de 62 años que fue condenado hace dos años por narcotráfico, y de sus hijos, uno de los cuales adquirió con 25 años y sin ingresos demostrables una joyería, y era propietario de inmuebles y titular de una cuenta por 3.8 millones de pesos, reza la acusación.

La sala B de la Cámara rosarina ratificó el fallo de primera instancia por el cual Leonardo Popea fue procesado por lavado de activos, como desprendimiento de un juicio por narcotráfico en el que resultó condenado a 8 años de prisión en marzo de 2017 y dónde también fueron sentenciados otros 11 integrantes de la banda.

Según el proceso abreviado de abril de 2017, Popea fue condenado como organizador de una banda dedicada al narcotráfico, en una causa iniciada en 2013 en la que los investigadores le descubrieron una cocina con 29 kilos de cocaína, 100 kilos de elementos diversos para estirar la droga y 57 litros de precursores químicos en Manuel Ugarte al 700, de barrio Tango.

Como desprendimiento de ese expediente, la Justicia federal inició una investigación por lavado de activos, en la que la Unidad de Investigaciones Financiera (UIF) es querellante. Allí también están involucrados sus hijos Alejandro Leonardo y Pablo Rodrigo Popea, y su pareja Fátima Viviana Aluy, quien en primera instancia fue sobreseída, aunque ahora la Cámara revocó esa decisión.

 

 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ