Condenan a un dirigente gremial por una manifestación
Sin derecho a la protesta
En Neuquén, un dirigente de los municipales fue condenado por un corte de calle tras una acusación de Cambiemos.
Santiago Baudino, del sindicato de municipales neuquinos, había protestado contra los despidos.Santiago Baudino, del sindicato de municipales neuquinos, había protestado contra los despidos.Santiago Baudino, del sindicato de municipales neuquinos, había protestado contra los despidos.Santiago Baudino, del sindicato de municipales neuquinos, había protestado contra los despidos.Santiago Baudino, del sindicato de municipales neuquinos, había protestado contra los despidos.
Santiago Baudino, del sindicato de municipales neuquinos, había protestado contra los despidos. 

En la provincia que a mediados de los ‘90 dio origen a los cortes de ruta en Cutral Co, la Justicia avanza contra el derecho a la protesta de sus trabajadores. El juez de garantías Mauricio Zabala condenó al titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Neuquén (Sitramune), Santiago Baudino, por “entorpecimiento del normal transporte por tierra”. Según el magistrado, se había afectado el derecho al libre tránsito “en horario complejo” y “en el centro de la ciudad”. Desde la oposición, referentes del kirchnerismo y de la izquierda repudiaron el fallo, al que calificaron como un intento de “criminalizar la protesta”. “Es un vergonzoso antecedente judicial que considera el ejercicio del derecho constitucional de peticionar como un delito”, señalaron desde Unidad Ciudadana Neuquén. La CTA neuquina repudió la resolución.

El 8 y el 11 de septiembre de 2017, el Sitramune realizó una manifestación frente al Palacio Municipal en reclamo de la reincorporación de 33 mujeres despedidas que prestaban servicio en el área de Desarrollo Social. El municipio, a cargo del intendente radical Horacio “Pechi” Quiroga, decidió iniciar una acción judicial contra los trabajadores por interrumpir la libre circulación. Si bien el Ministerio Público Fiscal desistió de sostener la acción, el juez Zabala decidió continuar la causa impulsada por la querella del municipio, a cargo del abogado Javier Pino.

Quiroga salió a festejar la decisión de Zabala, en línea con el discurso de mano dura antiprotestas que viene llevando adelante hace años y que sintoniza con el de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Calificó el fallo como “histórico” y sostuvo que “marca un antes y un después” a nivel provincial y nacional. “Por fin un juez interpreta cabalmente lo que marca el Código Penal, anteponiendo el interés general y el bien común al interés de un sector que tiene como costumbre utilizar la violencia y la prepotencia para imponer la sinrazón”, agregó el dirigente radical, que en las últimas elecciones a gobernador quedó tercero con el 15 por ciento de los votos. 

Tanto el intendente como el concejal de Cambiemos Mario Lara apuntaron contra los fiscales Pablo Vignaroli y Valeria Panozzo, quienes consideraron que no había delito y decidieron no impulsar la acusación. “Hay que revisar las conductas de los fiscales que naturalizan estos hechos de violencia”, señaló Quiroga, otra vez en línea con la Casa Rosada y el Presidente, que cuestionan públicamente a los integrantes de la Justicia cuando no actúan como les conviene.

En rechazo al fallo, Baudino denunció que se trata de “una clara persecución” contra el gremio y detalló que “era una época electoral y a Quiroga le subía puntos mostrarse duro con los gremios para sumar votos”. Si bien habían sido acusados otros integrantes del sindicato, sólo se lo condenó a Baudino. 

El diputado nacional del FpV Darío Martínez aseguró que el intendente “persigue a los trabajadores y en éste caso a un dirigente sindical que no hace otra cosa que defender los derechos de sus compañeros y compañeras de trabajo”. Para el dirigente kirchnerista, Quiroga al igual que Mauricio Macri, y con la complicidad de algunos jueces, “intenta amedrentar y disciplinar a los trabajadores que se animan a pelear por sus derechos, a aquellos que se animan a plantarse ante las injusticias”.

Desde el Frente Neuquino, que lidera el ex intendente Ramón Rioseco, se solidarizaron con Baudino y afirmaron: “El fallo es contrario al sentido común, y condena la historia de las luchas populares de nuestra provincia. Los delitos penales requieren la intención de cometer un ilícito, nunca una protesta puede criminalizarse”, señalaron los diputados provinciales del frente, Mariano Mansilla y Eduardo Fuentes.

“Quieren imponer el ajuste criminalizando la protesta social”, alertó el diputado provincial Raúl Godoy, del FIT, quien presentó en la Legislatura un proyecto de declaración.

“Rechazamos las prácticas antisindicales del municipio de Neuquén”, señalaron desde Nuevo Encuentro Neuquén, y agregaron que la empresa Pecom S.A. violó la tutela sindical al despedir sin indemnización a un delegado gremial de la sede de Añelo, lo que provocó que los trabajadores de esa filial se quedaran sin representantes gremiales. “Estamos convencidas y convencidos de que la organización sindical de los trabajadores, además de estar en nuestra Constitución, debe ser una práctica de defensa cotidiana”, asegura el comunicado firmado por Rodolfo Canini y Asunción Miras Trabalón.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ