Ahora Carrió denunció a D’Alessio por enriquecimiento ilícito
Para defenderse no hay nada mejor que un ataque
La diputada admitió que conoció al falso abogado, pero jura que lo vio sólo una vez. La causa la tiene Servini de Cubría y el fiscal es Marijuan.
Elisa Carrió denunció penalmente a Marcelo D’Alessio por enriquecimiento ilícito y evasión.Elisa Carrió denunció penalmente a Marcelo D’Alessio por enriquecimiento ilícito y evasión.Elisa Carrió denunció penalmente a Marcelo D’Alessio por enriquecimiento ilícito y evasión.Elisa Carrió denunció penalmente a Marcelo D’Alessio por enriquecimiento ilícito y evasión.Elisa Carrió denunció penalmente a Marcelo D’Alessio por enriquecimiento ilícito y evasión.
Elisa Carrió denunció penalmente a Marcelo D’Alessio por enriquecimiento ilícito y evasión. 
Imagen: DyN

Dicen que la mejor defensa es un ataque y, claro que sí, de eso sabe Elisa Carrió. La líder de la Coalición Cívica (CC) denunció penalmente al falso abogado Marcelo D’Alessio, con quien solo reconoció una reunión “en el bloque” y dijo que le parecía una persona “delirante”. “Tengo 25 años de operaciones encima”, sostuvo la aliada oficial. Su denuncia apunta a investigar a D’Alessio por presunto enriquecimiento ilícito y busca presentarlo como una persona cercana al kirchnerismo y no a su espacio político. La presentación, en donde muestra un notable conocimiento de los bienes de D’Alessio, recayó en el juzgado de María Romilda Servini de Cubría y el fiscal que deberá evaluar la denuncia es Guillermo Marijuan. 

En el entorno de Carrió sostuvieron que la denuncia contra D’Alessio no tiene relación con el avance de la investigación del juez Alejo Ramos Padilla, que está auditando las relaciones del falso abogado con Carrió y su entorno. “La presentó cuando reunió el material”, aseguraron cerca de la dirigente, que admitió un solo encuentro con D’Alessio: “Lo vi una vez en el bloque y ya me pareció delirante. Me parece que es delirante y extorsionador. Estuve cinco minutos con él y no me pareció creíble. Tengo 25 años de operaciones encima”. Los audios y mensajes de D’Alessio aluden a una relación más continua y cercana con Carrió y con Paula Oliveto. 

En la denuncia que presentó contra D’Alessio en Comodoro Py quedó claro que lo que busca Carrió es vincular al presunto extorsionador y espía con el kirchnerismo. También acusó al ex titular de la AFIP Ricardo Etchegaray de supuesto encubrimiento agravado. Carrió indica que D’Alessio fundó con su esposa en 2004 una inmobiliaria llamada Plaza Madero Inversora y que en 2017 formó con un socio la empresa Natural Trout SRL, dedicada a la pesca. La dirigente cívica sostiene que esta empresa compartía la dirección con otra del ex chofer de los Kirchner, Rudy Ulloa y con Marcelo Mallo. Este último es el ex titular de Hinchadas Unidas Argentinas. No presenta otras pruebas de su supuesta vinculación con esos personajes más que tenían empresas dedicadas a la misma actividad, pero le alcanza para incluirlos.

Carrió aseguró, además, que D’Alessio dedicó “parte de su tiempo a la actividad de las carreras de TC Mouras, promovido por publicidades abonadas con el erario (Programa de TV 678) y de Aerolíneas Argentinas, por entonces a cargo del Dr (Mariano) Recalde”. Fuentes vinculadas al ex programa de Canal 7 indicaron a este diario que nunca hubo pagos a un circuito de TC y que no tuvieron contacto con D’Alessio. Lo mismo dijo la gente de Recalde. 

Todos estas supuestas vinculaciones aparecen incluidas en la denuncia más para intentar pegar a D’Alessio al kirchnerismo que para justificar el delito que se le imputa, que es presunto enriquecimiento ilícito y evasión. De hecho, no parecen tener conexión con la parte del escrito dedicada propiamente a la acusación: Carrió termina señalando que como D’Alessio fue funcionario público –en Enarsa, tanto en el kirchnerismo hasta que lo echaron en 2014 como un breve tiempo traído de nuevo por Cambiemos– se debe investigar dónde obtuvo su patrimonio, que Carrió expone con un sorprendente detalle. Indica que mientras trabajaba para el Estado compró 24 vehículos, incluyendo marcas como Ferrari, Mercedes Benz y BMW. 

La diputada sostiene en la denuncia que la AFIP habría tenido en 2013 “constancias fehacientes de sus desajustes entre declaraciones de impuesto a las ganancias y bienes personales, por montos superiores a los 500.000 de pesos”. También indica que D’Alessio nombró para sus trámites de contabilidad ante la AFIP a un apoderado vinculado a una persona que está prófuga por utilizar información interna de la AFIP para amparar evasores. La causa por ese delito la instruye nada menos que la jueza Sandra Arroyo Salgado. Carrió solicitó que se analicen las actuaciones de las AFIP sobre D’Alessio entre 2009 y 2015 y que se levante el secreto bancario sobre el falso abogado para conocer todos sus movimientos de cuentas. 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ