El presidente de la Corte de fiesta con Fabián Rodríguez Simón
Piedra libre a Carlos Rosenkrantz en la boda de la hija del principal operador judicial de Mauricio Macri
"Ser empieza a generalizar la desconfianza de que servimos a intereses distintos al derecho", había dicho el presidente de la Corte al inaugurar el año judicial. ¿Por qué será?

Amigos son los amigos, pero la mujer del César no sólo debe ser honrada sino también parecerlo.

Seguramente Carlos Rosenkrantz tiene en cuenta todo esto pero a veces se escapan algunos detalles. 

Como el que deja al desnudo el siguiente hilo de la periodista de Página/12 Irina Hauser:

 

 

 ¿Hablará de todo esto Carlos Rosenkrantz en la inauguración del año judicial 2020?

Seguramente no. Para ello tendrían que confluir varios factores. El primera, que él siga siendo el Presidente de la Corte Suprema. El segundo, que sufra algún contratiempo su relación con Fabián Rodríguez Simón (Pepín para los amigos), el operador judicial que terminó siendo imprescindible para Mauricio Macri y también para Rosenkrantz, por qué negarlo. Después de todo fue Pepín el redactor del famoso decreto que depositó al abogado del establishment en su sillón de la Corte, y el ideólogo del desplazamiento de Ricardo Lorenzetti para que su amigo se quede con la titularidad del cuerpo.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ