Los mejores estrenos queer en cable y Netflix
Seriefilia
Regresa “Orange is the new black” con menos cárcel y más lesbianismo. “She Ra” renueva silueta andrógina y millennial y “Batwoman”, la murciélaga torta ya tiene serie propia. Desde España, imperdible la segunda temporada de “Elite”. Y además una ntología de ciencia ficción para la platea lgbtiq .

MAGIC HOUR

La superestrella Indya Moore, conocida por todes por su maravillosa participación en “POSE”, se encuentra produciendo una serie de antología de ciencia ficción centrada en personas de la comunidad lgbtiq. Siendo ella misma una gran fanática del género, Moore declaró que “estamos muy poco representados también en la ciencia ficción y eso nos dice lo poco que existimos en la imaginación de los creadores”. Por eso mismo, y con la ansiedad que la caracteriza y que ya nos contagió, decidió tomar la posta sin pedir permiso: el primer episodio será una reversión de Frankenstein, el clásico de Mary Shelley, protagonizado por ella misma como una mujer que se despierta en Tokio tras haber sido cortada, unida de nuevo y sin recuerdos, ni de su identidad ni de las habilidades básicas del lenguaje. “Creo que es un mapa muy interesante”, continúa Moore: “¿Cómo es la identidad de género o el desempeño? ¿Es una actuación?”. Eso y mucho más es lo que trae su estreno: la observación de un ser humano adulto independizado de todo aquello que la sociedad le asignó al nacer.


SHE-RA 

Pese a la furia de una generación adulta de fanáticos de “She-Ra”, que pretendían imponer que la princesa del reboot no cambie su estética corporal clásica de los años 80 por temor a no calentarse con su nueva imagen andrógina, la primera temporada de la heroína encargada de devolver la paz a Etheria no solo encantó a los seguidores de la serie retro, también ganó miradas de niños y adolescentes que desconocían el programa original. Los ojos de la showrunner Noelle Stevenson, la creadora de la historieta queer Lumberjanes, magnificaron a la enésima potencia el carácter gay que sobrevolaba en el aire de la serie ochentosa: el unicornio ahora se llama Swift Wind, por los vientos de la revolución, y sale, como él anuncia orgulloso, a derribar las puertas de los establos opresores, pidiendo “libertad, igualdad y heno para todos”. Atrás quedó el diseño hegemónico y vedetongo del personaje para darle lugar a la diversidad de etnias y cuerpos de todos los tamaños, sumándole además romances torteriles que, aunque aún tímidos, prometen desarrollarse y explotar en la segunda temporada que llegará a Netflix el 26 de abril para ser devorada de un tirón al grito de “¡Por el poder de Grayskull!”


EVERYTHING’S GONNA BE OKAY

El joven comediante y guionista australiano gay Josh Thomas generó una empatía apasionada en los seriéfilos argentinos cuando Netflix compró “Please Like Me” en 2017. Regalándonos, entre tantas escenas gays inolvidables, aquella donde Arnold practicaba cómo anunciarle a su padre que era puto, cantando el tema Chandelier de Sia. Amigo muy cercano de Hannah Gadsby, quien también tuvo su personaje en aquel gran programa, confirmó hace muy poco que su nueva serie saldrá a la luz en 2019. “Everything´s Gonna Be Okay”, producida por Freeform y Avalon, será protagonizada por Josh Thomas, Kayla Cromer, Maeve Press y Adam Faison. Con una duración de 10 capítulos de media hora, la historia nace cuando un neurótico de 25 años que vive con su familia debe hacerse cargo de su casa y sus hermanas adolescentes al enfermar gravemente su padre. Una persona que no puede ni controlar sus propias emociones ahora tiene que sostener no solo las emociones ajenas, sino también dirigir la vida diaria de un hogar que se cae a pedazos. 


NOW APOCALYPSE

Hace meses que las redes arden en torno a la especulación entre el romance de los personajes que encarnan los actores Avan Jogia y Tyler Posey para el estreno de la serie “Now Apocalypse”. Jogia le dará vida a Ulysses, quien junto a un grupo de amigos en Los Angeles intentará buscar sexo, fama y diversión, hasta que una secuencia de inesperados sucesos cambie el rumbo de los planes originales. Junto a Posey, quien aún desconoce la profundidad del romance por el que atravesarán sus días tras coquetear con la estrella de Teen Wolf, la pareja tendrá que atravesar airosa una cantidad importante de premoniciones, avatares y sueños turbios que los acecharán sin pausa, abandonando la idea de un amor adolescente e inocente para transformar sus vivencias en el protagonismo de un apocalipsis extraño, monstruoso -en el más bello de los sentidos- y con tintes bastante bizarros, prometiendo crear una comedia queer con ambiciones y altas chances de conquistar al gran público.


ELITE

La segunda temporada de Elite es la serie web española que desde que se estrenó, en octubre de 2018, viene cosechando fans y haciendo saltar la grilla de las tiras dedicadas al mundo adolescente/lgbtiq. La vida de Samuel, Nadia y Christian, la relación entre Ander -hijo de la directora de su escuela- y su novio Omar -también alumno y dealer oficial de las drogas que circulan por los muros del topísimo colegio de Las Encinas-, continuará explorando los placeres de ser joven y queer en un ámbito en el que no se encaja de ninguna forma, además del flagelo del bullying, las drogas, los crímenes, el poliamor o el vih, que en la tira escapa a todo prejuicio y lugar común a la hora de plantear la seropositividad en adolescentes. Para esta nueva temporada se sabe que participarán tres nuevxs estudiantes: Cayetana, Valerio y Rebeca y uno de los posibles ejes principales será la cotidianidad, el sexo y la supervivencia en la cárcel, luego del final abierto del último capítulo.


ORANGE IS THE NEW BLACK

A partir de 2013, trece horas al año nos encerramos en una cárcel de mujeres junto a Piper, Nicky, Taystee, Boo y compañía. Basada en las memorias de Piper Kerman, “Orange is The New Black” retrató con crudeza pero sin sadismo la cotidianidad de un penal donde los primeros días se viste de naranja furioso. Luego de seis temporadas, la serie producida por Jenji Kohan llega a su fin habiendo tirado sobre la mesa toda clase de temas incómodos con responsabilidad pero no por eso con menos osadía. Qué será de la vida de Piper distanciada de las rejas, y de su reciente esposa Alex Vause, y cuál será el destino de las reclusas que quieren deportar serán algunos de los interrogantes que deberán ser resueltos en la séptima temporada que estrenará en Netflix a mitad de año.


BATWOMAN

En 2018 anunciaron que este año Batwoman, personaje de DC abiertamiente torta, tendrá por fin su propia serie en Warner Channel, producida por Greg Berlanti y Sarah Schechter. “Luchadora callejera lésbica y altamente entrenada que está armada con una pasión por la justicia social y un don para decir lo que piensa. Sin embargo, para convertirse en una verdadera heroína ella debe vencer a sus propios demonios”, entusiasma la sinopsis del futuro programa. La segunda gran noticia es que quien interpretará a la mujer murciélago será Ruby Rose. La modelo de ojos cristalinos que encendió las hormonas de Piper adentro de la cárcel, en la tercera temporada de “Orange is the New Black”. La actriz australiana, abiertamente lesbiana, como así lo buscaba Warner Channel, puso el cuerpo por primera vez en diciembre, cuando hizo una aparición en el crossover (cruce de universos) anual de los superhéroes de DC: Arrow, The Flash y Supergirl. “Es el sueño de mi infancia. Esto es algo que habría matado para verlo en televisión cuando era una joven componente de la comunidad LGTBI”, escribió Ruby Rose en su instagram. 


ABBY’S

Con un formato de serie de (muy) vieja escuela, esta comedia liviana con humor sencillo, gags obvios y de una simpleza que, francamente, no causa ninguna gracia, se compone de evidentes situaciones como las ya vistas en Friends, Cheers o cualquiera de las sitcoms clásicas, pero varias décadas después. La cosa es más o menos así: Abby es una bartender bisexual y latina que regentea un bar (que obviamente se llama “Abby’s”) en el patio trasero de una casa alquilada. El boliche es ilegal y tiene reglas extrañas como no utilizar celulares o tener que ganarse el asiento para poder beber lo que se desea (aunque nadie sabe bien el para qué de esas reglas), y además está habitado por las insoportables risas forzadas de la audiencia que presencia en vivo la grabación de los episodios. Por el momento, la identidad bisexual y latina de Abby, encarnada por Natalie Morales, se asoma como un pobre y mero recurso pink washinguero para captar otras audiencias, y desde su tráiler promocional y los adelantos ofrecidos, la artificialidad de sus personajes se hace difícil de soportar. Recién acaba de llegar a la pantalla: veremos, veremos, después lo sabremos. 


 

 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ