Opinión

Ejemplos

Conferencia de Abuelas, anunciando la restitución de la nieta 129. Guadalupe Lombardo.Conferencia de Abuelas, anunciando la restitución de la nieta 129. Guadalupe Lombardo.Conferencia de Abuelas, anunciando la restitución de la nieta 129. Guadalupe Lombardo.Conferencia de Abuelas, anunciando la restitución de la nieta 129. Guadalupe Lombardo.Conferencia de Abuelas, anunciando la restitución de la nieta 129. Guadalupe Lombardo.
Conferencia de Abuelas, anunciando la restitución de la nieta 129. Guadalupe Lombardo. 

Abuelas de Plaza de Mayo anunció el martes la recuperación de la identidad de la nieta 129. Un hecho sumamente positivo en medio de un escenario social y político caracterizado por la desolación y, en muchos casos, por la angustia.

En sí misma la restitución de la identidad de una persona sustraída de su familia por el terrorismo de Estado es una situación para aplaudir. Para celebrar la vida, pero también la tenacidad de la familia que persistió en la búsqueda y de las Abuelas que no cejan en su tesón por encontrar la verdad y la justicia.

En un territorio hoy sembrado por muchas muestras de escepticismo es importante destacar un hecho como el señalado porque es un ejemplo que se pone ante nuestros ojos. Una muestra de tenacidad y perseverancia de una familia y de una institución que, no obstante que hayan transcurrido 42 años, no bajaron los brazos. Habla de convicciones, de luchas, de entereza, de coherencia en los propósitos.

También es trascendente valorar, en toda su dimensión, el éxito obtenido. Los logros, por más difíciles que puedan aparecer, son siempre posibles cuando se buscan con honestidad y aplicando la inteligencia. Muchas veces ambas virtudes contribuyen incluso a superar los obstáculos de la falta de recursos y de los impedimentos que otras personas interponen para impedir que se llegue a buen término.

Son conductas que hay que admirar, de las que hay que aprender y que tienen que ayudar a iluminar la acción en tiempos difíciles en los que arrecia el desaliento y la desesperanza. Las Abuelas no resignan sus banderas, siguen firmen en sus propósitos, sin reparar en obstáculos o en limitaciones. La familia de la nieta cuya identidad fue restituida transitó el mismo camino.

Son ejemplos de vida transformados en lecciones, en enseñanzas. Por lo hecho, por el presente y por el futuro. Porque la memoria, la verdad y la justicia tienen sentido, ahora y siempre, y justifican todo lo que se haga y se construya para garantizarlas.

Son modelos solo equiparables a una fuente de agua en pleno desierto, que alimentan la esperanza y ayudan a recargar fuerzas en medio de un camino por momentos arduo y espinoso.

 

[email protected]

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ