Engañaron a la madre del niño tucumano que lloró por hambre
Un montaje de Cambiemos para tapar la pobreza

Analía Silva, la madre de Mateo, el niño cuyo pedido a los concejales de la localidad tucumana de Concepción se viralizó a principios de mes, cuando les increpó "Ustedes no hacen nada y nos morimos de hambre", sufrió una nueva frustración. Luego de que Mateo fuera noticia a nivel nacional y de que su madre pidiera un trabajo para dejar de cartonear, el intendente de Cambiemos, Roberto Sánchez, lo único que le ofreció fue participar en un video con la ropa del personal de mantenimiento de la terminal de ómnibus, como si estuviera trabajando, pero nunca le otorgó el empleo.

Analía volvió ayer al edificio de la intendencia para denunciar el engaño del que había sido víctima. En otro video , que también se viralizó en las redes, Analía aparece golpeando la puerta del intendente al grito de "dé la cara", mientras personal de seguridad permanece frente a ella. "Me han hecho hacer un teatro en la terminal. Me han hecho vestir con ropa de otro", denunció a los gritos la madre de Mateo. 

"Estoy sola. Me siento sola y, a veces, lloró de la bronca", lamentó Analía en diálogo con Radio Con Vos, donde contó lo ocurrido desde aquel reclamo agónico de Mateo. "Después de lo que pasó con Mateo me llamaron varias veces desde la intendencia para que fuera porque había trabajo para mí. Yo no quería ir porque pensé que era para problemas, me decidí, agarré mi mochila y fui". 
 

Analía explicó que el montaje, que la Intendencia hizo circular por los medios locales para aplacar la denuncia que había alcanzado repercusión nacional, ocurrió hace dos semanas. La mujer fue recibida por un director municipal que le dijo que había trabajo para ella y la llevaron a la terminal de Concepción, sin explicarle cuándo comenzaría a trabajar o cuánto iba a ganar. Una vez allí un hombre le aconsejó: "Antes de trabajar se tiene que rectificar con el intendente, darle las gracias, pedir disculpas. Usted no se haga problema, sonría, sonría", le pidieron antes de empezar la filmación. 

Por último, montaron la escena. Llamaron a una empleada de limpieza y le ordenaron que se sacara la ropa para prestársela a Analía. "Sacate, sacate, no te hagas problemas que esto no dura mucho. Traeme un escobillón, un trapo o algo", repitió la madre de Mateo las instrucciones de los responsables del montaje. 

"Fue hace dos semanas atrás", lamentó la mujer, quien desde entonces esperaba el llamado del intendente. La titular del Consejo Deliberante, Vanesa Cabrera, mientras tanto repetía en cuanta entrevista le hicieran que la intendencia estaba ayudando a su familia. 

"Sabe qué lindo hubiese sido si uno de los legisladores se hubiese puesto a disposición para darnos trabajo o ayudarnos con los problemas de vista de Mateo. A nadie le ha importado, ni siquiera al gobernador Juan Manzur", denunció Silva, quien agregó que desde el municipio encabezado por Sánchez se sigue acercando gente para decirle que "se deje de hacer quilombo". 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ