Un puesto de control de las fuerzas de seguridad afganas fue atacado por error
Por un bombardeo de EE.UU. mueren 17 policías
La operación aérea de las fuerzas de apoyo de Estados Unidos fue una respuesta a un ataque cometido por los talibanes en Helmand.
Fuerzas de seguridad afganas montan guardia cerca de lugar del ataque en Helmand, Afganistán.Fuerzas de seguridad afganas montan guardia cerca de lugar del ataque en Helmand, Afganistán.Fuerzas de seguridad afganas montan guardia cerca de lugar del ataque en Helmand, Afganistán.Fuerzas de seguridad afganas montan guardia cerca de lugar del ataque en Helmand, Afganistán.Fuerzas de seguridad afganas montan guardia cerca de lugar del ataque en Helmand, Afganistán.
Fuerzas de seguridad afganas montan guardia cerca de lugar del ataque en Helmand, Afganistán. 

Al menos 17 policías murieron y otros 14 resultaron heridos tras un bombardeo de Estados Unidos en la insegura provincia de Helmand, en el sur de Afganistán, informaron ayer fuentes oficiales que, dijeron, están investigando cómo fueron causadas las bajas.

Según fuentes del Gobierno regional, las muertes fueron provocadas por un ataque de las Fuerzas Aéreas estadounidenses, que por error bombardearon un puesto de control de las fuerzas afganas. “Anoche, las fuerzas estadounidenses atacaron por error a las fuerzas de seguridad afganas matando a 17 policías e hiriendo a otros 14 oficiales”, dijo el jefe del Consejo Provincial de Helmand, Attaullah Afghan. Los ataques aéreos, dijo Afghan, “se llevaron a cabo anoche alrededor de las 20.00 en el distrito de Nahr-e-Saraj de la provincia durante un enfrentamiento entre la Policía y los talibanes”.

La operación aérea de las fuerzas de apoyo de Estados Unidos fue una respuesta a un ataque acometido por los talibanes contra un puesto de control de seguridad en una carretera de la provincia. Según el jefe del Consejo Provincial, la Policía había llegado antes del bombardeo para hacer retroceder a los insurgentes. Hasta el momento las autoridades no han ofrecido una versión oficial sobre las causas de las muertes o el número total de bajas.

Durante  los intensos combates con los talibanes en Lashkar Gah, en la provincia de Helmand, “nuestros socios afganos pidieron un apoyo aéreo de precisión”, indicó el portavoz del ejército estadounidense en Afganistán, el coronel David Butler. Explicó que una “unidad de coordinación afgana había señalado y confirmado que las zonas estaban libres de fuerzas amigas”, pero que “desgraciadamente no era así y ocurrió un trágico accidente”.

“Fuerzas de seguridad afganas y combatientes talibanes murieron durante estos bombardeos”, añadió sin adelantar un balance. “Lamentamos estas trágicas pérdidas de vidas de nuestros socios” y “examinamos el malentendido para asegurarnos que no se repita”, añadió el coronel Butler. El portavoz del gobernador de Helmand, Omar Zwak, confirmó.... los enfrentamientos entre la Policía y los talibanes, así como los ataques aéreos en apoyo de la Policía. “Todavía estamos investigando cómo murieron los policías. De momento no se puede confirmar que el 100 por ciento de los oficiales haya muerto por el bombardeo”, dijo. El portavoz de Ministerio de Interior, Nasrat Rahimi, informó del ataque a través de su cuenta en Facebook confirmando la versión de que el ataque aéreo fue hecho en apoyo a los agentes del puesto de control.

Helmand es una de las provincias más inseguras de Afganistán, en la que los atentados o ataques a objetivos militares  son frecuentes.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ