Principal RADAR NO Turismo Libros Futuro CASH Sátira


MAS DE 30 MIL ALUMNOS DE LA UBA NO TIENEN COBERTURA MEDICA
Para cubrir a los estudiantes

Los consejeros estudiantiles presentaron un plan para que la UBA dé asistencia médica a sus 220 mil alumnos, como exige el estatuto.

 

 

univer01.gif (3564 bytes)

Por Marina Caporale

t.gif (862 bytes) Más de treinta mil alumnos de la UBA carecen de cobertura médica, pese a que el estatuto universitario afirma que es obligación de la casa de estudios “procurar que los estudiantes cuenten con alimentación y alojamiento adecuados y asistencia médica gratuita”, según reza el artículo 71. Para llenar este vacío, los representantes estudiantiles ante el Consejo Superior acaban de presentar un proyecto para que los 220 mil estudiantes de la universidad porteña puedan atenderse en forma gratuita o con descuentos en los hospitales universitarios y afiliarse a la obra social de los docentes y no docentes (Dosuba). La idea fue propuesta por el consejero Diego Gallotti (Alianza-Frepaso) y cuenta con el apoyo de los gremios de los profesores y del personal. “La universidad es un organismo público y debe brindar este servicio en forma gratuita a los alumnos que lo necesiten”, reclamó Gallotti, estudiante de la carrera de Biología. Para las autoridades de la UBA, el proyecto sólo sería viable con un aumento del presupuesto (ver recuadro).
“Cuando tengo que ir al médico por alguna cosa simple voy a un hospital público y pago un bono por la consulta. Pero hay cosas más caras que no puedo hacer, como las lentes de contacto, porque necesito un médico que me conozca y una obra social que se haga cargo de los gastos”, se lamentó Hernán Suárez, alumno de Diseño de Imagen y Sonido. Hernán forma parte del 17 por ciento de los alumnos de la UBA que, según el último censo de estudiantes (fechado en 1996), no tiene obra social ni cobertura médica alguna. Hace tres años, los “descubiertos” eran 31.800 sobre un total de 183 mil alumnos. Hoy, la población estudiantil de la UBA ronda las 220 mil personas. “Y el porcentaje debe haber subido al 20 por ciento”, estimó, en diálogo con Página/12, Luis Schkolnik, responsable de la Dirección de Salud y Asistencia Social de la UBA, donde cada año 17 mil alumnos realizan un examen de salud obligatorio.
“En general, se trata de una población sana. Las patologías más comunes son auditivas y posturales –contó Schkolnik–. También atendemos muchas consultas en odontología, oftalmología, ginecología y trastornos de la alimentación.” Cada turno, en la Dirección de Salud, cuesta entre cinco y diez pesos. Según Schkolnik, hoy sería imposible atender a todos los alumnos en forma gratuita, porque el dinero que se recauda apenas alcanza para mantener el funcionamiento del departamento.
“La atención gratuita es una deuda de la universidad con sus estudiantes. Si los problemas de presupuesto impiden que sea una prestación sin cargo, al menos hay que garantizar que los que no tienen cobertura puedan contar con descuentos importantes en los centros de salud universitarios”, dijo Gallotti, militante del Movimiento Nacional Reformista. El proyecto de resolución ya fue presentado ante el máximo órgano de gobierno de la UBA, el Consejo Superior, donde se decidió transferirlo a las comisiones de presupuesto, de interpretación y reglamento, y de bienestar estudiantil, para estudiar las posibilidades de aplicarlo. Pero Gallotti teme que “se quede estancado, porque aprobarlo implicaría un gasto más para la universidad”.
Las principales propuestas del proyecto son tres: primero, garantizar a los estudiantes que reciben las becas de ayuda económica de la UBA la atención gratuita en la Dirección de Salud, el Hospital de Clínicas, en el servicio odontológico de la Facultad de Odontología, y en los institutos de Oncología Angel Roffo, de Investigaciones Médicas Alfredo Lanari y de Tisioneumonología Raúl Vaccarezza. En segundo lugar, instrumentar un sistema de salud para los alumnos sin cobertura médica, que incluya la atención en los mismos establecimientos al 50 por ciento del costo habitual. Y, por último, que se modifique el estatuto de Dosuba para que puedan afiliarse los alumnos y no sólo docentes y no docentes.
“A mí me gustaría poder afiliarme a Dosuba –se entusiasmó Cecilia Guerín, una estudiante de Filosofía–. Así estaría segura de que, si tengoalguna urgencia o necesito operarme, me van a atender como corresponde, sin hacer las colas que hago ahora en los hospitales públicos”, dijo. La reforma de la obra social es apoyada por los gremios Aduba y Apuba. Ambos proponen cambiar el estatuto de Dosuba, dependiente del Rectorado, para que los docentes y no docentes también participen en la toma de decisiones. “Cuando Dosuba sea una obra social de los trabajadores, va a tener más capacidad ejecutiva para resolver problemas –dijo Daniel Ricci, secretario adjunto del gremio docente–. Entonces, vamos a analizar cómo incorporar a los estudiantes. Hay que hacer un estudio para ver cuántos estarían dispuestos a afiliarse, cuánto costaría la cuota y cómo sería el sistema de pago.”

En problemas

“El estatuto universitario me parece fantástico, pero si hoy la UBA tuviera que garantizar alquiler y comida a cada uno de sus alumnos estaría en graves problemas”, aseguró a Página/12 Martín Marcos, secretario de Extensión y Bienestar Estudiantil. Con respecto al proyecto presentado por los consejeros estudiantiles, aseguró: “Para que no sea una mera cuestión declarativa, sería necesario pedir un aumento del presupuesto oficial”, dijo y agregó: “No es cierto que los alumnos de la UBA estén a la buena de Dios. Con poco dinero hacemos mucho por la salud de nuestros estudiantes. En el centro de salud, el año pasado se atendieron 1664 consultas. Por aranceles mínimos, se vacuna y se dan asistencia psicológica y talleres sobre sexualidad y alimentación. También se trabaja sobre prevención de accidentes y enfermedades”.

LA UNLP Y LA CRUJIA DICTAN UNA MAESTRIA EN CONJUNTO
Un posgrado para comunicadores


t.gif (862 bytes)  “Queremos formar gestores de la comunicación y la información no sólo dirigidos a los medios, sino también más allá de ellos”, asegura Washington Uranga, director de la Maestría en Planificación y Gestión de Procesos Comunicacionales (Plangesco), que la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata y la ONG La Crujía lanzan por cuarto año consecutivo.
“La comunicación atraviesa la cultura y los espacios en los que trabajamos. Con esta maestría pretendemos abrir otras voces investigadoras, nuevas búsquedas que hagan brotar desde las grietas del sistema procesos comunicativos democráticos y plurales”, explica Uranga. Dirigida a periodistas, comunicadores sociales y personas que trabajan en proyectos comunicacionales, culturales, políticos o comunitarios, la maestría Plangesco es un proyecto conjunto de cinco países (Brasil, Colombia, Chile, México y Argentina). Su objetivo es “formar comunicadores sociales que puedan pensar la comunicación para y desde las políticas públicas, el tercer sector, las organizaciones educativas, las asociaciones civiles y las empresas”, detalla su director.
El plan de estudios incluye 17 materias, divididas entre obligatorias y optativas. Algunas de ellas son Estado y procesos sociales, Taller multimedial, Economía y administración, Epistemología y procesos científicos, Narrativa audiovisual, Semiótica de los medios y Procesos políticos y medios de comunicación en Argentina. Además de Uranga, el plantel docente del posgrado integra, entre muchos otros, a Walter Miceli, José María Pasquini Durán, Héctor Schmucler, Jorge Rivera y también con expertos del exterior como Jesús Martín Barbero, Armand Mattelart y Regina Festa.
“Quienes hacemos esta maestría tenemos una fuerte inquietud por transformar la sociedad. Hay un espíritu crítico respecto de las lógicas sociopolíticas y económico culturales hegemónicas, tanto entre los docentes como entre los alumnos”, afirma Uranga. La duración del posgrado es de dos años (1200 horas académicas) y, para aprobarlo, requiere la presentación de una tesis de investigación. Los interesados pueden dirigirse a La Crujía (Tucumán 1993, Tel. 4375-0664/0376) o a la Facultad de Periodismo de la UNLP (calle 44 Nº 676, Tel. 0221-483-7288/482-9920). La inscripción cierra el próximo viernes.

 

¿Huelga?
Mientras un sector del gremio docente universitario –Conadu– convocó a un paro nacional para los días 28 de mayo y 7, 8 y 9 de junio, otro sector advirtió que no hay ninguna medida de fuerza prevista. La Conadu está escindida desde fines de 1998, cuando se frustró la elección del nuevo secretario general. El antiguo titular del gremio, José Luis Molina, se arroga la conducción y convocó al paro, apoyado por las universidades de La Plata, Catamarca, Tucumán, Misiones y otras. Los gremios de las universidades de Buenos Aires, Rosario, Mar del Plata y Luján, entre otras, desconocen a Molina y quieren realizar otros comicios, tal como juzgó el Ministerio de Trabajo que debe hacerse.

EL DATO. La violencia irreversible
La Secretaría de Extensión de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) organiza el taller “¿La violencia es un hecho irreversible de la cultura de fin de siglo?”. El curso empieza mañana, a las 19, en la Escuela del Siglo Nuevo (Olleros 3855). Informes: 4553-9689/4872.


La cultura se acuesta en el diván de Psicología

univer01.jpg (6094 bytes)

Un nuevo centro cultural, abierto al público, funcionará en la UBA desde junio, coordinado por Barney Finn, Agustín Alezzo, Clorindo Testa y otros.

Por M.C.

t.gif (862 bytes) “Cuando todo parece depender de los recursos económicos, la cultura se cuela y hace crecer grandes proyectos.” Así festejó el decano de la Facultad de Psicología, Raúl Courel, la creación del Centro Cultural Universitario dependiente de esa unidad académica de la UBA. El flamante centro ya abrió la inscripción para sus cursos y talleres de teatro, fotografía, video, flamenco, rock & roll y narrativa, entre otros, que empezarán a dictarse la semana que viene. También se organizarán exposiciones de arte y ciclos de cine, música y teatro. Agustín Alezzo, Oscar Barney Finn, Mauricio Wainrot, María Esther de Miguel y Clorindo Testa integrarán el consejo asesor del centro y coordinarán sus actividades.
“La creación de este espacio es una audacia, posible en un ámbito adecuado para las manifestaciones artísticas de calidad”, dijo Alezzo, director teatral. “Es muy importante que, en esta época de crisis en la universidad, se pueda hablar de un centro cultural. Con este proyecto pretendemos que lo público sea un espacio de calidad y jerarquía. No una mala palabra”, dijo Eduardo González, del centro de estudiantes. Además de dictar cursos y talleres, está previsto ofrecer conferencias, ciclos de música y de cine. También se prevé formar un elenco teatral estable, dirigido por Alezzo. “El presupuesto será ínfimo. Las obras de teatro y los espectáculos musicales se van a autofinanciar con una entrada de tres a cinco pesos. Y con el arancel de los talleres (30 pesos por mes), vamos a pagar los sueldos de los profesores”, explicó Cecilia Vázquez, subsecretaria de Cultura y Educación de la facultad.
“El centro cultural es un escalón más en una tarea de afianzamiento de la actividad académica y la vida cultural de Buenos Aires”, añadió Courel, antes de enorgullecerse por la participación de prestigiosos artistas en el consejo asesor. Clorindo Testa asesorará en artes plásticas; Oscar Barney Finn, en cine y video; Alezzo, en teatro; Mauricio Wainrot, en danza; y la literatura quedará a cargo de María Esther de Miguel. “Vamos a trabajar en equipo buscando nuevos diseños para la actividad cultural”, comentó Barney Finn a este diario. En el centro ya se puede visitar una muestra de fotografías, la exhibición “Ciudad satélite”, con imágenes del contraste arquitectónico entre los barrios cerrados y los barrios abiertos.
Los cursos y ciclos que ofrecerá el centro abarcan seis áreas: teatro, plástica, cine y video, música, danza y literatura (ver recuadro). También funcionará un programa donde se estudiará el arte desde una mirada psicoanalítica. “Vamos a organizar una muestra de pinturas tomadas como objeto de análisis a lo largo de la historia del psicoanálisis”, adelantó Marcelo Chirico, director del programa.


Poesía, rock y perversión

Los interesados en inscribirse en el nuevo centro cultural pueden hacerlo en la oficina de prensa de Psicología, en Independencia 3065, Piso 3º, tel. 4932-6001 o 4957-5880. Aquí va sólo una muestra de la oferta:
* Literatura: habrá un taller de Narrativa (los miércoles, a las 18) y el seminario “Visitar los márgenes”, sobre poesía argentina (comienza el 9 de junio).
* Danza: los lunes o miércoles, a las 16, funcionará un taller de flamenco. Y los sábados, a las 14, otro de swing y rock & roll.
* Cine y video: se dictarán un taller de realización en video y un curso sobre perversión y violencia psicológica en el cine.
* Plástica: habrá un taller de fotografía, los lunes, de 19 a 21.
* Teatro: los cursos estarán divididos en dos niveles. El avanzado se dará los martes, de 16 a 18; y el otro, los martes de 18 a 20.



Para el tiempo libre... (si queda)


Cursos. Está abierta la inscripción para los talleres de Tango, Títeres e Introducción a la cultura musical, que organiza la Universidad de General Sarmiento, Paunero 1721 (San Miguel), Piso 3º, Tel. 4667-2335.
Orientación. El Departamento de Orientación Vocacional del CBC da charlas informativas sobre las carreras de la UBA. Mañana, a las 14, es el turno de Trabajo Social y de Relaciones del Trabajo. En el subsuelo del pabellón III de Ciudad Universitaria.
Natación. La Facultad de Ciencias Sociales (UBA) ofrece clases de natación. Informes: Marcelo T. de Alvear 2230, oficina 509, Tel. 45083810.
Brasil. La Universidad de San Martín abrió la inscripción para el curso de posgrado sobre Economía brasileña, que empieza el 1º de junio. Informes: Paraná 145, Tel. 4371-9441/6082/0761/8389.
Rumano. Mañana comienza el curso de rumano que organizan la Facultad de Derecho (UBA) y Unión Latina. Informes: Secretaría de Extensión, Av. Figueroa Alcorta 2263, Tel. 4809-5649.
Coro. La Universidad del Salvador invita a la comunidad a integrarse a su conjunto de coro. Informes: en la Facultad de Medicina, Tucumán 1845, o a través del e-mail: [email protected]
Pintura. El jueves se inaugura una exposición del artista plástico José María Doval. La cita es a las 19, en la sede de Belgrano 3563 (San Martín), en la Universidad de San Martín.
Lecturas. Ya salieron los números de mayo de las revistas La obra y Aula abierta, destinadas a docentes del EGB y el Polimodal.
Ingreso. Está abierta la inscripción para los talleres para padres de aspirantes a ingresar en el Nacional Buenos Aires, el ILSE y la Escuela Carlos Pellegrini, organizados por Apertura Clínica. Informes: 4789-0764 o 4854-4016.

 

PRINCIPAL