Principal RADAR NO Turismo Libros Futuro CASH Sátira


Medicina se agita bajo el fantasma de Ferreira

La elección de los graduados desató una crisis en la facultad. Acusan al ex decano  de hacer una maniobra para recuperar poder.


Por Javier Lorca

t.gif (862 bytes) La Facultad de Medicina de la UBA vive horas de tensión por la elección que comenzará mañana para renovar el claustro de graduados del consejo directivo. Como no ocurría desde que partió para encabezar la Oficina de Etica Pública, el centro del conflicto es el ex decano Luis Nicolás Ferreira. "Hizo una maniobra para recuperar poder en la facultad, en complicidad con el decano (Salomón) Schächter", denuncian los miembros de la lista de la Alianza. Pero él lo niega: "No tengo nada que ver", le dijo a este diario.

Entre mañana y el jueves, de 9 a 20, podrán votar los doce mil graduados empadronados en Medicina (Paraguay 2155) para elegir a cuatro consejeros directivos. Las listas entre las que podrán optar son Alianza-Graduados y la Unión de Egresados (UDE).

El conflicto que atraviesa la facultad, donde estudian 28 mil alumnos, tiene dos aristas. Por ununiver01.jpg (8044 bytes) lado, se centra en que una tercera lista fue excluida del comicio. Se trata de la agrupación Unión de Egresados Auténtica (UDEA). "La UDE la creamos hace doce años y desde entonces siempre ganamos las elecciones. Ahora nos quitaron el nombre", contó a Página/12 el doctor Alfredo Vidaurreta, pediatra y actual consejero directivo. Por eso, la agrupación se presentará como UDEA. Pero ahí no termina todo. "Igual, habíamos armado una lista que era ganadora --siguió--. Como ellos no iban a poder ganar, la impugnaron. Esto es un verdadero escándalo", dijo y aseguró que el ideólogo de la virtual maniobra es Ferreira, en complicidad con Schächter. Desde la Alianza, el doctor Sergio Provenzano, también consejero directivo, se solidarizó: "La junta electoral presidida por el decano no quiso dejar participar a UDEA, para que no le quite los votos a UDE. Es un acuerdo para avalar el regreso de Ferreira y su corrupción a la facultad", afirmó.

El otro flanco de la discordia radica en la cantidad de empadronados. "Nosotros sospechábamos que había muchas personas reclutadas del partido que ahora sale del gobierno para sumar votos --dijo Provenzano--. Hicimos un petitorio y el Consejo Superior revisó el padrón. Y encontró dos mil nombres que no tienen título habilitado por la UBA." Después de una ardua reunión de la junta electoral, ayer, a última hora, se resolvió que estas dos mil personas voten en una mesa separada (para diferenciar sus votos) y que, para poder hacerlo, antes acrediten su condición de egresados de la UBA con una fotocopia autenticada del título, además del DNI o la cédula.

En diálogo con este diario, Ferreira se defendió: "Pertenezco al consejo directivo por los profesores y no tengo nada que ver con el claustro de graduados. No quiero volver a ser decano. Ya cumplí un ciclo de ocho años en la facultad y es hora de dejarle lugar a los jóvenes", dijo quien ocupó decanato hasta marzo del '98. En febrero próximo, Ferreira se jubilará en su cargo docente por haber alcanzado el tope de edad previsto por el estatuto universitario, los 65 años.

 

En sociales se vota desde hoy

Por C.S.
Desde hoy y hasta el jueves, tres mil graduados de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA) podrán elegir a sus nuevos representantes en el consejo directivo. La disputa se tejerá entre la Alianza (con la lista 99, Frente Amplio de Graduados), que se presentará unida por primera vez, y un frente opositor nucleado en Primero Sociales (lista 1). También se renovarán los representantes de las juntas de las cinco carreras, que el año próximo elegirán a los directores de cada disciplina. "Está muy peleado. Ninguna va a ganar por mucho. Está en juego la gobernabilidad de la facultad en los próximos dos años", aseguró desde la Alianza, Christian Gribaudo, director de Cultura de la facultad.

Los graduados de Ciencias de la Comunicación, Relaciones de Trabajo, Ciencia Política, Sociología y Trabajo Social, para elegir a sus cuatro consejeros, tienen que presentarse de 10 a 20, con un documento (DNI, cédula, libreta de enrolamiento o carnet de conducir), en Marcelo T. de Alvear 2230. En el caso de la junta, los egresados de Comunicación también podrán hacerlo en Ramos Mejía 841. Claudia Weller, Hernán López, Marcelo Accinelli y Abelardo Vitale son los candidatos de la Alianza, e Isabel Bertotto, Guillermo Mastrini, Gustavo Forte y Ana Arias, los de la oposición. En las carreras, la Alianza se batirá con diferentes listas opositoras. En Sociología disputan la Izquierda Pluralista y la flamante independiente Funes, el memorioso. En Ciencia Política se postula Alternativa Independiente (Ficso) y en Trabajo Social, la Lucía Cullen y el Frente de Graduados de Trabajo Social. En Comunicación (donde no habrá una Alianza formal), la Alianza profesional y académica compite con Nexo. En Relaciones de Trabajo, la junta quedará en manos de alguna de las tres listas que confluyen en la Alianza.


ACTIVIDADES ABIERTAS EN LA UBA
La FUBA festeja el 2000

t.gif (862 bytes) De la mano de la FUBA, mañana comenzarán los festejos por la llegada del año 2000 con una serie de actividades abiertas a todo el público, que seguirán hasta el domingo. "Las propuestas girarán sobre tres ejes que, junto con la cultura, cubren los aspectos más representativos de los jóvenes: justicia, ciencia y movimiento estudiantil", explicó Gustavo Fernández Russo, titular de la federación.

Los festejos de "FUBA 2000" se abrirán con un ciclo de conferencias de científicos argentinos residentes en el exterior. Mañana habrá dos charlas en la Facultad de Medicina (Paraguay 2155). A las 17.30, Jorge Vila hablará de las expectativas en la terapéutica de la infección por HIV. Y, a las 20, Marcelino Cereijido disertará sobre "La muerte y sus ventajas". Las demás conferencias (que serán sobre el Universo, el sistema nervioso, el cambio climático y el riesgo financiero) se realizarán entre el jueves y el viernes. Ese último día, en la Facultad de Derecho (Figueroa Alcorta 2263) habrá una mesa redonda sobre "Justicia y derechos humanos" (a las 17.30) y otra sobre "Hacer justicia" (a las 20).

El sábado, a las 19, referentes de movimientos estudiantiles de distintas épocas y países se reunirán también en Derecho para debatir cómo será la organización estudiantil del próximo siglo. Y el domingo será el turno de la cultura. Entre las 16 y las 20, en la Plaza de las Naciones Unidas (Figueroa Alcorta y Pueyrredón), habrá espectáculos de circo, teatro (Pará fanático, Sucesos argentinos, Las malditas y el grupo Los Macocos), danza (El descueve), y música (Tamboro Mutanta). El cierre estará a cargo de Los Pericos.

Más inversión educativa

Por Daniel Ricci *
t.gif (862 bytes) El desafío para el próximo gobierno en materia de educación superior será muy grande. Los gobernantes salientes han dejado a las universidades al borde del colapso económico-financiero. Y al escaso presupuesto se le suma un atraso en el envío de partidas presupuestarias superior a los 140 millones de pesos.

Algunos números comparativos pueden mostrar fehacientemente el estado de deterioro de la Universidad Pública en nuestro país. El presupuesto por cada alumno, por año, en las universidades de Harvard y de Oxford es de 113.513 y de 85.743 dólares, respectivamente. Mientras, la UBA utiliza por cada estudiante 1685 dólares. Incluso, nuestro socio del Mercosur, Brasil, invierte en la Universidad de San Pablo 10.769 dólares por alumno. Más números: el presupuesto, por año y por docente, es de 1.485.333 dólares en Harvard, y de 141.414 en San Pablo. En la UBA, es de 10.885.

Estos datos demuestran la desinversión que existe en las universidades de nuestro país. Solamente Harvard posee un presupuesto mayor que todo el sistema universitario argentino.

Respecto del argumento que remite al exceso de alumnos universitarios en Argentina, vale decir que en Europa y Estados Unidos hoy se discute la "postmasificación" de las universidades. Así, el Comité Británico sobre Educación Superior pronostica que, para el año 2004, el 44 por ciento del grupo de edad relevante estará cursando estudios universitarios. Mientras que Estados Unidos tienen una tasa del 55 por ciento, en nuestro país el porcentaje es inferior al 15 por ciento.

Con estos datos, queda claro que pese al escaso presupuesto, las universidades argentinas brindan una función educativa y científica que se sostiene por el esfuerzo de toda su comunidad y principalmente por la labor de su plantel docente. Así, estas universidades con bajo presupuesto y escasos docentes con irrisorios salarios nos dieron el orgullo de tener cinco premios Nobel.

Por ello, para mantener "viva" a la Universidad Pública, el desafío del nuevo gobierno será priorizar una mayor inversión en el ámbito educativo.

* Secretario gremial de la Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu) y secretario adjunto de la Asociación de Docentes de la UBA (Aduba).


EL DATO

La revista de Comunicación

Con la edición de Zigurat, su primera revista, la carrera de Ciencias de la Comunicación (Facultad de Ciencias Sociales, UBA) pagó la vieja deuda de producir un medio de comunicación propio. Destinada a "un público amplio de docentes, graduados y alumnos, pero también a todos aquellos interesados en pensar la comunicación" --según su nota editorial--, la revista editada por Eudeba persigue tanto la investigación y la reflexión críticas como el juicio y los debates. El primer número, a través del variopinto y oportuno conjunto de sus secciones (Homenajes, Avanzadas, El graduado, Sobrevivientes, Oficios, Lomos y solapas, 30 por comisión, Vulgatas, Manual de estilo, Litigantes) incluye textos de José Vazeilles, Héctor Schmucler, Jorge Rivera, Ricardo Forster, Eduardo Grüner y Horacio González, entre otros. Zigurat recibe mensajes por e-mail, en [email protected]


Exactas no es de Palermo

En el suplemento "Carreras del 2000", publicado por este diario el 21 de noviembre, se incluyó por error una foto tomada en la Facultad de Ciencias Exactas (UBA) en una nota sobre la Universidad de Palermo. Página/12 se disculpa ante sus lectores y ante el profesor Pedro Aramendía, que aparecía en la imagen dictando una clase de Química.

 

PRINCIPAL