Principal RADAR NO Turismo Libros Futuro CASH Sátira


Hebe de Bonafini hablará el 1º de 
Mayo en Cuba, invitada por Fidel

Lo hará en la Plaza de la Revolución, en La Habana. Será un discurso que durará 10 minutos. 

Fidel Castro suele hacer larguísimos discursos los 1º de Mayo.
Ahora, Elián y el voto por los derechos humanos son tema central en Cuba. 

Hebe recibió una llamada a la 1.30 de la mañana. Era un vocero de Fidel.
No va a ser la primera oportunidad en que Bonafini hable en La Habana.


Por Susana Viau

t.gif (862 bytes) Una llamada a la 1.30 de la madrugada suele presagiar noticias inquietantes. Esta vez, sin embargo, para Hebe de Bonafini el timbrazo traía una propuesta singular. Entre somnolienta e incrédula escuchó la voz que llegaba de lejos y le sugería: “El Comandante la invita a hablar el 1º de Mayo en la Plaza de la Revolución. Será un discurso de diez minutos”. El “comandante” era, claro, el premier cubano Fidel Castro y le confería un honor inusual. “Por supuesto que contesté que sí, que iba”, comentó, todavía en ascuas la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo mientras trataba de vencer a fuerza de paseos la resistencia de su nieto de nueve meses, hijo de Sergio Shocklender, empecinado en no dormir. 
La noticia causó revuelo en la Casa de las Madres. Compraron masitas y sidras (“que yo no puedo comer ni tomar”, explica Hebe aludiendo a su diabetes) para el festejo. Es que el de ayer fue una gran día para ellas. No es el primer viaje a Cuba que realizan, ni la primera ocasión en que Hebe de Bonafini habla en La Habana, pero nunca antes el escenario había sido tan majestuoso ni las condiciones políticas habían prometido una tan alta temperatura emotiva. “Estuve cinco veces en Cuba, me entrevisté en dos oportunidades con Fidel –aclara Hebe– y había hablado en un encuentro de las juventudes. Después, Fidel me llamó para decirme que había escuchado el discurso y quería felicitarme. Pero no esperaba algo como esto, no se da muchas veces en la vida. No sé, este año están pasando cosas increíbles.”
–Nunca recibió un reconocimiento semejante, ¿no?
–No, pero no es para nosotras, es un homenaje a nuestros hijos que lucharon, el homenaje más grande.
–¿Se imagina qué le hubieran dicho? “Mirá dónde llegaste.”
–Yo no llegué allí. Me llevaron ellos. ¡Dónde tuvieron que llegar ellos para que nosotras pudiéramos estar ahí! ¿Sabés?, ese llamado me hizo pensar mucho en todo. A mi hija le pasó lo mismo. Pensé en la fecha, en el 1º de Mayo, pensé en mi papá, explotado toda su vida. Pensé en mi marido, un tipo siempre callado, al que cuando le llevaron los hijos le quitaron todo. 
–Tampoco para los cubanos va a ser un 1º de Mayo más. La condena de Ginebra, el caso Elián van a caldear los ánimos en esa plaza.
–A raíz de lo de Elián me comuniqué con los cubanos. Les dije que yo me proponía para ir a buscarlo. Ellos me advirtieron que podía correr peligro. Les contesté que estaba dispuesta a asumir el riesgo y que mi cuerpo me lo cuido yo. 
–A usted no se le escapa que mucha gente va a tener puestos la atención y el corazón, el lunes, en La Habana.
–Sí que lo sé. Gente de Madrid, de Lima decidió viajar cuando se enteró de la invitación. Sí, sí, voy a estar muy acompañada y yo también voy a pensar mucho en todos.
Quienes conocen a Hebe de Bonafini saben que ha aprendido a replegar los sentimientos a las zonas más íntimas, que se la escucha vacilar poco y será más fácil ver pasar un camello por el ojo de una aguja que descubrir en esta mujer una pizca de temor. Así y todo, algún resorte de esa personalidad fortísima tiene que haber saltado con el campanillazo de la madrugada para que al despedirse pidiera, conmovida y abrumada por lo que le espera: “Piensen mucho en mí ese día. Ayúdenme”. 

 


 

DIPUTADOS DE LA ALIANZA CON EL JUEZ LITERAS
A favor de Baltasar Garzón

Por Victoria Ginzberg

“Estamos manteniendo en los hechos, por acción u omisión, la misma política de injerencia del Poder Ejecutivo en el Poder Judicial que tanto habíamos repudiado durante los últimos diez años del menemismo.” La frase fue pronunciada por el diputado frepasista Jorge Rivas al salir de una entrevista que él, otros legisladores y representantes de organizaciones de derechos humanos mantuvieron con el juez Gustavo Literas para pedirle que encarcele a los 48 represores argentinos acusados en España. Varios diputados de la Alianza firmaron ayer un proyecto de resolución para solicitar al Poder Ejecutivo que “dé curso a la orden de búsqueda y captura internacional” contra todos los ciudadanos procesados en Madrid. 
La sensación de quienes fueron a reclamar que la Justicia argentina encarcele a los militares acusados por el juez español Baltasar Garzón es que se encuentran dentro de un círculo vicioso: Literas asegura que el proceso no avanza porque Cancillería no le envió la documentación sobre los acusados remitida desde Madrid y Cancillería argumenta que Literas no quiere estos papeles. 
Mientras, el juez Garzón recibió la carta que la Cancillería argentina envió a España en la que se sugería que se inicie el proceso de extradición ya que no se realizarían los arrestos. La comunicación incluía un mensaje en el que el ministro de Justicia, Ricardo Gil Lavedra, manifestaba que la documentación que envió Garzón y que aún está en Buenos Aires, debía ser devuelta a España. 
Los abogados de la Asociación pro Derechos Humanos de Madrid analizaban ayer qué pasos tomar. Confiaban todavía en que Literas solicite enérgicamente la información que le envió Garzón y especulaban con volver a pedir la captura y arresto de los acusados al remitir la solicitud de extradición. 
La veintena de personas que se reunieron ayer en el despacho de Literas –entre los que estaban los diputados Alfredo Bravo, Marcela Bordenave, Jorge Giles, Elsa Quirós y Rivas, la dirigente de CTERA Marta Maffei, y representantes de organismos de derechos humanos, la Asociación de Abogados de Buenos Aires, la Asociación Americana de Juristas y la Federación Universitaria Argentina– le entregaron al magistrado un escrito en el que se presentaron como amici curiae (amigos del tribunal) y aportaron elementos a favor de las detenciones de los represores. 
Durante la entrevista con el magistrado, los presentes sumaron otros fundamentos. El abogado de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Rodolfo Yanzón, le recordó a Literas que él mismo, cuando tuvo a su cargo una causa por la extradición de un ciudadano chileno, lo arrestó con una orden de captura, sin pedir intervención diplomática. El abogado Beimus Smuzkler, de la Asociación Americana de Juristas, le dijo que si Cancillería estaba reteniendo documentación, se podrían recuperar con un allanamiento. Lo que pasa es que el decreto 111 sigue vigente”, protestó Giles, en alusión a la resolución menemista que impedía colaborar con la investigación de Garzón. 
En el proyecto que el grupo de diputados aliancistas firmó ayer –que es similar a uno presentado durante la gestión menemista– se solicita que el Gobierno “se limite a honrar la Constitución y los tratados internacionales, apartándose del criterio expuesto en el decreto 111/98 cuya derogación ha sido reclamada por un proyecto de ley que se halla en trámite”.


PRINCIPAL