Principal RADAR NO Turismo Libros Futuro CASH Sátira


Críticas varias y ningún piropo para la Coneau

A las ataques que recibió de la UBA, se suma un informe elaborado por funcionarios de 20 universidades. Se viene una agencia paralela.


Por Javier Lorca

t.gif (862 bytes) La Coneau es el organismo oficial encargado de evaluar la calidad de la educación superior nacional. Pero su propia calidad es puesta en duda, cuando no criticada con crudeza, por varias universidades públicas, con la UBA a la cabeza. Y ahora se suma un crítico informe elaborado en el interior del Consejo Interuniversitario Nacional (el CIN, donde se nuclean las 36 universidades nacionales). Además, un sondeo realizado por este diario reveló que está muy encaminada la creación de una entidad evaluadora paralela. 
La Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria es un ente descentralizado que depende del Ministerio de Educación y su función es evaluar a las universidades y sus carreras. La integran doce miembros (representan al ministerio, las universidades públicas y privadas, las cámaras de Diputados y Senadores, y a la Academia Nacional de Educación) y, cada cuatro años, seis son renovados: la próxima tanda saldrá en agosto, cuando caduque el mandato de Ernesto Villanueva, su actual presidente.
La tormenta en su contra se desató en la UBA, como anticipó Página/12 hace un mes. “Es inconsistente, no tiene pautas claras. Como agencia evaluadora no es confiable”, disparó la vicerrectora Susana Mirande. Tras citar una gruesa batería de antecedentes, la UBA resolvió dejar de presentar ante la Coneau sus posgrados (por ahora, Educación sólo convocó la evaluación de esos cursos y de una carrera de grado: Medicina).
Tras la primera piedra, la comisión de posgrado del CIN presentó un conjunto de reclamos sobre el desempeño de la Coneau. Elaborado por los secretarios académicos o de posgrados de veinte universidades a lo largo de un año, el informe comienza con un detalle de falencias: 
las universidades desconocen quiénes son los evaluadores; 
los criterios complementarios usados para examinar y acreditar no son explicitados ni difundidos; 
cuando se examina a las universidades no se toman en cuenta aspectos regionales y contextuales; 
se desconocen las pautas específicas con las que trabajan los evaluadores; 
también se destaca la necesidad de que los examinadores se trasladen a la sede del posgrado que deben evaluar. 
Apoyada en ese informe, la comisión resolvió por unanimidad sugerirle al CIN lo siguiente: 
reclamar que la Coneau presente los criterios de evaluación usados y los nombres y trayectorias de los pares evaluadores;
reclamar que la Coneau no siga publicitando los resultados de las evaluaciones hasta que no concluya el proceso de revisión de los dictámenes (análisis de las observaciones y aporte de elementos por parte de las universidades para que se ratifiquen o rectifiquen los resultados);
solicitar la suspensión de las convocatorias a nuevas evaluaciones hasta que no se proporcionen respuestas fundadas a todos los posgrados presentados. 
Dada la gravedad del asunto, los rectores postergaron el tratamiento del documento. Por su lado, el presidente de la Coneau, el justicialista Ernesto Villanueva, relativizó el informe y respondió cada punto (ver aparte). Además, anunció que esta semana difundirá una respuesta a los planteos de la UBA.
Después de abrir la canilla de críticas, ahora la UBA trabaja en la creación de otra agencia evaluadora de carreras e instituciones. “Ya iniciamos gestiones con las universidades públicas y privadas más prestigiosas para organizar otra entidad. Y, para que no digan que nos autoevaluamos, la idea es sumar algún organismo extranjero. Puede ser de Europa o de América latina”, contó la vicerrectora Mirande. 
Como muchas otras cuestiones, los planteos de la UBA dibujaron dentro del CIN una línea que sigue de cerca la división del consejo en dosbloques, el radical y el peronista. No obstante, las críticas contra la Coneau se deslizan desde ambos bandos. 
Los rectores radicales, aunque cautelosos, dejaron clara su posición. “En la Universidad de La Plata tuvimos muchos inconvenientes con la Coneau –reconoció su presidente, Luis Lima–. En el área de Odontología nos encontramos con evaluadores que no tenían título universitario. Son cosas muy graves.” Además de apoyar a la UBA (“en su lugar yo habría hecho lo mismo”), Lima se entusiasmó con la idea de crear un nuevo ente evaluador: “Es un proyecto muy interesante. Hace algunos años firmamos un convenio con las universidades más antiguas para hacerlo, pero después se frenó. Ahora podríamos volver a estudiarlo”. Desde la Universidad de Entre Ríos, el rector César Gottfried avisó: “Podríamos integrar un nuevo órgano de evaluación. No quiero decir más. Pero estamos conversando con otras universidades del país y esperamos contar con el aporte de instituciones extranjeras”. 
Afianzado en el otro bloque, el presidente del CIN, Jorge Bettaglio, reconoció que “la Coneau tiene defectos, pero son superables”. “El año pasado –siguió Bettaglio, rector de la Universidad de Misiones– analizamos la posibilidad de crear otra agencia. Incluso, las universidades privadas están haciendo una. Pero creo que sería preferible fortalecer la agencia estatal”, concluyó. “Las falencias hay que corregirlas desde adentro”, coincidió José Martín, a cargo del rectorado de la Universidad de Cuyo. Pero apuntó: “No estamos de acuerdo con muchas evaluaciones de la Coneau. Entre otras mejoras, habría que dar un período de acreditación provisoria a los posgrados para que mejoren las observaciones que se les hagan. Y los pares evaluadores tienen que usar criterios de evaluación homogéneos”.
Hasta el secretario de Educación Superior, Juan Carlos Gottifredi, en diálogo con este diario, apoyó la creación de otra agencia evaluadora: “Es muy positivo. Sobre todo, si van a trabajar en conjunto universidades públicas y privadas. Cuantos más organismos evaluadores haya, mejor”. 

Villanueva  responde
En diálogo con Página/12, el titular de la Coneau, Ernesto Villanueva, respondió las críticas detalladas más arriba:
Las universidades ignoran quiénes las evalúan: “Esto lo incorporamos para la convocatoria que estamos haciendo. Ahora las instituciones pueden opinar y eso es un reaseguro para la Coneau de que el comité evaluador está bien constituido”.
Falta de explicitación de todos los criterios de evaluación: “No hay criterios complementarios. Pero la verdad es que cada comité evaluador tiene exigencias diferentes para aplicar los mismos criterios”.
No se consideran aspectos regionales: “Ninguna resolución plantea que hay que utilizarlos. La Coneau es sólo un órgano de aplicación”. 
Necesidad de que el evaluador se traslade a la sede evaluada: “Eso también lo reclaman las privadas. Pero no podemos, por los costos que implicaría”.
Sólo deberían publicitarse evaluaciones definitivas: “Todas nuestras resoluciones son de conocimiento público. Pero siempre aclaramos si el dictamen está apelado o en revisión”.


El dato
Una revista que pregunta

El recién publicado número 4 de La escena contemporánea se titula “Preguntas” y está destinado a pensar la construcción de los sujetos colectivos luego del menemismo. Eduardo Rinesi busca respuestas en el Hamlet de Shakespeare, Rubén Dri intenta recuperar la palabra de los vencidos, Diego Sztulwark delinea un sujeto político contra el poder y María Pía López se las agarra con el pueblo. De yapa: Ismael Viñas reflexiona sobre “Los miedos, complejos y malosentendidos” del peronismo. Además, apuntes sobre la condición intelectual y la novela histórica. Hacen La escena... profesores y graduados de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA). Se consigue a 5 pesos en la facultad (ambas sedes) y en librerías de Corrientes.

En Misiones ya no toman 

Después de 19 días, los estudiantes de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad de Misiones levantaron ayer la toma que mantenía paralizada a la unidad académica. El acuerdo con las autoridades se alcanzó luego de que el decano César Aguirre firmara un acta donde se comprometió a analizar parte de los reclamos de los alumnos. 

 

Para el tiempo libre... (si queda)

Estado. Juan Carlos Gottifredi, Octavio Bordón y Mario Giannoni debatirán sobre “La Educación como una cuestión de Estado.” Mañana, a las 16.30, en la Universidad de Luján, intersección de rutas 5 y 7, km. 70.
Odontología. Mañana, a las 11, se inaugurará una clínica odontológica de última generación en la Facultad de Odontología (UBA), Marcelo T. de Alvear 2142, 6º piso. 
Bulimia. El martes que viene comienza el IX curso teórico práctico anual de Patología Alimentaria “Anorexia y Bulimia” organizado por la Facultad de Medicina (UBA) y por Aluba. Informes: Combate de los Pozos 2193, 43060033. 
Cine. Hoy, a las 20, se proyectará Bajo el peso de la ley de Jim Jarmusch en la Facultad de Psicología (UBA), Independencia 3065. Gratis.
Doctorado. La Facultad de Ciencias Sociales extendió la inscripción a su doctorado hasta el 9 de junio. Informes: Marcelo T. de Alvear 2230, 4508-3800.
Taller. Apareció el número 9 de la revista-taller de escritura El escriba. Informes: 4865-5343.

 

PRINCIPAL