Principal RADAR NO Turismo Libros Futuro CASH Sátira

 

“No tiene sentido hablar de cortos como si se tratara de bizcochuelos ” 

La conductora Martina Luri explica el sentido de “Cortos I-Sat”, el primer programa de la televisión argentina dedicado al cortometraje.

Martina Luri apunta que la imagen es fundamental en su programa.
“Una conductora al lado de una planta siempre aburre”, dice.


Por Mariana Enriquez

t.gif (862 bytes) La televisión argentina tiene su primer programa dedicado íntegramente al cortometraje. El nombre no hará historia: se llama, apenas, “Cortos ISat”, en alusión al tema que trata y al canal por el que se ve. Sus ambiciones, en cambio, son importantes. “La intención es revalorizar el género”, explica Martina Luri, la conductora. “Es un género muy minimizado. Revalorizarlo no tiene que ver con una conductora que habla al lado de una planta en un living. Por eso tratamos de darle al programa una estructura actual, dinámica”, abunda. Es que el formato de “Cortos I-Sat” (lunes a jueves a la medianoche en forma de microprograma, y los viernes a las 22, de media hora) no es para nada convencional. Es como si cada programa fuese pensado en el lenguaje, necesariamente original, de un corto.
Cada entrevista a un realizador es presentada con una suerte de corto en Super 8, protagonizado por Luri y relacionado o bien con la locación de la entrevista o con la temática y línea argumental del corto. Todas las presentaciones son distintas, y cada una está pensada para cada producción. “Desde el rol de conductora”, dice Luri, “no me hubiese seducido hacerlo de otra manera. Lo que me gusta es estar realizando también, porque eso te corre de un rol típico. No quería hablar y presentar cortos como si estuviera hablando o presentando bizcochuelos. Buscamos que no haya distanciamiento entre el programa y la realización, nosotros aportamos. La idea es que el realizador y nosotros nos devolvamos mutuamente. Para el realizador también es bueno, porque notan que hay una preocupación. Ya hicimos entrevistas y presentaciones en lavaderos de autos, en una peluquería, en un mateo, lugares no convencionales”. 
La realización de “Cortos I-Sat” es de Rafael Aladjem, y los productores son Fernando Villalba y Martín Florio. Luri trabajó en la revista Haciendo Cine y colabora en el programa “Panic Attack”, en FM Supernova 96.7. También estudió actuación y lo aplica en las cortas presentaciones del programa. “Nunca se me ocurrió actuar, y no se me ocurre. De todas maneras, es interesante aplicar lo que aprendí, aunque desde luego es bastante sencillo”, se ataja. El bloque dedicado al realizador se llama “Zoom In”. Ya pasaron por ahí directores como Daniel Burman, responsable de “Niños Envueltos” en Historias breves, o Diego Lerman, autor de La prueba, corto basado en una novela de César Aira. 
Pero además de la intervención de los realizadores, el programa tiene otra sección, “Close Up”, que es una entrevista a una persona relacionada o no con el mundo de cine “donde nos interesa que nos dé su opinión sobre el cortometraje, si le parece que tiene una estructura propia, si es la versión reducida de un largo, si hay espacios para verlos, si están destinados al público o es un ejercicio entre realizadores. Las devoluciones son muy contradictorias, y eso es lo interesante”. Así pasaron músicos como Diego Frenkel, que elaboró un paralelo entre el corto y el clip, y actores como Pablo Rago o Valentina Bassi. Ella afirmó que jamás trabajó en corto porque no la llamaron, seguramente sospechando que por su trabajo en TV no participaría en algo sin una retribución económica. 
Esa ausencia de la retribución económica es lo que para Luri aliena al corto y lo condiciona a limitarse a un ejercicio entre directores. “El género no está institucionalizado. Debería imponerse, porque es un formato, una estética y un producto fácil de digerir e incorporar. De todos modos, esto pasa sobre todo en Argentina: en otros países, los realizadores famosos hacen cortos y tienen difusión. Pienso en Tim Burton o Bergman, por ejemplo. Acá se lo minimiza sobre todo porque no hay una retribución económica ni comercial, ni una lectura masiva de tu trabajo. Y es una lástima, y es frustrante, porque hay cosassupervaliosas. Hay cortos de directores que son mucho mejores que sus películas largas”.

 

PRINCIPAL