Principal RADAR NO Turismo Libros Futuro CASH Sátira


KIOSCO12

“Flamarique debe renunciar al Ministerio de Trabajo”

El jefe de la CGT rebelde, Hugo Moyano, efectuó el pedido ante las sospechas de pagos de sobornos en el Congreso. Respaldo al pedido de investigaciones de Alvarez y Cafiero.

Hugo Moyano, al ingresar ayer al Congreso para participar en un debate sobre la deuda externa.


Por Diego Schurman

t.gif (862 bytes) Hugo Moyano reclamó ayer la renuncia de Alberto Flamarique ante las “públicas sospechas” de sobornos en el Senado. El jefe de la CGT rebelde reiteró que, durante la discusión de la reforma laboral en el Congreso, el ministro de Trabajo le dijo, despreocupado: “Para los senadores tenemos la Banelco”. Pero de la misma manera que tomó distancia del funcionario, manifestó su abierto respaldo a las investigaciones impulsadas por el vicepresidente Carlos “Chacho” Alvarez, con quien coincide en que el país atraviesa una “crisis terminal”.
–Al final aquella denuncia sobre la Banelco resucitó ayer en el Senado. 
–Dicen que digo locuras. Pero muchas de las cosas que digo se hacen realidad. Yo ratifico lo que dije hace tiempo, que es la mención del ministro sobre la Banelco. 
–¿Por qué no recuerda dónde se la dijo?
–Fue en la Federación de Obras Sanitarias.
–¿Y de qué manera sucedió?
–Estábamos discutiendo y en determinado momento se le dice al ministro que la ley no iba a pasar por senadores porque ahí tiene mayoría el peronismo. Entonces él contestó: “No, para los senadores tenemos la Banelco”. Eso fue todo. 
–No fue una “viveza criolla”, como algunos defienden al ministro...
–Fue lo que fue. Quedó ahí como una pedantería del ministro. Pero después el tema volvió en un programa del periodista Nelson Castro, donde estábamos el (metalúrgico, Francisco) Barba Gutiérrez, (el colectivero Juan Manuel) Palacios y yo, y también el (municipal Carlos) Perro Santillán. 
–¿Cómo que volvió?
–En ese momento Gutiérrez recuerda que el tema de la Banelco salió en el diario La Nación. Carlos Alvarez, que ese día estaba como vicepresidente pero a cargo de la presidencia, dijo inmediatamente: “El presidente debería investigar esto porque es muy grave”. Entonces yo le digo a Palacios, que lo tenía al lado: “Pero si eso lo escuchamos nosotros, si lo dijo delante nuestro”. Entonces, que lo dijo lo dijo. 
–¿Usted dice tener testigos?
–Sí, porque en esa reunión estaban Palacios, Omar Viviani, Rubén Pereyra y Saúl Ubaldini.
–Flamarique negó la autoría de la frase ante los medios y, por cartas personales, a cada uno de los senadores.
–Lo dijo. Punto.
–¿El ministro no habló con usted de este tema?
–Dijo que soy inflexible y no sé cuantas cosas. Pero cada uno es como lo parió su madre. Más de un funcionario no quiere hablar conmigo porque si me dicen algo que no corresponde yo no me doblego. 
–¿Leyó el anónimo que circuló en el Senado?
–Sí.
–¿Le resultó verosímil?
–...qué sé yo..., no es sencillo. Por ahí te lo escriben los service...
–¿Le cree a Cafiero?
–Pero si lo que dijo era vox populi.
–¿Coincide con Alvarez en que si se descubre un soborno se trata de una decadencia terminal?
–Estamos viviendo una crisis terminal, política, social y moral. Creo que la sociedad está corrompida y lo está para que nadie tenga la posibilidad de levantar la voz. Esto es parte del sistema y del modelo.
–Entonces, pese a sus diferencias públicas con Alvarez lo respalda en esta cruzada.
–Sí. A todo aquel que quiere investigar, sea Chacho o Cafiero, lo apoyo. 
–¿Es verdad que se plantó frente a Alasino cuando el PJ se aprestaba a apoyar la reforma laboral? 
–Sí. Pero no mencionamos ahí el tema del supuesto soborno.
–Pero sí mencionaron que se estaban canjeando votos por planes Trabajar.
–Nosotros hablamos irónicamente del plan canje. Pero después nos dimos cuenta de que tampoco era así, los planes Trabajar no aparecieron porque el ministro de Economía dijo que no había dinero.
–¿Usted sospecha de algún senador o de algún sector en particular del Gobierno?
–No me haga decir lo que yo no digo. 
–Son los políticos los que les están poniendo nombre a las cosas: Duhalde pide que se investigue a la SIDE, Cafiero sugiere un juicio político a Flamarique...
–Yo no tengo las capacidades de investigación ni de policía. Después de todo lo que ha ocurrido antes, durante y después de la aprobación de la reforma laboral, el ministro de Trabajo debería dejar el cargo.

 


 

PEDIRIAN LA INCONSTITUCIONALIDAD
Las dos CGT a Tribunales

Las dos CGT, la oficial y la rebelde, prometieron ayer realizar presentaciones en la Justicia para pedir la nulidad de la reforma laboral a raíz de las sospechas de sobornos en el Congreso durante el tratamiento de esa ley.
El titular de la CGT oficial, Rodolfo Daer, reveló que si se prueba la veracidad de las denuncias de cohecho en la Cámara alta, esa central obrera pedirá la “inconstitucionalidad” de la ley.
“Nosotros estamos analizando con juristas los futuros pasos a seguir y, si es que se demuestra que existieron los hechos que conmueven a la opinión publica, plantearemos la inconstitucionalidad” de la ley, dijo Daer. 
“Por eso se tienen que agotar todas las instancias para esclarecer la cuestión y que no exista ningún tipo de sospechas. Pero si esto fuese así, quienes llevaron adelante ese hecho que está en boca de todos los argentinos lo hicieron para golpear los sagrados intereses de los trabajadores. Hay que investigar hasta el hueso, porque no se puede dañar así a la democracia”, dijo 
Por su parte, el jefe de la CGT rebelde, Hugo Moyano, no esperará hasta el fin de las investigaciones y anunció para esta misma semana una presentación ante Tribunales. 
“Vamos a recurrir a la Justicia para pedirle que esta ley está viciada de nulidad por su procedimiento. Cuando los procedimientos no están bien hechos, está viciada de nulidad absoluta”, señaló el titular del gremio de camioneros.
Moyano habló ayer en el propio Congreso de la Nación, en donde participó de la Audiencia Pública de la Comisión Bicameral sobre la deuda externa, en la que expusieron personalidades del mundo político, sindical y cultural. 

 

PRINCIPAL