Principal RADAR NO Turismo Libros Futuro CASH Sátira


KIOSCO12

Se corporiza el fantasma de Nosiglia y Barrionuevo

La interventora del PAMI en representación del Frepaso, Graciela Rosso, dijo ayer que Enrique “Coti” Nosiglia y Luis Barrionuevo “son dueños de prestadoras de salud” que trabajan con esa obra social.

El ex ministro del Interior del radicalismo, Enrique Nosiglia.
Los hombres ligados a Nosiglia negaron la vinculación con Barrionuevo.


Por Laura Vales

t.gif (862 bytes) Es la primera vez que una autoridad del PAMI lo reconoce abierta y oficialmente. Graciela Rosso, interventora de la obra social de los jubilados, admitió ayer que tanto Enrique “Coti” Nosiglia como Luis Barrionuevo “son dueños de prestadoras de salud” del Instituto y que participaron “unidos en distintas UGP” –es decir, asociaciones de clínicas y sanatorios– en las licitaciones del PAMI. La afirmación fue rechazada de manera tajante por allegados a Nosiglia. Con un agregado: vincularon la declaración de la interventora –representante del Frepaso en el PAMI– a la guerra abierta entre el principal operador en las sombras del radicalismo y el vicepresidente Carlos “Chacho” Alvarez. Exigieron también una rectificación de Rosso que, al menos hasta anoche, no se produjo. 
Graciela Rosso dijo lo que dijo en un programa de Radio Nacional que conduce el periodista Franco Salomone. Durante la entrevista la producción cruzó en el aire a la interventora con Eugenio Semino, ombudsman de la Tercera Edad de la Defensoría del Pueblo porteña. Semino, en principio refiriéndose a las clínicas psiquiátricas, planteó que “las nuevas adjudicaciones terminaron en realidad en manos de los viejos prestadores, muchos de ellos cuestionados”. Salomone intervino para agregar que, entre las quejas que reciben de los oyentes, está “la sospecha” de que “hay personajes públicos que siguen manejando al PAMI en las sombras”. Y especificó que se refería puntualmente a Barrionuevo. Semino sumó el nombre de Nosiglia. Rosso confirmó entonces que efectivamente ambos tienen intereses en la obra social. 
“Es real que ellos (por Nosiglia y Barrionuevo) son dueños de prestadoras de salud y se han presentado en la licitación unidos en distintas UGP”, sostuvo. “Pero nosotros no tenemos una relación directa con ninguno de los dos; por lo menos –corrigió– yo no la tengo.”
La interventora no detalló cuáles son esas empresas y agregó que “en la licitación se procedió legal y técnicamente como se debía (calificando a las competidoras) con independencia de quién fuera la persona que se presentaba y sin prejuicios”. 
Fuentes cercanas a Nosiglia negaron de manera tajante que el dirigente tenga “alguna relación con el PAMI o sea contratista de la obra social”. Sí reconocieron que el ex ministro “es dueño de una parte de las acciones de la Clínica Nosiglia, en Misiones, que fue fundada por su padre”. Y sostuvieron, entre advertencias de que todo era “una operación política”, que si no había una retractación de Rosso se iniciarían acciones legales. 
Hasta ahora, ninguno de los interventores había admitido abiertamente los intereses de Nosiglia y Barrionuevo en el PAMI. A lo sumo, aducían que el uso de testaferros y empresas con nombres de fantasía hacían prácticamente imposible detectarlos. Pero la sospecha sobre que la influencia de ambos en el Instituto sigue siendo tan fuerte como en la era Alderete se instaló desde el primer día en que la obra social fue intervenida por el gobierno de la Alianza:
Cuando las nuevas autoridades llegaron al PAMI, dos integrantes del directorio de Víctor Alderete se atrincheraron en sus despachos: Domingo Petrecca y Reinaldo Hermoso, representantes de la CGT en la obra social y hombres fieles a Barrionuevo. Los dos sobrevivieron a la purga, prodigio atribuido por no pocos funcionarios del PAMI a los buenos oficios de Nosiglia. 
Poco después, la diputada de la Alianza Alicia Castro y el titular de la CGT rebelde Hugo Moyano denunciaron –apuntando hacia Nosiglia y Barrionuevo– que los negocios sindicales dentro del PAMI fueron parte de un acuerdo para que la CGT oficial no obstaculizara la reforma laboral. 
En marzo, una denuncia presentada ante la Oficina Anticorrupción señaló que un grupo de prestadores de servicios fúnebres vinculados con Nosiglia y Barrionuevo habían sido beneficiados con el acceso a losborradores de los pliegos de licitación del área. La OA archivó el caso tras considerar que no se había cometido delito alguno.
Hace dos semanas, el ministro de Salud bonaerense Juan José Mussi expresó –según recordó ayer el ombudsman Eugenio Semino– que “al PAMI en el Gran Buenos Aires se lo dieron a Barrionuevo y Nosiglia”.
Los interventores dieron, en cada caso, respuestas en la misma línea: sobre la continuidad de Petrecca y Hermoso el argumento fue que no podían obligar a la CGT a cambiar sus representantes en la obra social. No desmintieron el temprano acceso de algunos prestadores a los borradores de los pliegos de licitación, sino que sostuvieron que en realidad todos los competidores tuvieron acceso a ellos. En cuanto a las declaraciones de Mussi, Rosso, tras admitir la participación en el PAMI de empresas ligadas a Nosiglia y Barrionuevo, consideró que detrás de los reproches del ministro de Ruckauf hay “intereses políticos”. Señaló que la provincia de Buenos Aires también tuvo convenios cuestionados durante la gestión de Alderete. Y que ahora los hospitales de la provincia ya no son “prestadores monopólicos como lo eran entonces”. 

 


 

EL PACTO FEDERAL II SIGUE SUMANDO RECHAZOS
Maffei prefiere que Llach no cante

Por Nora Veiras

”Con vocación de Milagros”, el tema que el Ministerio de Educación hizo componer para el Día del Maestro provocó desconcierto entre los destinatarios y más de una broma entre los propios funcionarios. “No sé si estoy más preocupada que indignada o más indignada que preocupada. Resignan presupuesto y gastan en cosas que no debieran. Si el ministro (Juan Llach) quería hacerles un regalo a los docentes el mejor sería recuperar la alegría de enseñar y eso se logra saliendo de la desconfianza, del temor, que generan los proyectos educativos que dejan afuera a los protagonistas”, dijo a Página/12 la titular de la CTERA, Marta Maffei. Si bien no les entregó el compac disc, Llach tampoco logró mayor éxito con sus pares de las provincias gobernadas por la Alianza: la firma del Pacto Federal Educativo II apareció desdibujada y en su lugar le sugirieron que envíe al Congreso un proyecto de ley para discutirlo en ese ámbito. 
En la habitual ronda de prensa después de la reunión de gabinete las preguntas sobre el escándalo de sobornos en el Senado arreciaban cuando el secretario de Medios, Darío Lopérfido, fue sorprendido con una pregunta:
–¿Cuánto gastó el Gobierno en el video y los CD que piensa regalarle a los maestros? –irrumpió una cronista.
–Esa es una iniciativa del área de prensa del Ministerio de Educación y ellos son quienes pueden responder –dijo el vocero para dejar en claro que el copywright no era de su autoría.
Apenas un par de horas después, Lucrecia Casemajor, coordinadora de la Unidad de Comunicación y Prensa de Educación envió un comunicado en el que aclara que “este trabajo se entregará solamente en emisoras radiales y canales de televisión para que sea difundido gratuitamente en todo el país. Su costo de realización es de 1500 pesos (incluye impresión, edición y copiado). En principio, se editaron 500 CD que serán entregados también a los gremios docentes, a los periodistas especializados de los medios gráficos, a los ministerios de educación provinciales y en oportunidad en que las autoridades ministeriales de la Nación viajen al interior”. 
El texto abunda en que “‘Con vocación de milagros’ es una iniciativa en la que se comenzó a trabajar con los autores hace más de dos meses, por lo que de ninguna manera está vinculada, ni en tiempo ni en forma, con el Pacto Educativo”. En rigor, fue el propio ministro el que vinculó el tema interpretado por Irupé Tarragó Ros y Juan Martín Díaz a su malogrado Pacto cuando anunció que “festejaremos el Día del Maestro de otro modo: les regalaremos un disco a los docentes”. 
Después de fracasar en el intento de firmar el acuerdo con las provincias el 11 de septiembre, Llach y su viceministro Andrés Delich se reunieron en el Ministerio del Interior con el secretario de Provincias, Walter Ceballos, y gobernadores y ministros aliancistas. Llach aseguró que las provincias oficialistas ratificaron su “total apoyo” a la reforma educativa. Sin embargo, admitió que no hubo conclusión definitiva sobre el apoyo al pacto o a la necesidad de impulsar un proyecto de ley y se seguirán analizando ambas alternativas.
Ni el jefe de gobierno porteño ni su secretario de Educación participaron del encuentro. En la Ciudad, la novedad fue que La Comisión de Educación de la Legislatura aprobó por unanimidad un dictamen en el que le pide al Ejecutivo local que se abstenga de firmar el Pacto Federal II “hasta tanto los legisladores no lo hayamos estudiado adecuadamente”. Ante tantos contratiempos, en los pasillos de la Casa Rosada optaron por el humor: “A esta altura el único lugar donde se puede encontrar el Pacto es en Musimundo”. 

 

 

opinion
Por Docentes*

Milagros inesperados

Atentos al anticipo del regalo musical que recibiremos el próximo 11 de setiembre de parte del ministro de Educación, Juan José Llach, y conmovidos por el desinteresado gesto, nos sentimos en la obligación pedagógica de explicar el contenido metafórico de “Con vocación de milagros”. A saber:
“En lugares donde el tren siquiera pasa cercano...” (quiere decir: después de las privatizaciones –de la época en que Llach era viceministro de Economía– el tren pasa cada vez por menos lugares).
“Y se desvive el amor porque no tiene mercado...” (quiere decir: el amor, a diferencia de la educación, todavía no entra en la lógica de mercado).
“... con la esperanza latiendo en la palma de la mano...” (quiere decir: lo único que puede haber en la palma de la mano de un docente es esperanza, porque plata...).
“Porque nació para dar sin preguntar dónde y cuándo...” (quiere decir: sólo dar, no recibir; y mucho menos preguntar cuánto).
“Para quedarse a vivir en un guardapolvo blanco...” (quiere decir: los docentes no tienen vida más allá de la escuela).
“En el pueblito con pan y siesta de provincianos o en plena aldea global y computadora en mano...” (quiere decir: no hay estufas y probablemente nunca lo habrá).
“... y su frescura al verano...” (quiere decir: tampoco ventiladores).
Claro que no todo necesita ser explicado. De hecho, el título es un verdadero acierto: se necesita un milagro para ser docente y llegar a fin de mes. Aunque haya gestos oficiales que nos permiten suponer que, después de todo, la nuestra es una tarea valorada.

* Edith Bello, Irene Raigorodsky, Silvia Fuchs, Juan Pablo Bermúdez.

 

PRINCIPAL