Con la denominación “Juntos por el Cambio”, Pichetto se mostró con Macri en Olivos
El mismo macrismo con nuevo nombre y foto oficial
Con el cambio buscan marcar la diferencia de la incorporación del ex jefe del bloque de senadores del PJ. Hubo foto y luego viajaron juntos a Neuquén.
Imagen: AFP

Cambiemos ya no se llamará Cambiemos. Ahora es Juntos por el Cambio. Casi un homenaje al primer espacio que tuvo Mauricio Macri antes del PRO: Compromiso para el Cambio. El nuevo nombre marca la diferencia que buscan hacer con la incorporación del peronista Miguel Pichetto a la fórmula presidencial. El presidente Mauricio Macri publicó su primera foto con su compañero de fórmula –cuidadosamente tomada en los jardines de la Quinta de Olivos– junto con el nuevo nombre. Además de recibir a Pichetto, tuvo una serie de reuniones con los aliados radicales (que no terminaron del todo bien), con la Coalición Cívica y con los gobernadores oficialistas. Luego Macri viajó con Pichetto a Vaca Muerta. 

Fue el primer encuentro entre Macri y Pichetto, ya como fórmula presidencial, y fue en Olivos. Allí, en la puerta de la quinta, y antes de ingresar, Pichetto siguió dejando definiciones para la prensa. Dijo que en otras oportunidades había criticado la política económica de Macri y que todavía pensaba que “hay que hacer correcciones”. Entre otras cosas, abogó por pagar la deuda con el FMI y “ver como se reformula si no puede, pero todo en un marco de común acuerdo”. “El país no puede volver más a decisiones unilaterales, cebado por discursos de contenido emocional, ya que implican un riesgo fenomenal”, indicó. “Si Argentina vuelve a defaultear, va a pasar a ser un país sumergido, aislado, despreciado en el contexto de las naciones por incumplidor serial”, sostuvo Pichetto.

En línea con lo que será el discurso de campaña en 2019 del macrismo, Pichetto dijo que este año no se trata de “un mero recambio presidencial, ya que están en juego dos propuestas: la de consolidación del modelo democrático, y la otra que expresa componentes complejos y autoritarios”. También sostuvo que tuvo una conversación con Elisa Carrió, con Eduardo Duhalde y con Carlos Saúl Menem. Y pidió “un acuerdo económico, social, y convocar a empresarios y los sectores del trabajo, y de los distintos sectores de la política para acordar 5 o 6 grandes políticas de Estado para que el país pueda ser sustentable”. “Vamos a definir los trazos de la estrategia electoral y todo el eje de la campaña de acá para adelante”, aseguró Pichetto.

El encuentro con Macri luego concluyó con una foto. Antes de eso, Macri estuvo reunido junto con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los gobernadores oficialistas María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Alfredo Cornejo y Gerardo Morales, y el dirigente Ernesto Sanz, que luego participaron con otros radicales de un encuentro donde hubo discusiones sobre la presidencia de la Cámara de Diputados a partir de 2020, cuando ya no esté allí Emilio Monzó (ver página 8). El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, estuvo ausente por un viaje a China. 

Macri recibió luego a los dirigentes de la Coalición Cívica, que también se sacaron una foto con Pichetto. Estuvieron los diputados Paula Oliveto y Juan Manuel López, el legislador porteño Maximiliano Ferraro –que preside la Coalición Cívica– y Maricel Etchecoin.

Tras el encuentro, Frigerio aclaró que “Pichetto no puso condiciones” para ingresar al espacio y sostuvo que aporta “experiencia en la búsqueda de consensos y comparte los valores de transformación y cambio iniciados en la Argentina”. Y volvió a recordar lo mucho que ayudó al oficialismo a pasar las leyes por el Senado. 

“Más allá de las diferencias políticas ha sido importante y ha sabido entender que sobre todo, están los intereses de la Nación”, aseguró el ministro del Interior, que talló en las negociaciones para lograr que Pichetto fuera el vice, así como lo hicieron otros radicales cercanos al senador, como Sanz y Morales. Por último, Frigerio advirtió que la incorporación de Pichetto es la primera de otras que buscarán en el futuro. 

De hecho, ayer por la mañana dejó abierta la puerta para seguir negociando con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. Una puerta que se cerró en cuanto Urtubey arregló con Roberto Lavagna una fórmula conjunta. “Se nos escapó”, indicó a este diario un macrista versado en las lides peronistas. 

“Desde hace tiempo pensábamos que teníamos que ampliar la base de sustentación de nuestro espacio, la convención del radicalismo también y en esa visión de que necesitamos más consensos en la Argentina, con aquellos que comparten valores y el norte hacia el cual estamos llevando nuestro país llegamos a este acuerdo”, dijo.

A las múltiples celebraciones de la candidatura de Pichetto se sumó la actual vicepresidenta Gabriela Michetti, quien era la otra posible opción.

“Un abrazo a Pichetto, un político que siempre buscó el consenso y la gobernabilidad. Estoy convencida de que aportará mucho a nuestro país, tal como lo ha hecho durante su vida política. Nuestro presidente, Mauricio Macri y el partido cuentan conmigo para esta nueva etapa”, indicó. En su entorno, señalaron que está en paz con dejar el cargo en diciembre y que acompaña la incorporación porque sabe, como el resto del PRO, que no les están sobrando votos para la reelección.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ