Principal RADAR NO Turismo Libros Futuro CASH Sátira
KIOSCO12


Se fue “Tincho” Zabala, un hombre
de siete décadas en el espectáculo

Trabajó en cine, teatro y TV. Fue popular por sus personajes en “La Tuerca” y “Los hijos de López”. Falleció por una infección.

Comenzó su carrera en 1937, participando en un radioteatro.
Ganó tres Martín Fierro y también un premio Cóndor de Plata.

El actor “Tincho” Zabala falleció ayer a los 78 años, a consecuencia de una infección generalizada de la que no pudo recuperarse, luego de haber sido intervenido quirúrgicamente hace tres meses. “A Tincho le realizaron en noviembre un by pass en la pierna y fue dado de alta en enero, pero poco después debió ser internado nuevamente a causa de una infección generalizada, de la que no pudo recuperarse”, contó un familiar del artista uruguayo, nacido en el tradicional barrio Cordón de Montevideo en 1923. Llamado en realidad Martín Zabalúa y con más de 60 años de trayectoria artística –comenzó en el radioteatro, en 1937–, “Tincho” Zabala abarcó todos los medios de expresión, aunque su salto de popularidad ocurrió a través de algunos celebrados personajes televisivos de las décadas del setenta y ochenta. Obtuvo, en todos estos años, buena cantidad de premios y reconocimientos por sus diferentes labores actorales. Así, ganó un premio Konex en 1981 (el año dedicado a los espectáculos), otro otorgado por sus colegas de la Asociación Argentina de Actores en 1992 y también la Cruz de Malta, con la que fue condecorado en 1993. También fue distinguido en tres oportunidades –1962, 1971 y 1991– con el premio Martín Fierro, por diferentes performances televisivas. En el área cinematográfica, ganó en 1995 el Cóndor de Plata por su actuación en el film No te mueras sin decirme dónde vas, de Eliseo Subiela.
A lo largo de su carrera, Zabala tuvo grandes maestros como Luis Sandrini y Miguel Coronato Paz, y en el teatro serio a su padre –uno de los creadores del radioteatro en Argentina– y a Milagros de la Vega. Tras su comienzo radial, con los años se afirmó su pasión por la escena, donde hizo clásicos de la comedia como Goldoni, Molière o el Sueño de una noche de verano, de Shakespeare, entre muchas otras obras. De sus trabajos televisivos, se destacó su participación en el popular ciclo humorístico “La Tuerca”, en el cual componía a “Victoriano Barragán, funcionario”. El tal Barragán era, aparentemente, un inspector municipal que reclamaba al comerciante de turno uno y mil requisitos para lograr la habilitación de un local, hasta que llegaba el inevitable momento del “arreglo”. Sin inmutarse y buscando la complicidad de la cámara, el personaje remataba: “No, no... no puedo decir que no”. Otra de sus memorables actuaciones fue como integrante del grupo de jubilados que, sentados en una plaza, reflexionaban sobre la realidad y observaban, con cierta resignación, el pasar de atractivas (y jóvenes) señoritas. En ese sketch era acompañado por Vicente Rubino, Guido Gorgatti, Rafael “Pato” Carret y Tino Pascalli.
A finales de los años ‘70, volvió a tener suceso dentro del exitoso ciclo “Los hijos de López”, que se emitía por la entonces Argentina Televisora Color (ATC) y en donde compartía cartel con Alberto Martín, Emilio Disi y Jorge Martínez.
En los últimos tiempos había tenido pequeñas participaciones en dos programas televisivos, “Primicias” y “Verano del ‘98”. En este último componía un personaje bautizado simplemente “El Abuelo”. Era, en verdad, casi un rol que excedía la misma ficción: como veterano y reconocido actor, se había ganado el respeto de sus mucho más jóvenes (e inexpertos) colegas. “Comparto elenco con chicos y chicas que tienen muchas inquietudes. Son respetuosos y humildes como para preguntar. Eso me halaga... Ojalá algo de los que les digo, les sea útil. Yo he pasado por lo que están pasando ellos, y por eso nada me sorprende.”

 


 

SE ENTREGAN LOS OSCAR FRANCESES
Primero le toca a César

La Academia de Artes y Técnicas del Cine de Francia celebrará esta noche la 26ª entrega de los premios César 2000, el galardón más prestigioso del cine francés. Harry, un ami qui vous veut du bien, de Dominik Moll, y Le gout des autres, de Agnes Jaoui y Jean–Pierre Bacri –seleccionada para el Oscar al mejor film extranjero–, son las candidatas a triunfar en grande: poseen nueve candidaturas cada una, incluida a la mejor película. También están nominadas en esta categoría Les blessures assassines, de Jean–Pierre Denis, Saint–Cyr, de Patricia Mazuy, y Un affaire de gout, de Bernard Rapp. El español Sergi López (por su labor en Harry, un ami qui vous veut du bien) competirá por el César al mejor actor con Jean–Pierre Bacri (Le gout des autres), Charles Berling (Les destinées sentimentales), Bernard Giraudeau (Une affaire de gout) y Pascal Graggory (La confusion des genres). Para el premio en la categoría de mejor actriz, los académicos han nominado a Dominique Blanc (Stand by), Juliette Binoche (La Veuve de Saint–Pierre), Emmanuelle Béart (Les destinées sentimentales), Isabelle Huppert (Saint–Cyr) y Muriel Robin (Marie–Line). El César a la mejor película extranjera, que el pasado año fue para Todo sobre mi madre, del español Pedro Almodóvar, será entregado este año por su compatriota Eduardo Noriega. En este rubro compiten American Beauty, de Sam Mendes; Billy Elliot, de Stephen Daldry; Dancer in the dark, de Lars von Trier, In the mood for love, de Wong Kar–Wai, y Yi Yi, de Edward Yang. Las actrices Charlotte Rampling –protagonista de la promocionada Sous le sable, de François Ozon– y Darryl Cowl, y la directora Agnes Varda recibirán un César de honor por su carrera. La ceremonia, a realizarse en el teatro Champs Elysées, será conducida por el actor Daniel Auteuil.

 

PRINCIPAL