Principal RADAR NO Turismo Libros Futuro CASH Sátira


ZULEMITA QUIERE VENDER LA CASONA DE LA CALLE ECHEVERRIA
La nena está preparando la retirada

El ex presidente se declaró insolvente ante el oficial de Justicia que lo visitó
en Don Torcuato para embargarlo
por 3 millones de pesos. Cuando dejó la Presidencia tenía 2,5 millones de pesos. Zulemita está por poner en venta la casona de la calle Echeverría.

Zulemita pidió tasación para la casona donde se había mudado “el papi” antes de casarse con Bolocco.

Por Diego Schurman

Zulemita quiere vender todas sus propiedades. La hija de Carlos Menem ya hizo tasar la casa de Echeverría y también buscaría desprenderse de otros inmuebles, incluso algunos que poseería en Miami, donde se encuentra junto a su madre desde hace pocos días. Ambas tomaron la decisión ante la posibilidad de que la Justicia resuelva inhibir los bienes del ex presidente, lo que complicaría cualquier negociación futura de compraventa.
A pedido de su hija, Zulema Yoma se contactó el martes de la última semana con una reconocida inmobiliaria para tasar la casa de Echeverría 3535. Para decidir su intervención en la venta, la firma se comunicó inmediatamente con importantes estudios jurídicos de derecho civil y comercial: teme quedar involucrada en conflictos legales ya que la propiedad está a nombre de la sociedad uruguaya Ondisur.
El control de las sociedades off shore lo tiene quien posee el paquete mayoritario de acciones. El 10 de abril de este año, Menem reconoció en un reportaje con Luis Majul que su hija es la cabeza de esa sociedad.
–¿Está a nombre de una sociedad uruguaya la casa? –lo apuró el periodista.
–Sí, pero es de Zulemita la sociedad uruguaya –contestó el ex presidente.
En ese domicilio Menem solía pasar sus noches hasta que el romance con Cecilia Bolocco lo terminó distanciando de Zulemita y, en consecuencia, de las propiedades que están a nombre de ella. Claro que el episodio no hizo tanto ruido como la pelea por “La Rosadita” de Anillaco, la que también podría pasar a la venta. El ex presidente quería realizar su boda en esa mansión pero Zulemita, quien ostenta el título de propiedad, se lo impidió.
Jorge Urso ahora amenaza con interponerse entre padre e hija. El juez que investiga la venta ilegal de armas ya activó el expediente por supuesto enriquecimiento ilícito de Menem, lo que también significaría avanzar sobre las propiedades de Zulemita, a quien en varias oportunidades señalaron como testaferro de su papá.
Zulema aterrizó ayer en Miami y se encontró con su hija, a quien le manifestó su preocupación por las derivaciones de la causa que tiene a Menem detenido en Don Torcuato. Ambas se encontrarían gestionando la venta de propiedades que tendrían en Estados Unidos a través de las firmas que lideran Juan de Fortuna y David Sutton.
En Miami, las ex primeras damas se alojan en Majestic, sobre la Avenida Collins. Se trata de un lujoso departamento de la exclusiva zona de Bal Harbour, y siempre a mano de los shopping Aventura Mall y Dadeland. A diferencia de otros viajes, Zulemita no saldrá del complejo únicamente para comer ensalada amalfi con helado en Carpaccio, un restaurante al que maliciosamente relacionan con la mafia italiana y que se levantó donde antes funcionaba La Rosa Negra, otra casa de comidas pero de firma argentina.
Tampoco se espera que la hija del ex presidente se encuentre con Gustavo Tarrab, dueño de los Astilleros Tarrab, o con Bernardo Neustadt, socio de varios emprendimientos en esa ciudad norteamericana. Pero probablemente mantenga reuniones, si es que ya no lo hizo, con miembros de la familia Sutton. En abril del año pasado David Sutton y el propietario del Hotel Alvear, Mario Falak, compraron por 15 millones de dólares las Galerías Pacífico. Ambos tienen acciones en el hotel Llao Llao. Y siempre se habló de una supuesta vinculación de Falak con los Menem.
También se menciona la posibilidad de que Zulemita y Zulema tomen contacto con De Fortuna Propiedades, que en Miami maneja millones de pesos en el negocio inmobiliario. Junto a Sutton, De Fortuna recicló el viejo edificio Paco Rabanne, al que ahora se conoce como Grand View, en laAvenida Collins, a la altura de la calle 60. Los departamentos oscilan entre 300 mil y un millón de dólares.
De Fortuna es uno de los apellidos que ganó espacio en las páginas de los diarios por haber prestado su cuenta para que se depositaran 4 millones de dólares de la supuesta coima del Banco Nación.
En la inmobiliaria ofrece sus servicios Néstor Gostanian. No se trata sólo del sobrino del ex presidente de la Casa de la Moneda Armando Gostanián. También ostenta un parentesco político con el hermano de Wenceslao Bunge, quien ofició de vocero del fallecido empresario Alfredo Yabrán.
Zulemita tiene entre sus amigas predilectas a Mónica Gostanian, hija de Armando. Juntas pasaron varias horas en el loft que la hija del ex presidente compró en el Palacio Alcorta, en Ortiz de Campo 3030 a unos 250 mil dólares. Las refacciones que ordenó realizar elevaron el costo a casi el doble. Las otras propiedades a nombre de Zulemita son las de Posadas 1540 y Libertador 2423. ¿La hija del ex presidente también intentará vender estas propiedades?
La preocupación del retoño y ex esposa de Menem por el dinero no es nueva. No saben si con el embargo dispuesto por Urso (ver página 16) el ex presidente, ahora que está detenido, podrá justificar el origen del dinero con el que hace frente al pago de la cuota alimentaria que recibe Zulema. Las posibilidades de que el juez se inmiscuya en el expediente judicial del divorcio no son pocas.
El mismo entorno de Menem está preocupado por la falta de dinero fresco. No porque el ex presidente y sus amigos no tengan si no porque aquellos que lo administran no lo pueden movilizar, temerosos de quedar bajo la lupa de Urso.
No por nada, antes de llegar a un acuerdo con Oscar Salvi, fracasaron varios intentos de contratar a otros abogados para sumarse a la defensa de Menem: uno de ellos llegó a pedir 3 millones de dólares y los gestores menemistas quedaron en llamarlo, algo que nunca ocurrió.

 

Zamora dijo basta

“Es hora de decir basta”, reclamó ayer el dirigente socialista Luis Zamora ante el nuevo paquete de medidas económicas anunciado por el ministro de Economía, Domingo Cavallo. “¿En vez de sacrificar ahora más salarios y jubilaciones, no sería necesario que el pueblo tome en sus manos los pasos a seguir y cómo hacerlo?”, se preguntó el ex diputado del MAS, quien ahora se postula como candidato a diputado por la agrupación Autodeterminación y Libertad.

 

Coelho- Bolocco

“Me resulta repugnante que haya gente de la televisión, que haya programas que se presten a este tipo de cuestiones que en el fondo seguramente esconden algún intento de extorsión y de chantaje frente al cual no se puede aceptar”. Con esas palabras, Eduardo Menem descalificó ayer las versiones de una pelea entre su hermano Carlos y Cecilia Bolocco por un supuesto romance de la conductora chilena con el escritor brasileño Paulo Coelho. “Me dan asco los que hacen esos programas. Hay mucha basura, hay muchos miserables, muchos oportunistas. Carlos y creo que Cecilia también, estarán acostumbrados a este tipo de miserabilidades humanas y creo que no tienen que darle absolutamente ninguna importancia”.

 

Carlos Menem está en camino de
convertirse en un nuevo Diógenes

Por Eduardo Tagliaferro

Carlos Menem es insolvente. Por lo menos así se desprende de la cédula judicial que labró el oficial del juzgado de San Isidro que concurrió a imponerle del embargo por 3 millones de pesos dictado por el juez federal Jorge Urso. Hace veinte meses, cuando abandonó el gobierno, el ex presidente reconoció mediante declaración jurada, tener un patrimonio de 2.574.893,53 pesos. Ayer cuando se le notificó del embargo, respondió que “no tiene bienes”. Mientras comprueba la veracidad de sus dichos, Urso podría dictar en los próximos días la inhibición general sobre las propiedades y acciones del ex presidente. La medida le impediría comprar o vender cualquier bien. Si es que conserva alguno luego de que termine la avanzada vendedora de su hija Zulemita (ver aparte).
–¿Puede mentir un procesado? –preguntó Página/12 a un funcionario de los tribunales federales al que le consultó sobre el fuerte contraste entre la declaración jurada del ‘99 y la insolvencia declamada ayer.
–Un procesado no está obligado a decir la verdad.
–Pero estamos hablando de la palabra de un ex presidente.
–La ética es una concepción personal –fue la respuesta del funcionario que con su rostro decía más de lo que afirmaban sus palabras.
El último 4 de julio, al dictar la prisión preventiva del ex presidente por considerarlo “jefe de la asociación ilícita” que vendió armas a Croacia y Ecuador, Urso le trabó un embargo a Menem por 3 millones de pesos. El trámite del oficial de justicia se inscribe en la práctica burocrática habitual utilizada para notificar los embargos a los procesados. “La respuesta (de Menem) no fue distinta de la que suelen dar todos los procesados”, afirmó a este diario un abogado con larga experiencia penalista.
Conocer cuáles son las reales propiedades del ex presidente, es una de las recurrentes incógnitas que rodearon su trayectoria política. Sus más antiguos seguidores recuerdan la única propiedad que por los años 80 Menem tenía en la Capital Federal: un departamento de dos ambientes, en Cochabamba y Jujuy. No se puede negar que de aquellos tiempos a este presente, el riojano ha recorrido un largo camino.
En Comodoro Py los funcionarios consultados por este diario señalaban su sorpresa ante la respuesta de Menem al funcionario que fue a notificarle del embargo dictado por Urso. Sobretodo porque el ex presidente no desconoce que en el escritorio del magistrado se encuentran las declaraciones juradas que oficialmente firmó frente al escribano general de gobierno. Claro que los funcionarios no descartaban una hipótesis que a la luz de los últimos movimientos de su hija Zulemita no parece nada descabellada: “quizás los veinte meses que Menem lleva en la actividad privada lo hayan empujado a vender todo”.
Si esta teoría se comprueba cierta –de acuerdo con su última declaración jurada– desde que dejó la Casa Rosada, de su patrimonio deberían haberse esfumado:
Inmuebles por 723.626,94 pesos. En este ítem figuraban propiedades en Recoleta, Almagro, Belgrano, Chilecito y Anillaco.
Autos y motos por 110.700 pesos. En este punto los vehículos oscilaban entre los 5.400 pesos y los 24 mil. También admitía poseer una aeronave de 25 mil pesos.
Acciones, cuotas y participaciones sociales por 1.256.554,02 pesos. Aquí el ex presidente admitió tener dinero en fondos comunes de inversión, créditos y unos escasos 10 mil pesos como depósito en efectivo.
Bienes personales y muebles del hogar por 92.621,57 pesos.
Otros bienes por 300.422 pesos.
Esta declaración fue la primera y la última recibida por la oficina de Etica Pública dirigida por un viejo amigo del ex presidente, el médico Luis Ferreira. En esa ocasión el ex presidente había apelado a “practicar la ética, no predicarla”. Claro hablaba desde la Casa Rosada y ocupaba elprincipal escalón en la pirámide política, lejos estaba de imaginar su actual presente en la quinta de Don Torcuato. Eran los buenos tiempos, aquellos en los que Víctor Alderete, Elías Sahad, y Carlos Spadone compraban lotes linderos a “La Rosadita” en Anillaco, para compartir la retirada del Jefe.
Probablemente hoy, Urso reciba de su par Juan José Galeano el expediente en el que se investiga el supuesto enriquecimiento ilícito de Menem. Buscando esclarecer la ruta de las coimas en la venta ilegal de armas, el juez pretende comprobar si parte de los 60 millones que no ingresaron en las arcas públicas fueron a engrosar el patrimonio de los involucrados o de algunos de sus familiares. La trama comenzará a develarse cuando el magistrado reciba los informes de los registros de propiedad. La defensa de Menem reclamó la nulidad de esas actuaciones. Un poco más diligente, Zulemita puso el cartel de venta sobre todo lo vendible.

 

PRINCIPAL