Si hay primarias, que no se note
Imagen: Télam

“Las PASO no sirven para nada”, “las primarias son sólo una gran encuesta carísimas”, “no hay competencia porque todos los partidos eligen a sus candidatos a dedo”. Estas y decenas de otras frases pueden leerse en las últimas horas tanto en redes sociales como en algunos “análisis” de periodistas y políticos en algunos medios de comunicación. Pero, ¿es realmente así? ¿hay o no hay competencia?. Veamos en unos pocos puntos la información dura recogida por el propio gobierno nacional luego del cierre de listas del sábado pasado. Es cierto que no hay competencia para la categoría de presidente y vice en ninguno de los nueve frentes electorales inscriptos.¿Pero la utilización de las PASO se termina ahí? Sigamos con el análisis un poco más y veremos que no: 

  1. Hay competencia para dirimir cargos nacionales (senadores y/o diputados) en 17 de las 24 provincias. Es decir, en el 71 por ciento de los distritos argentinos.
  2. Juntos por el Cambio, cuya fórmula presidencial es Mauricio Macri-Miguel Pichetto, es el frente que más competencias tiene (ya sea para senadores y/o diputados). Compiten más de una lista de esta alianza en 13 provincias. Es decir que contando sólo el oficialismo, se definirán candidaturas legislativas en las PASO en el 54 por ciento de los distritos del país.
  3. Le sigue el Frente de Todos, con competencia para definir candidatos a senadores y/o diputados nacionales en siete provincias. Esto significa que la alianza que lleva como fórmula presidencial a les Fernández dirime sus candidaturas legislativas nacionales en las PASO en el 29 por ciento de los distritos. Casi un tercio.
  4. Consenso Federal define sus candidatos a senadores y/o diputados en primarias en 3 distritos. (Hay que advertir que a diferencia de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, la dupla Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey no presenta precandidatos propios en todos lados). Esto representa entonces el 12,5 por ciento del total.
  5. Si tomamos para analizar el total de las ocho provincias que eligen Senadores este año, siete tienen competencia en al menos uno de sus frentes electorales. Esto quiere decir que el 87,5 por ciento de las provincias que eligen senadores nacionales tienen competencia en las PASO. La única provincia que tiene listas de consenso en toda su oferta electoral es Río Negro.
  6. Las provincias que no tienen competencia para cargos legislativos nacionales son siete sobre veinticuatro: Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, La Pampa, La Rioja, Mendoza y Río Negro. Sin embargo, y especialmente en la provincia de Buenos Aires, sí hay múltiples competencias internas en distintas categorías provinciales como intendente y legisladores locales. 

En este contexto, si el problema fuera realmente el “costo fiscal” de las PASO, como sostienen encumbrados dirigentes de Cambiemos, para reducirlo proponen una “solución” que en realidad no significa ningún “ahorro” considerable: sugieren eliminar las primarias en aquellos distritos donde efectivamente no hay competencia: las categorías de presidente y vice y en aquellas las provincias que no tienen ninguna competencia a cargos legislativos. En resumen, los gastos en 17 provincias sería prácticamente el mismo. Y a eso habría que sumar, por ejemplo, distritos como provincia de Buenos Aires, en donde hay PASO a intendentes en múltiples localidades. 

Lo que sí hubiera implicado un verdadero ahorro de recursos es que, por ejemplo, las provincias gobernadas por radicales como Jujuy, Mendoza o Corrientes no hubieran desdoblado su votación de la nacional, tal como el propio presidente Mauricio Macri les pidió antes de fijar el calendario electoral local. Evidentemente, cuando la necesidad política es grande, el gasto electoral es chico.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ