Berlocq jugó un partidazo para vencer 6-4, 6-2 a Ferrer y avanzar a cuartos de final
Charly se animó y derribó la pared
Luego de sus triunfos en la Davis, que le valieron la invitación al Argentina Open, el único argentino con vida en el certamen, volvió a mostrarse sólido y agresivo frente al ex número tres del mundo. Hoy buscará las semis frente al brasileño Monteiro.
Berlocq logró un triunfo importantísimo en su carrera. “Todavía puedo mejorar”, dijo.Berlocq logró un triunfo importantísimo en su carrera. “Todavía puedo mejorar”, dijo.Berlocq logró un triunfo importantísimo en su carrera. “Todavía puedo mejorar”, dijo.
Berlocq logró un triunfo importantísimo en su carrera. “Todavía puedo mejorar”, dijo. 
(Imagen: Alejandro Leiva)

Dos cosas se combinaron ayer para que Carlos Berlocq se quedara con la victoria frente al tres veces campeón en Buenos Aires y ex número tres mundo, David Ferrer. La primera fue el gran tenis que mostró el Gladiador de Chascomús, que estuvo muy sólido con su saque, que salió decidido a presionar, a no dejarlo pensar, a pasarlo por arriba a su rival; la otra, el bajón que atraviesa el gran luchador español, quien se mostró errático y lejos del estado físico privilegiado que supo esgrimir en el circuito y, especialmente, en el ATP de Buenos Aires donde fue finalista en 2010 y ganador en 2012, 2013 y 2014. Charly se impuso por 6-4 y 6-2, al cabo de una hora y 26 minutos de juego, y es el único argentino que queda con vida en el cuadro luego de la eliminación de Guido Andreozzi, quien cayó ante el austríaco Gerald Melzer.

Berlocq (77 del ranking) aprovechó al máximo el quiebre que consiguió en el primer juego del partido, donde Ferrer (27) comenzó a mostrar algunas falencias. Sin embargo, el mérito del argentino para llevarse la primera manga consistió en no permitirle al español recuperarse, ejerciendo una presión constante sobre su juego y haciendo una lectura perfecta del trámite, lo que le permitió anticiparse para resolver algunos puntos de buena manera. El gran interrogante que sobrevolaba el court central “Guillermo Vilas” era si el Gladiador iba a poder sostener esa misma intensidad en la siguiente manga o si Ferrer iba a reaccionar de un momento a otro para dar vuelta las cosas. La duda se despejó rápido. Berlocq volvió a quebrar en el primer game y otra vez en el quinto para ampliar la ventaja que terminó sellando con un hermoso drop. Fue una de las victorias más importantes de su carrera. “Ganarle a David acá es muy emocionante. Sabía que para ganarle tenía que tener un gran rendimiento tenístico, mental y físico. Estuve muy estable y muy decidido en mi juego. Hice diferencias en el comienzo y, a pesar de algunos errores, las pude mantener”, analizó Charly ante la prensa. “Cuando entrenás duro y sos meticuloso, cuando no te conformás, las cosas salen mejor. Siento que estoy jugando mejor hace varios meses y pienso que puedo seguir mejorando”, agregó.

El Gladiador jugará hoy (no antes de las 21) por un lugar en la semifinales frente al brasileño Thiago Monteiro (84), quien se impuso anoche 6-3, 6-4 frente al español Tommy Robredo (550), ganador del ATP de Buenos Aires en 2009. Todavía no conocía Berlocq el nombre de su rival –quien lo venció 4-6, 6-4 y 6-1 el año pasado la final del challenger Aix en Provence, en Francia– cuando expresó su confianza: “En cuartos tengo que entrar como ahora, tratar de disfrutar y de jugar un gran tenis”. Luego aprovechó para pedirle al público que lo acompañe: “Pueden seguir disfrutando del un gran tenis y de seguir apoyando al tenis argentino”. Por su parte, Ferrer comentó: “Charly jugó mejor yo, tuvo más energía y es un justo ganador”.

El argentino que se despidió ayer fue Guido Andreozzi (142), luego de perder 7-6 (4) y 6-3 frente al austríaco Gerald Melzer (101). El tenista porteño, proveniente de la clasificación, no pudo sostener el juego que había exhibido frente a Renzo Olivo en la primera ronda y así perdió su primer duelo en el circuito ATP frente a Melzer, a quien había derrotado en los challengers de San Pablo 2012 y Santo Domingo 2016. El jugador surgido del Club Harrods falló con su saque en el tie break de la primera manga y en la segunda cedió su servicio en el octavo juego para que el visitante cerrara el encuentro con su saque. El excéntrico Melzer, de vincha y lentes de sol, se las verá (cerca de las 15.30) ante el ucraniano Alexandr Dolgopolov (66), que venció 6-3, 7-6 (4) al uruguayo Pablo Cuevas (22).

Los cuartos de final los abrirán (13.55) el español Albert Ramos Vinolas (26), que viene de eliminar al correntino Leo Mayer, y su compatriota Pablo Carreño Busta (25), vencedor frente al italiano Alessandro Giannessi. Mientras que, en el primer partido de la noche se medirán el japonés Kei Nishikori, número cinco del mundo y primer favorito, quien dejó en el camino a Diego Schwartzman, y el portugués Joao Sousa (91), que viene de eliminar a Federico Delbonis.