Cambian la modalidad de lucha contra la política aerocomercial del Gobierno
Los pilotos repartirán sus críticas en Aeroparque
Tras la embestida del oficialismo, los trabajadores dejarán de leer su mensaje antes de que los pasajeros bajen del avión. Aseguran que lograron visibilizar el conflicto.
El secretario general de APLA, Pablo Biró, ratificó sus cuestionamientos al Poder Ejecutivo.El secretario general de APLA, Pablo Biró, ratificó sus cuestionamientos al Poder Ejecutivo.El secretario general de APLA, Pablo Biró, ratificó sus cuestionamientos al Poder Ejecutivo.El secretario general de APLA, Pablo Biró, ratificó sus cuestionamientos al Poder Ejecutivo.El secretario general de APLA, Pablo Biró, ratificó sus cuestionamientos al Poder Ejecutivo.
El secretario general de APLA, Pablo Biró, ratificó sus cuestionamientos al Poder Ejecutivo. 
Imagen: Guadalupe Lombardo

Los pilotos de líneas aéreas nucleados en APLA y UALA, junto a trabajadores de Aerolíneas Argentinas repartirán personalmente en Aeroparque el comunicado que leían a los pasajeros antes de bajar del avión y concluir sus vuelos. De esta manera continuarán sus críticas a la “política de cielos abiertos” y la llamada “revolución de los aviones” que impulsa el Gobierno nacional y que provocó decenas de despidos y pone el peligro las aerolíneas de bandera y el propio sistema aerocomercial. El Gobierno atacó duramente esta denuncia de los pilotos y buscó asociarla a la “campaña electoral” y al “kirchnerismo”. Además, amenazó con judicializarla y reprimir laboralmente. 

Los pilotos dejarán momentáneamente de leer el comunicado que dirigían desde las cabinas al final de cada viaje, porque –como afirmaron a Página/12-- la propia “escalada” del Gobierno “ayudó a difundir la crítica situación de la aviación comercial” y evaluarán cómo seguirá el plan de lucha que iniciaron el primero de julio con “estado de alerta y movilización”, que incluyó la elaboración de un proyecto de ley de “emergencia aerocomercial”.

“Si hacemos asambleas nos salen a matar, si hacemos manifestaciones en Aeroparque nos mandan agitadores a pudrir las marchas, si salimos en las redes sociales nos mandan ejércitos de trolls pagos por el Gobierno para matarnos. La verdad es que no nos dejan la posibilidad de manifestar la situación. Entonces para darle visibilidad se nos ocurrió esto, para, además, no demorar ni un minuto un solo vuelo”, denunció Pablo Biró, titular de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) frente a la salvaje reacción del Gobierno contra el comunicado que leían los pilotos.

“El problema que tenemos es que nos estamos quedando sin laburo. Si te meten en cana porque quieren criminalizar la protesta es un daño colateral. Nuestros compañeros están desesperados y no hay ninguna política tendiente a revertirlo, y hay un montón de herramientas que tiene el gobierno para subsanar la crisis que ellos mismos generaron”, insistió Biró y agregó: “quieren hacerme quedar como un tipo antidemocrático, quieren censurar nuestra libertad para reclamar por los compañeros sin trabajo".

En el Gobierno prefirieron omitir la crisis aerocomercial y priorizaron acusar a los pilotos de “hacer campaña electoral” para “el kirchnerismo”, al tiempo que los funcionarios desataron en medio de las críticas sus propias proclamas electorales.

"Es inapropiado y está en contra de todas las reglas internas y externas, las propias de la compañía y la regulación del país. Es inadmisible que se utilice para una campaña política apoyando al kirchnerismo y en contra del Gobierno", sostuvo el presidente de Aerolíneas Argentinas, Luis Malvido. "Todo lo que dice el mensaje es mentira. Estamos analizando todas las medidas, no descarto una demanda judicial al gremio porque la situación es grave", expresó el funcionario.

Una medida que ya habían impulsado en junio de 2018 (un año no electoral), cuando denunciaron penalmente a Biró por “poner en peligro la seguridad aérea” cuando los pilotos difundían un comunicado similar a los pasajeros. Un tema que la justicia penal desestimó por tratarse de una cuestión de “libertad de expresión” y de “derecho laboral”. El gobierno entonces apeló.

"Es algo ilegal, es propaganda total y absolutamente fuera de lugar”, interpretó al ministra de Seguridad Patricia Bullrich y relacionó la protesta con el kirchnerismo: "Es como cuando te ponían en el avión el diario de ellos. Es como que vos sos una cabeza hueca y te meten el mensaje a la fuerza. Y eso es lo que no queremos más". "Si me pasa eso, me paro y les digo `me sacan ese mensaje ya´. La gente tiene que empezar a decir `no queremos escuchar tu mensaje, no nos interesa, pensamos distinto´", propuso .

 

Para el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, el comportamiento de los pilotos “está en el ADN del kirchnerismo que es el comportamiento mafioso y patoteril”. Para el ministro cuando cambió el gobierno, también “cambiaron los argentinos”, y repitió el slogan de campaña del oficialismo: "los argentinos no van a volver atrás" y "Mauricio va a ser reelecto este año".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ