COSAS VEREDES
La super heroína urgente
La última súper chica Marvel en estelarizar historieta propia se llama América Chávez, aka Miss América, y es una joven queer latina que, además de viajar a otras dimensiones y luchar contra hordas alienígenas, busca derribar muros y aniquilar prejuicios.

Puede volar y es inmune al fuego o las balas, con tamaña resistencia que el mismísimo Loki, ese dios embaucador, se ha referido a ella como “una supermujer prácticamente indestructible”. Es bilingüe, y tiene fuerza y velocidad sobrehumanas; menudas habilidades a las que se suma un talento viajero abre-portales, que le permite trasladarse a otras dimensiones. Empero, coinciden nerds especialistas, el alcance full-full de sus poderes aún no ha sido establecido por el mundillo de los tebeos, quedando cual deuda pendiente conocer el verdadero potencial de la excepcional muchacha. Deuda que Marvel comenzará a saldar el próximo 1 de marzo, cuando debute con cómic propio la muy querida América Chávez, o Miss América, alias con el que pelea la buena batalla desde 2011, cuando fuera incorporada a la familia de superhéroes en la serie limitada Vengance y, ya desde 2013, como personaje secundario de los Young Avengers. Con tan sonado éxito que, gracias a la insistencia y el incondicional apoyo de su fiel séquito de seguidores (y la viveza de la editorial, que  –según The Mary Sue– “ha tomado nota de que la diversidad efectivamente vende”), desde el mes que viene estelarizará saga propia, ahondando su historieta –correspondientemente intitulada América– en ficcional bio personal, capacidades múltiples, variopintos desafíos; en principio, “batallar contra una horda de aliens, mientras lidia con su vida social e intenta atender a clases (de Mujeres en el Poder, Ascendencia Tribal, etcétera) en universidades de distintas dimensiones...”.

Palabras de Axel Alonso, jefe editor de Marvel, sobre la nueva apuesta del titán de los cómics, cuyo más valioso aporte es el de ampliar representación para un público que pide, reclama, ¡necesita! más inclusión en las ilustradas páginas de los tebeos. Algo que esta chicuela de 23 encarna a la perfección, siendo: mujer, latina y queer. En resumen: la superheroína derriba-muros y aniquila-prejuicios que el mundo urgentemente necesita en la racista y homofóbica era de la administración Trump. Superheroína criada, dicho sea de paso, por dos mamás en Utopian Parallel, dimensión fuera de tiempo que ellas mismas salvaron cuando corría inminente peligro de destrucción. Superheroína que, en materia de amores, le arrastra el ala a otra joven vengadora, miss Kate Bishop, aka Hawkeye…

“América marca la primera serie de la venidera lista de nuevos cómics de Marvel en tener una protagonista LGBTQIA”, anota el sitio geek Gizmodo, celebrando lo que define como “un paso en la dirección correcta, aunque apenas sea un comienzo; en especial, considerando cómo-en los últimos tiempos- la empresa apenas ha dado roles secundarios o menores a sus personajes LGBTQIA”. Por lo demás, la editorial ya ha anunciado que la historieta será uno de los 23 títulos, actualmente en producción, estelarizados por mujeres de cuidado, dispuestas a responder a situaciones de riesgo de manera decidida, dispuesta, corajuda. Por lo demás (bis), si bien la novedad arribó el pasado octubre cuando Marvel aprovechó la archiconocida cumbre geek Comic-Con New York para dar primigenio parte del flamante proyecto, solo unos meses más tarde develó quienes serían los responsables de la propuesta. Apaciguando a temerosos fans, temblequeantes ante la posibilidad de que su heroína de mil amores acabara en equivocadas manos que no empatizaran genuinamente con la identidad del personaje…

Alta probabilidad (el mundillo cómic continúa, después de todo, siendo dominado por varones cis blancos) que –a diosas y semidiosas gracias– no acabó por concretarse, para albricias de un fandom que aplaude la elección de su autora. Porque, para dar voz a una poderosa latina queer, optó Marvel por convocar a una poderosa escritora latina queer, la boricua Gabby Rivera, que debuta en las fértiles pampas de la historieta con frescos y comprometidos bríos. Lo hace con viento a favor, habiendo publicado el pasado año su novela debut, la aclamada Juliet Takes a Breath, libro coming-of-age que cuenta el cuento de una portorriqueña lesbiana del Bronx que viaja a Portland para laburar como pasante para una feminista a la que admira. Y si la mentada chapa no fuera suficiente, vale sumar que, cual ensayista, cuentista, poeta y activista, Rivera también ha publicado artículos en el sitio Autostraddle, relatos en antologías como Portland Queer, poesías en zines como OMG I’m Gay.

“América no será el único personaje de la serie en tener una identidad interseccional. No será la única mujer, la única latina, la única queer. Nuestra intención es reflejar cada tipo de cuerpo, cada representación de género. Habrá afro-latinxs, asiáticxs, de todo”, adelanta GR. Y admite que ha sido un pilín “intimidante ingresar al universo Marvel siendo una mujer queer”. ¿Le teme a los trolls, al potencial acoso online de los-detractores-de-siempre? “No. Lo que me preocuparía es no poder contar esta historia. Lo que me preocuparía es que niños y niñas pequeñxs no pudieran leerla porque nosotros hubiésemos tenido miedo de escribirla”. 

Pues, afortunadamente, podrá y podrán. Y mientras el fandom espera ansioso que el primer número de América arribe a su comiquería amiga, las primeras imágenes-adelanto ya han dado que hablar. En especial la tapa del #2, de abril, donde el ilustrador Joe Quinones rinde tributo a, sí, sí, la reina Beyoncé con una portada donde Chávez copia la pose y el conjuntito de la cantante en el épico clip Formation; acompañada, dicho sea de paso, por un auspicioso escuadrón femenino, que incluye a Carol “Captain Marvel” Danvers, y Monica Rambeau. Sobre el guiño, concede Gabby: “Esta es una historieta sobre representación, feminismo y dar pelea por lo que es correcto. Chávez golpea duro, luce fabulosa y no se disculpa por ser como es. No se me ocurre mejor paralelo que Beyoncé”.