México indujo a la justicia del principado a cerrar el caso durante el mandato de Peña Nieto
El abogado de Peña Nieto ocultó 120 millones de dólares en Andorra
Juan Ramón Collado transfirió de manera ilícita entre 2006 y 2015 unos 120 millones de dólares a través de 24 cuentas en Andorra, país entonces blindado por el secreto bancario.
El gobierno de Enrique Peña Nieto le dio protección al abogado Juan Ramón Collado.El gobierno de Enrique Peña Nieto le dio protección al abogado Juan Ramón Collado.El gobierno de Enrique Peña Nieto le dio protección al abogado Juan Ramón Collado.El gobierno de Enrique Peña Nieto le dio protección al abogado Juan Ramón Collado.El gobierno de Enrique Peña Nieto le dio protección al abogado Juan Ramón Collado.
El gobierno de Enrique Peña Nieto le dio protección al abogado Juan Ramón Collado. 
Imagen: AFP

Juan Ramón Collado, abogado de poderosos empresarios y políticos mexicanos, entre ellos, el ex presidente Enrique Peña Nieto, transfirió de manera ilícita entre 2006 y 2015 unos 120 millones de dólares a través de 24 cuentas en Andorra. Los datos surgen de una investigación del diario El País, que tuvo acceso a documentos oficiales.

Detenido el 9 de julio pasado bajo acusación de lavado de dinero y asociación ilícita, Collado controlaba en la Banca Privada d’Andorra (BPA) 24 cuentas donde figuraban como titulares, en la mayoría de los casos, sociedades radicadas en las Antillas Holandesas, aunque el último beneficiario era siempre el letrado.

Este hecho contrasta con los planes que Collado comunicó al abrir sus cuentas. En el documento conocido como "know your customer" (conozca a su cliente), informe que las bancas exigen a los clientes para que expliquen el origen de sus fondos, el abogado dijo que preveía colocar en Andorra los beneficios de sus empresas: las casas de empeño Prenda Oro y Siglo XXI y su bufete, Collado y Asociados. Sin embargo, entre las 21 sociedades mexicanas con cuenta en la BPA que traspasaron fondos a Collado aparecen inmobiliarias, constructoras, firmas textiles e informáticas, informó el diario mexicano La Jornada.

En 2015, la banca europea cerró por presuntas irregularidades, y fueron congeladas las cuentas de sus clientes, incluyendo la del popular abogado mexicano. En paralelo, una jueza de Andorra embargó buena parte de sus fondos, casi 86 millones de euros en 11 cuentas, por presunto lavado de dinero.

Sin embargo, la investigación fue archivada en octubre de 2018, luego de que la Procuraduría General de la República (PGR), en la última etapa del gobierno de Enrique Peña Nieto, enviara a la jueza varios informes exculpando a Collado. “Se desprende que Collado obtiene ingresos lícitos”, aseguró la PGR (institución encargada de investigar y perseguir delitos federales) en una resolución, impidiendo la acción del país europeo.

Para el caso del abogado, se aplicó el mismo procedimiento que la PGR utilizó durante la etapa final de la administración de Peña Nieto para librar de consecuencias judiciales al gobernador del Estado de México y primo del ex presidente, Alfredo del Mazo. Los informes mexicanos, emitidos ante la comisión andorrana de Justicia, permitieron el desbloqueo de los fondos y su posterior recuperación, según consigna el semanario mexicano Proceso.

Semanas después del final de dicho procedimiento, y de que Collado recuperara su capital, el letrado fue detenido en México bajo los delitos de lavado de dinero y asociación ilícita. La Agencia Estatal de Resoluciones Bancarias (AREB) de Andorra pudo, a partir de ese momento, iniciar un procedimiento administrativo para liberar el dinero. Dicho trámite pudo desarrollarse recién a partir de la asunción de Andrés Manuel López Obrador, el pasado 1 de diciembre.

El arresto de Collado, el pasado 9 de julio en un restaurante de la Ciudad de México, cayó como “una bomba” antes las autoridades andorranas que se sienten “burladas por los informes de México que exculpaban al abogado. Y por la contradicción que supone la reciente detención de Collado por delitos similares por los que fue investigado en Andorra”. A lo cual agregó una autoridad del principado europeo consultada por El País: “La conclusión es que Collado ha perdido la protección que tenía con el anterior presidente”.

En la audiencia, y en el expediente de 144 páginas con el cual se solicitó la orden de captura del letrado, la Fiscalía General afirmó que el abogado forma parte de una organización delictiva, integrada por al menos cinco personas, a través de la cual se triangulaban recursos obtenidos de forma ilícita para ocultar su origen, y aprovecharlos con intereses particulares, de acuerdo al periódico La Jornada

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ