Fuerte alza de empresas que cotizan en Nueva York
La Bolsa celebró su propio cierre de campaña
La euforia bursátil no contagió al dólar, que volvió a subir pese a que el Banco Central llevó la tasa de interés de las Leliq al 63,7 por ciento.
Las cotizaciones de empresas argentinas en Wall St marcaron el clima. Las cotizaciones de empresas argentinas en Wall St marcaron el clima. Las cotizaciones de empresas argentinas en Wall St marcaron el clima. Las cotizaciones de empresas argentinas en Wall St marcaron el clima. Las cotizaciones de empresas argentinas en Wall St marcaron el clima. 
Las cotizaciones de empresas argentinas en Wall St marcaron el clima.  

Con el Banco Macro a la cabeza, las acciones argentinas que se negocian en Wall Street despidieron eufóricas la última ronda de operaciones previa a las PASO. La cotización del banco encabezado por Delfín Jorge Ezequiel Carballo escaló 10,1 por ciento mientras que los papeles de Pampa Energía y el Grupo Financiero Galicia treparon 9,7 y 9,1 por ciento, respectivamente. A contramano del renovado escenario de incertidumbre financiera que a lo largo de la última semana reforzaron las tensiones económicas entre Estados Unidos y China, las principales acciones de la bolsa porteña también cerraron la semana con optimismo al marcar un alza del 7,8 por ciento. El aparente entusiasmo bursátil no tuvo un correlato en el mercado cambiario. El precio del dólar mantuvo su trayectoria ascendente para marcar una suba de ocho centavos hasta los 46,55 pesos. El aumento en el tipo de cambio se registró a pesar del nuevo incremento en la tasa de interés para la colocación de letras de liquidez del Banco Central que alcanzó a 63,706 por ciento anual. Las reservas del BCRA cerraron la semana en 66.310 millones de dólares y bajaron 70 millones en una jornada. Durante la última semana se acumuló un retroceso de 1245 millones de dólares.

Al tradicional stress financiero asociado a los procesos electorales, el mercado local experimentó en la última semana antes de las PASO los cimbronazos de la guerra económica que mantienen las autoridades estadounidenses y chinas. Como respuesta a las medidas comerciales anunciadas desde Washington diez días atrás, Beijing validó el lunes pasado una devaluación que dejó su moneda en los valores más bajos en once años. En el mercado cambiario la disputa bilateral redundó en una nueva escalada del dólar que, según el promedio informado por el BCRA, llegó el miércoles a escalar hasta los 46,80 pesos y cerró el viernes en 46,55 pesos.

Para contener la tensión cambiaria la Casa Rosada apeló a la asistencia de bancos públicos y privados (con accionistas afines al gobierno) que le permitieron equilibrar la creciente demanda. De forma simultánea el Central profundizó el ahogo monetario al incrementar las tasas de interés de las Leliq con el objetivo de evitar sobresaltos en la cotización del dólar. A pesar de los esfuerzos oficiales para contener el aumento en la cotización del dólar algunos bancos privados ofrecieron la divisa al público por encima de los 47 pesos. El viernes el Galicia vendía a 46,78 pesos, el Santander a 46,73 y el ICBC a 46,60 pesos. El Banco Nación, por su parte, cerró en 46,20 pesos, de acuerdo con el relevamiento del BCRA.

Las reservas internacionales del BCRA registraron una profunda caída a lo largo de la semana. La caída no solo está explicada por las ventas programadas que realiza la entidad en el marco del acuerdo con el FMI sino por la caída en el valor del yuan. Como una porción de las reservas del Central están compuestas por yuanes una devaluación de la moneda china se traduce en la reducción de los activos locales.

La escalada en las acciones que cotizan en Wall Street fue precedida por la difusión de encuestas que mejoraban las perspectivas electorales de Cambiemos. Las apuestas neoyorquinas que quedaron hechas a la espera de los resultados de las PASO también se alimentaron de la presentación de balances para el segundo trimestre. En la plaza bursátil local las subas más relevantes fueron para Pampa Energía con un alza de 10 por ciento, Galicia que trepó del 9,9, Banco Macro con un 9,2 por ciento. El riesgo país, realizado por el banco JP Morgan, cedió hasta las 861 unidades.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ