Las escrituraciones cayeron en julio 27,6 por ciento en la Ciudad
El sueño imposible de la vivienda
El indicador del Colegio de Escribanos muestra 14 meses consecutivos de caída. Las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria totalizaron 235 casos, 66 por ciento menos que hace un año.
Solo el 7,3 por ciento de las escrituraciones fueron con crédito.Solo el 7,3 por ciento de las escrituraciones fueron con crédito.Solo el 7,3 por ciento de las escrituraciones fueron con crédito.Solo el 7,3 por ciento de las escrituraciones fueron con crédito.Solo el 7,3 por ciento de las escrituraciones fueron con crédito.
Solo el 7,3 por ciento de las escrituraciones fueron con crédito. 
Imagen: NA

Las escrituras de compraventa de inmuebles retrocedieron en julio 27,6 por ciento respecto de igual mes del año pasado, informó este jueves el Colegio de Escribanos porteño. “Son 14 meses de caída interanual consecutiva, algo pocas veces visto en la historia inmobiliaria argentina”, aseguró Claudio Caputo, presidente de la entidad. Respecto de junio previo la actividad de las inmobiliarias registró un leve repunte de 18,7 por ciento en el número de actos escriturales. La recuperación estuvo vinculada con operaciones de contado, lo que en el sector denominan por estos días “de oportunidad” para aprovechar un momento de cierta estabilidad cambiaria. También hubo un alza en las compraventas con crédito hipotecario en julio respecto a junio, pero volvieron a desplomarse con respecto a un año atrás, cuando se iniciaba un ajuste en las tasas de interés hasta perforar el techo de 70 por ciento. Las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria totalizaron 235 casos, 66 por ciento menos que las registradas un año antes. Representaron el 7,3 por ciento del total, frente al 15,6 por ciento de un año antes, detalla el informe.

En el sector anticipaban una morigeración en el segundo semestre del año en las caídas de operaciones respecto de 2018, la cual responde en buena medida a que se parte de un piso más bajo. No se debe a una mejora en la situación actual del sector que, por el contrario, se mantiene en un mínimo de subsistencia, reflejándose en el cierre de inmobiliarias. Se explica porque ya en julio del año pasado se iniciaba el desplome en las ventas, producto del primer cimbronazo cambiario que tuvo lugar entre fines de abril y mediados de junio, donde el dólar saltó su primer 50 por ciento. La apreciación de todo 2018 fue del 100 por ciento.  El otro componente que congeló la actividad fue la suba de tasas de interés para desincentivar la demanda de dólares y absorber mayor cantidad de pesos del mercado.

De acuerdo con el informe del Colegio, en julio se realizaron 3208 actos escriturales por 19.357 millones de pesos, lo que representó una suba de 18,7 por ciento en cantidades y un 38,5 por ciento en pesos, pese a que entre ambos meses el valor de la divisa se mantuvo estable. “Si bien es una recuperación en la medición intermensual, el panorama que nos anticipa agosto con salto cambiario de por medio hará que se resienta el enfriamiento del sector”, aseguró Caputo. El monto medio de los actos fue de unos 6 millones de pesos (138 mil dólares de acuerdo al tipo de cambio oficial promedio). Este monto creció 64 por ciento en un año medido en pesos, mientras que si se lo calcula en dólares el valor medio de los actos subió 6 por ciento interanual.

La paz cambiaria que reinó en las semanas previas a las PASO tuvo también su correlato en una pausa en la suba de las tasas de interés del sistema. Incluso hubo una baja moderada. El 1 de julio último el Comité de Política Monetaria del Banco Central redujo el piso de la tasa de interés de referencia al 58 por ciento y recortó los encajes bancarios para estimular el crédito. Esto explica que en julio las hipotecas bancarias sumaran 3208 operaciones, el número más alto del año y 19 por ciento por encima de junio previo (2695 escrituras con hipoteca). De todos modos, en el acumulado de los primeros siete meses de este año se registra una caída interanual de 86,5 por ciento en cantidades y 47,5 por ciento en monto en pesos. Hasta diciembre se contabilizaron 1484 hipotecas, la menor cifra relevada por le entidad y muy por debajo del piso de 2015 que generó el cepo cambiario (2160 operaciones). En los primeros meses de 2018 se habían realizado 10.817 escrituras con hipoteca.

 

En el sector alertan por el impacto que tendrá el desmadre económico post elecciones primarias, que se suma a un escenario de recesión económica y fuerte pérdida de poder adquisitivo. Las vías de contagio volverán a ser el dólar y la tasa de interés, que actualmente se ubica en el 74,9 por ciento anual. “Tal como lo propusimos a inicios de año, creemos profundamente en una mesa de concertación con el Estado y todos los actores ligados para encontrar una salida a este panorama”, dijo el titular de la entidad de profesionales. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ