Duras críticas del dueño de Swiss Medical contra el gobierno por el default de la deuda
Claudio Belocopitt: “El reperfilamiento es una palabra nueva que inventaron para no decir que se la chorearon”
"No hay antecedentes de un default en pesos. Una cosa que no tiene sentido, que no hacía falta", aseguró Belocopitt"No hay antecedentes de un default en pesos. Una cosa que no tiene sentido, que no hacía falta", aseguró Belocopitt"No hay antecedentes de un default en pesos. Una cosa que no tiene sentido, que no hacía falta", aseguró Belocopitt"No hay antecedentes de un default en pesos. Una cosa que no tiene sentido, que no hacía falta", aseguró Belocopitt"No hay antecedentes de un default en pesos. Una cosa que no tiene sentido, que no hacía falta", aseguró Belocopitt
"No hay antecedentes de un default en pesos. Una cosa que no tiene sentido, que no hacía falta", aseguró Belocopitt 

“Acá no se trata de reperfilamiento, que es una palabra nueva que se ha inventado ahora para no decir que se la chorearon. Esta es la realidad, blanco sobre negro”, aseguró este viernes el dueño de Swiss Medical Group, Claudio Belocopitt, en declaraciones radiales. De ese modo, el empresario salió al cruce de la decisión oficial de extender los vencimientos de la deuda de corto plazo (Letes y Lecaps) entre 3 y 6 meses para institucionales. Es decir, hasta después de las elecciones.

“Las empresas que apostaron a ponerle la plata en pesos al Banco Central y perdieron fortunas porque la devaluación ha sido enorme, no suficiente con esa pérdida ahora le dicen que este dinero no te lo van a devolver”, agregó Belocopitt, quien se mostró indignado con el flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, quien el miércoles pasado anunció la medida. “Te dicen que algo que tenés que cobrar hoy lo vas a tener que cobran dentro de 90 o 120 días, cuado estás autoridades es probable que no estén. Es un máximo disparate. Hay que decirlo con todas las letras. Esto no es cuidar a los argentinos. Esta no es la plata de un tipo amarrocándola en una cuenta bancaria. El que piensa eso es realmente un imbécil”, agregó el empresario.

“A la situación tremenda y dramática, no le sumemos cosas nuevas que los especialistas, la gente y el mundo ya nos miran atónitos. Ya baten todos los records de la locura extrema. Dejémonos de joder. Eso no es cuidar a los argentinos. Y si el presidente cree que esto es cuidar a los argentinos que alguien le diga: ´no, Mauricio, esto no es así´. Ya se sabía que a partir del lunes la situación se iba a poner compleja en los mercados, todas las medidas que se tomaron fueron horribles. A un piloto de avión se le ve su condición cuando viene la tormenta, no cuando está volando en tiempos tropicales. Dejémonos de romper las bolas con la elección porque estamos viviendo situaciones difíciles”, subrayó el ejecutivo. 

“Está es plata de la economía real. Es dinero que se necesita para que circule y las empresas ahora tienen que salir a tomar a tasas mucho más caras que la que está devengando la renovación compulsiva”, explicó Belocopitt. El titular de Swiss Medical remarcó que el gobierno tomó esta medida por capricho. “Lo hicieron porque no quisieron asumir que tenían que poner el cepo. Lo hicieron por caprichosos. Lo hicieron para ver si pasaba desapercibido y evitaban poner el cepo”.

El empresario había sido duro con la medida apenas se conoció y con el paso de las horas su postura es cada vez más dura. “Estamos tristes, preocupados, calientes, enojados. Lo dije en una nota ni bien terminó de hablar el ministro de Hacienda. Pregunté si este muchacho había pagado salarios. Si entendía. Yo interpretaba que esto debía ser un error. Apelaba a la buena voluntad de que relea el papel durante la noche. Evidentemente no leyó nada y confirmó todo. También dije que esto iba a caer muy mal, que iba a agravar la situación y de hecho la reacción de los mercados del jueves y de hoy es cada vez más negativa”, sostuvo.

Belocopitt fue durísimo con Lacunza. “Si a la situación de extrema gravedad que estamos atravesando todos los argentinos le agregamos mala praxis o un piloto que no esté a la altura de las circunstancias, va a poner el avión contra la montaña pero encima va a acelerar. Realmente el tema es serio”, disparó. “No sé quién es el que está inventando las medidas. No hay antecedentes de un default en pesos. Una cosa que no tiene sentido, que no hacía falta. Cualquier economista va a decir que esto es una barbaridad. Está provocando estragos en la economía que ya venía lastimada. Es una situación preocupante que todos los días está perforando el piso porque cuando uno cree que ya pasó lo peor se levanta al día siguiente y la situación está peor que ayer”, insistió. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ