La Corte sobre el futuro del tambo La Resistencia
Nueva lucha porla permanencia 
Es el tambo que Ciudad Futura tiene en Nuevo Alberdi. La Corte rechazó el amparo y ahora queda la instancia nacional.
El juicio por estas tierras se inició por desalojo contra el tambero hace muchos años.El juicio por estas tierras se inició por desalojo contra el tambero hace muchos años.El juicio por estas tierras se inició por desalojo contra el tambero hace muchos años.El juicio por estas tierras se inició por desalojo contra el tambero hace muchos años.El juicio por estas tierras se inició por desalojo contra el tambero hace muchos años.
El juicio por estas tierras se inició por desalojo contra el tambero hace muchos años. 
Imagen: Sebastián Joel Vargas

La Corte Suprema de Justicia de la provincia de Santa Fe declaró "inadmisible" un recurso interpuesto para evitar el desalojo del tambo La Resistencia. Se trata del predio de tres lotes ubicado en Nuevo Alberdi Oeste, donde tiene presencia Ciudad Futura. En los alrededores habitan unas 200 familias que también serían afectadas. Ahora, quedaría la instancia de recurrir ante la Corte Nacional.

El juicio se inició con una demanda de desalojo del privado Mario Benito Jauregui contra Oscar Licera, el hombre que explota el tambo en Nuevo Alberdi, incluso antes de unirse a Ciudad Futura (que por aquellos años era el Movimiento Giros). El litigio tuvo que ver con un comodato que firmó Licera con el privado, en 2007, en lo que para la agrupación fue un "engaño" en el marco de lo que plantearon como una clara especulación inmobiliaria por parte del privado.

El reclamo tuvo sentencia de primera instancia favorable para Jauregui a fines de 2012, cuando la jueza de Circuito Nº 5 de Rosario, Stella Maris Bertune -ahora tiene otro juez-, dictó a fines de ese año un fallo que ordenaba desalojar en 15 días el tambo, por el que se venía luchando hacía ya cinco años desde lo social y lo político.

Sin embargo, la medida quedó en suspenso por una apelación. En julio de 2014, la Cámara hizo lugar al planteo de revisión y declaró la caducidad de la instancia recursiva. Esa resolución fue ratificada, inclusive de febrero de 2016, cuando la Alzada rechazó un recurso de inconstitucionalidad, pese a las pruebas que justifican el interés social. Seguidamente, se interpuso la queja ante la Corte.

En el medio, se convocó a las partes, al municipio y al Concejo municipal para lograr una salida al conflicto. Tras varias audiencias, la última fecha prevista para llevar adelante la medida estaba prevista para el 8 de septiembre de 2016. Sin embargo, el máximo tribunal provincial admitió entonces el recurso de queja, el 6 de septiembre de 2016, cuando el desalojo tenía fecha para dos días después y contaba con fuerte resistencia. Así, se pudo descomprimir y evitar el desalojo, en aquel momento. Desde entonces, no hubo novedades judiciales.

Con todo, la decisión de los ministros de la Corte Roberto Falistocco, Maria Angélica Gastaldi, Rafael Gutiérrez y Eduardo Spuler llegó varios años después de los primeros pasos judiciales en la causa.

En tanto, la última instancia para los explotadores del tambo podría ser la de presentar un recurso extraordinario federal y llegar a la Corte Suprema nacional, para insistir con el interés social del predio.

El recurso se basaba en la ley 13.334, que establecía que por cinco años no se podían desalojar unidades productivas familiares.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ