Los expedientes que dividen al Concejo 
Si boxean, que haya testigos 
De tanto pelearse en la comisión de Planeamiento, los concejales mudarán sus reuniones al Palacio Vasallo. Y sigue la polémica
La comisión que define qué torre se hace, y cómo.La comisión que define qué torre se hace, y cómo.La comisión que define qué torre se hace, y cómo.La comisión que define qué torre se hace, y cómo.La comisión que define qué torre se hace, y cómo.
La comisión que define qué torre se hace, y cómo. 

El reto a boxear del concejal Agapito Blanco (Cambiemos) a su par Juan Monteverde (Ciudad Futura) para dirimir sus diferencias en la última sesión terminó dándole un toque bizarro a las semanas calientes que se vivieron en la Comisión de Planeamiento, que preside la concejala Fernanda Gigliani (IP). A partir de la polémica por la reactivación de un permiso de construcción a una empresa del futbolista Angel Di María para levantar un edificio en Rondeau al 1700, las discusiones levantaron temperatura y motivaron una serie de cambios sobre el funcionamiento a futuro de la estratégica comisión del Concejo Municipal. En la reunión del pasado lunes, Gigliani pidió mudar los encuentros que se realizan en el Anexo al Salón de los Acuerdos del Palacio Vasallo; mientras que Monteverde, al sostener que las excepciones que se analizan en la comisión involucran siempre inversiones, consideró que las reuniones deberían realizarse con la presencia de taquígrafos. Además, el próximo miércoles los integrantes de la comisión van a reunirse con funcionarios del Ejecutivo para evaluar, entre otros temas, los cambios de los plazos en los permisos de edificación, y más adelante lo harán con el resto de los actores involucrados.

La comisión de Planeamiento que preside Gigliani está integrada, además de los concejales Blanco y Monteverde, por los ediles del Frente Progresista Horacio Ghirardi y María Eugenia Schmuck, y los concejales de Cambiemos Agustina Bouza y Carlos Cardozo. Tras los intensos debates que incluyeron fuertes críticas a Blanco, quien llevó la iniciativa para reactivar el proyecto de construcción de una torre en Rondeau al 1700 y otros que tuvieron menor difusión, el concejal macrista interpeló durante varios minutos a Gigliani por el funcionamiento de la comisión.

"Le dije que creía que había que cambiar algunos mecanismos, fortalecer el trabajo en comisiones, y que toda la discusión de lo de Di María demostró que lo que decimos en el ámbito de la comisión no se escucha y que hay que decirlo a los medios de comunicación para que algunos tomen cartas en el asunto, una situación que no nos hace bien institucionalmente. Lo que pasó con Lattuca es lo mismo: se discutió en los medios y acá no lo habíamos tocado. Por eso hablamos de buscar un lugar distinto, donde puedan venir los vecinos", señaló Gigliani a Rosariol12.

"Hablamos de buscar un lugar distinto, donde los vecinos puedan venir a las reuniones, vean y escuchen los debates", explicó Gigliani.

La titular de la comisión de Planeamiento recordó además que en una entrevista Blanco llegó a cuestionar su idoneidad para presidir la comisión. Cuando finalizaba la sesión del jueves, Gigliani le preguntó al presidente del cuerpo, Alejandro Roselló, en tono de chicana, si algún concejal había realizado una presentación para cambiar la integración de las comisiones. Las concejalas Marina Magnani (Unidad Ciudadana) y Caren Tepp (Ciudad Futura), junto a Monteverde, respaldaron a la edila de Iniciativa Popular. La discusión fue subiendo de tono hasta que llegó el reto boxístico para dirimir las diferencias.

"En ocho años nadie me ha objetado, tengo el reconocimiento de gente profesional, comparto paneles. Antes de presidirla, acá se catalogaban los inmuebles por el pedido de cualquier particular y se lo daban. Por eso planteamos algunos mecanismos, no se saca ningún expediente sin tener los informes de las áreas técnicas del Ejecutivo. Tiene que ver con buscar mecanismos que transparentan, que no generan arbitrariedad, pero Blanco estaba enojado porque le objetamos su incompatibilidad ética y por eso saltó", reforzó Gigliani.

"Ellos (por los ediles del PRO y el Frente Progresista) con la mayoría que tienen, te traban o te aceleran un expediente. Soy profundamente democrática, estoy acostumbrada a perder votaciones y no a ganar, pero tampoco está bueno ningunear lo que uno tiene para plantear. Incluso, cuando no voto, generalmente hago aportes. De hecho, en la discusión del expediente de Di María le dije a Schmuck que debería salir en todo caso como excepción y no como reactivación de permiso", agregó la edila.

 

Consultada por las reuniones que mantendrán el miércoles con funcionarios municipales, la titular de la Comisión de Planeamiento precisó que será con responsables de las áreas de Gobierno, Planeamiento y Obras Particulares. "Después generaremos un encuentro abierto con el resto de los sectores, Colegio de Arquitectos, Pymes constructoras", concluyó Gigliani. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ