Clamor de taxistas por la renuncia del secretario general
Boix ya no tiene más cabida
La movilización tachera fue pacífica.La movilización tachera fue pacífica.La movilización tachera fue pacífica.La movilización tachera fue pacífica.La movilización tachera fue pacífica.
La movilización tachera fue pacífica. 
Imagen: Andres Macera

Los taxistas demostraron un sólido alineamiento con la conducción que continúa al frente del Sindicato de Peones de Taxi (SPT), al concentrarse ayer frente a la sede gremial para pedir la renuncia del suspendido secretario general, Horacio Boix, investigado por malversación de fondos.

Quien encabeza ahora la conducción, Horacio Gianotti, refutó la acusación de Boix, quien lo trató de traidor, y cargó: "El principal traidor a los trabajadores taxistas fue Horacio Boix, porque malversó fondos y están las pruebas de eso, porque en el último tiempo no se preocupó por los trabajadores, y porque nunca hizo participar a la comisión directiva en las funciones que correspondían. Tiene que renunciar porque actuó de manera indigna".

El tesorero del SPT, Pedro Bustos, denunció hace diez días a Boix por un desfalco estimado en alrededor de dos millones de pesos en lo que va del año. Por eso el fiscal David Carizza allanó la sede del SPT, en Salta al 2800, y secuestró documentación contable que podría comprometer al sindicalista denunciado.

"Hay pruebas de irregularidades contundentes y en cantidad, por lo que consideramos que es hora de que Boix dé un paso al costado para pensar en el futuro del sindicato. Él siempre fomentó sospechas en la Comisión directiva unos sobre otros. Ya en abril pasado suspendió al tesorero y desde entonces él manejaba la tesorería. Investigamos, y el tesorero lo terminó denunciándolo a él", abundó Gianotti.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ