El ex ministro denunció un trato "arbitrario e inhumano"
De Vido desistió de pedir la prisión domiciliaria

Julio De Vido, ex ministro de Planificación, desistió de reclamar el beneficio de arresto domiciliario por problemas de salud y denunció un trato "arbitrario" por parte del juez federal Claudio Bonadio.

En un comunicado difundido por la defensa del ex funcionario aseguraron que el juez trasladó de manera sorpresiva a De Vido desde la cárcel el viernes pasado para cumplir la orden de realizar una pericia en el Cuerpo Médico Forense, dada por la Cámara Federal porteña. Explicaron que el procedimiento se llevó a cabo "de manera abrupta, sorpresiva, sin notificar a su defensa e impidiendo de este modo que esté presente un perito de parte". También detallaron que tuvieron un trato "inhumano, cruel y degradante" hacia el ex funcionario.

"Como acostumbra suceder cada vez que en dicho juzgado se ordena una pericia, que luego da lugar a procesos nulos y peritos denunciados, por su intervención ilícita, una vez más Bonadio 'intentó' cumplir con lo ordenado por el superior al margen de la ley", sostuvo la defensa.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ