Este viernes y sábado, en Rosario
El gran encuentro de las Big Bands
Con la idea de visibilizar -y hacer sonar- una escena de alta vitalidad, el Festival de Big Bands integrará a varios representantes, con la idea de sostenerse en el tiempo. 
La MusiMedios Big Band, con dirección musical de Sebastián Tesei.La MusiMedios Big Band, con dirección musical de Sebastián Tesei.La MusiMedios Big Band, con dirección musical de Sebastián Tesei.La MusiMedios Big Band, con dirección musical de Sebastián Tesei.La MusiMedios Big Band, con dirección musical de Sebastián Tesei.
La MusiMedios Big Band, con dirección musical de Sebastián Tesei. 

Entre el viernes y el sábado se realizará en Rosario el Primer Festival de Big Bands en Argentina. El viernes, compartirán el programa la NEA Big Band de Chaco-Corrientes, banda independiente creada en 2015 por el baterista Pepo Bianucci, y el Santa Fe Jazz Ensamble, que con casi cuarenta años de vida constituye una de las referencias más sólidas del género en esta parte del mapa. El sábado será tres las bandas en escena: La MusiMedios Big Band, con la dirección musical de Sebastián Tesei, la Córdoba Jazz Orchestra a cargo de Nicolás Ocampo, y en el cierre la Kaiser Big Band, dirigida por el contrabajista Joaquín Cichello.

“Son Big Bands con las que estamos continuamente en contacto. Intercambiamos pareceres sobre cuestiones técnicas, sobre materiales. Así fue surgiendo la idea de encontrarnos y lo que en principio iba a ser un encuentro encontró el apoyo para convertirse en un festival, que además nace con una inquebrantable intención de sostenerlo en el tiempo”, explica Hugo Vitantonio, director fundador de la escuela MusiMedios de Rosario, que impulsa la iniciativa con el apoyo del Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia de Santa Fe. “Más que un proceso de curaduría artística, nos unió el deseo y la amistad y sobre todo la confianza profesional. Así armamos esta programación, detrás de la ambición de que se empiece a visibilizar el panorama de las Big Bands de la Argentina, porque hay más de veinte de este tipo de formaciones tocando en todo el país”, agrega Vitantonio.

 

“Este es un género que necesita de un interés continuo de parte de muchas personas. Cuesta mantener una orquesta y mucho más cuesta moverla”, explica Vitantonio. “Un show implica tener 30 micrófonos abiertos un escenario grande, un piano acústico”, detalla. La Big Band como maquinaria del jazz podría estar directamente relacionada con una época y un repertorio precisos, sin embargo Vitantonio plantea un panorama mucho más abierto estilísticamente. “Nuestra institución tiene una Big Band académica, una instancia de capacitación orientada a que músicos jóvenes puedan tener sus prácticas orquestales. Pero además nos interesa atraer arregladores y compositores actuales que trabajen con nosotros, de manera de producir música nueva”, explica Vitantonio. 

Este concepto se resume en Música argentina con colores de Big Band, música de raíz criolla y rioplatense que es parte del repertorio de la Big Band anfitriona, con arreglos de Leonel Lúquez, Luis Baetti y Mariano Ferrando, e intercambios con los brasileños Nailor Proveta Acevedo, Alexandre Mihanovich, Paulo Malheiros y Gustavo Bugni. “También hacemos arreglos de la Orquesta Los amigos del Chango, que tan gentilmente nos cedió Néstor Gómez. Lo tradicional es la base, por supuesto, pero apostamos a que en un contexto jazzístico una Big Band puede ser un formato nacional”, concluye Vitantonio. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ