Muestra homenaje a la escritora
Imaginando a Liliana Bodoc
Desde este viernes, y organizada por la Asociación de Dibujantes de Argentina, la exposición rendirá tributo a la autora de La saga de los confines, a través de charlas, obras de teatro y narraciones. Todo con entrada gratuita. 
Imagen: Jorge Larrosa

Los libros, los cuentos, las novelas, las poesías de Liliana Bodoc despertaron imágenes que viven en sus lectores y lectoras. También fueron materia generosa para que una gran cantidad de ilustradores e ilustradoras crearan, a su vez, historias a partir de estas historias. Y dieron lugar a obras de teatro, marionetas, esculturas, series de televisión, proyectos de películas, espectáculos de narración oral. Con este fértil universo como punto de partida, la Asociación de Dibujantes de Argentina organizó la muestra homenaje Imaginando a Bodoc, que se inaugura el viernes 13 en el Espacio Cultural de la Biblioteca del Congreso de la Nación (Alsina 1853), y que continúa hasta octubre. Al recorrido visual con el arte de todos los libros publicados de Bodoc, se suma el homenaje de ilustradores que crearon nuevos dibujos a partir de estas obras. Además, se proponen distintas actividades, charlas, presentaciones, obras de teatro y narraciones, para toda la familia y para público especializado. Todo, con entrada gratuita. 

En la inauguración del viernes, la mendocina Rosana López llevará sus marionetas para realizar intervenciones a partir de las 15, en una invitación que llamó En los hilos del Tiempo Mágico. Luego de la muerte de Liliana Bodoc, en febrero del año pasado, López comenzó a dibujar personajes la Saga de los confines, la más célebre de las obras de la escritora. Pronto los dibujos fueron tomando cuerpo, formas y movimiento, y se transformaron en marionetas que sorprendieron a los visitantes de la última Feria del Libro de Mendoza, y que también ganaron las calles de esa ciudad en forma de teatro callejero. Ahora, llegan a Buenos Aires para este homenaje.

También el viernes, a las 15.30, se presentará el libro El teatro sucede en colores, en el que el actor Galileo Bodoc, hijo de la escritora, recogió la dramaturgia que creó junto a su madre, para llevar al teatro algunos de sus cuentos. Tramando el mundo con Liliana Bodoc es la charla que sigue, a las 16.30, y luego De la mano de Kupuka. Relatos de los Confines, por el narrador Marcelo Guerrero. Habrá una presentación oficial de la muestra y del Anuario Gráfico de la Asociación de Dibujantes (este año, justamente, con la obra de Bodoc como guía) y, como cierre, a las 19, la obra de teatro Un cuento negro, de la compañía Tres Gatos Locos, integrada por Galo Bodoc.

“En los grandes artistas, como Liliana, se ve reflejada la magnitud de sus obras cuando se multiplican en otras. Esta muestra es un espejo de eso. Es increíble todo lo que disparó, sigue y seguirá disparando, lo que escribió Liliana. Son textos que siguen muy vivos, también por esa capacidad creativa multiplicadora”, analiza Gonzalo Kenny. El fue el ilustrador de los libros de la Saga de los confines, la historia que se extiende en Los días del venado, Los días de la sombra y Los días del fuego, y también editó con Bodoc El arte de los confines: Venado, un libro álbum inspirado en el primero de los libros. También es el entusiasta impulsor de una cantidad de encuentros y formas de seguir recordando  —y queriendo, y admirando— a la escritora nacida en Santa Fe y radicada en Mendoza.

Las ediciones y traducciones de los libros de Bodoc (al japonés, alemán, francés, holandés, entre otros idiomas) forman parte de la muestra. Están las ilustraciones más conocidas (de Ciruelo, que creó los seres de Tiempo de dragones, de Pablo Bernasconi, Luis Scafati, Alejandro O’ Kif, entre otros), y también las de artistas que recién comienzan a abrirse paso en el oficio. Hay esculturas de Leandro Marino, basadas en la Saga de los Confines. Y hasta el muñeco Bertalid, el de la tapa de Memorias impuras, que hizo también Kenny. “Cuando empezamos a hablar con Lili de las propuestas de tapa, me contó que ese personaje del libro (una marioneta manejada por un artista revolucionario) estaba inspirado en un muñeco familiar, un payaso. Me lo mostró, yo le saqué fotos, hice bocetos, y el dibujo se inspiró en eso”, recuerda Kenny. “Ahora me tomé el atrevimiento de pedírselo a Galo para la muestra. Es una linda manera de ver cómo su vida se metía en sus obras, y en las de los que estuvimos a su alrededor”, reflexiona.

Junto a Ana Luisa Stok, Poly Bernatene fue otro tenaz impulsor de esta muestra. “Liliana siempre desprendió muchas imágenes dentro de sus textos, ese modo de relatar que tiene ella contagia, para los que ilustramos es muy, muy estimulante. Y esta muestra lo confirma en más de un sentido. Hay varios ilustradores que tomaron un mismo texto, y ninguno hizo nada parecido en lo más mínimo, ni en la técnica, ni en el concepto”, observa Bernatene.

El ilustró los libros Amigos por el viento y El mapa imposible. “Esos cuentos fueron los que abrieron mi mundo a la lectura de Bodoc, me convertí en su lector y en su admirador, empecé a investigar con mucha sorpresa la obra de Liliana. Como en toda ilustración, yo hice ciertas interpretaciones que ampliaban las imágenes del libro. No llegué a charlarlo personalmente, pero supe que a ella le habían gustado. Me guardo ese regalo”, agradece.

* La muestra homenaje a Liliana Bodoc se puede visitar en el Espacio Cultural de la Biblioteca del Congreso de la Nación (Alsina 1853), de lunes a viernes de 9 a 20.30. Continúa hasta el 19 de octubre (cuando habrá actividades especiales de cierre). La entrada es libre y gratuita. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ