Denuncia contra Ramos Padilla

El juez Clauio Bonadío embistió contra su par Alejo Ramos Padilla con una denuncia ante el Consejo de la Magistratura. Según el magistrado de Comodoro Py, su colega de Dolores habría incurrido en “prevaricato” por referirse en una de sus resoluciones en el marco de la causa que investiga a la banda de espionaje ilegal, al expediente que instruye Bonadío conocido como “Gas Natural Licuado”. Se trata de la causa por la que fue detenido y desaforado Julio De Vido y en la que justamente había declarado el múltiple procesado Marcelo D´Alessio, justo cuando el expediente de GNL empezaba a caerse por la intervención de un perito trucho. Ramos Padilla le había pedido a Bonadío una copia de ese expediente, solicitud que mantuve y reiteró en las últimas horas. En Tribunales especulaban que la decisión de Bonadío de denunciar a Ramos Padilla tendría el objetivo de abrir una suerte de paraguas protector y evitar darle la información solicitada.

“Resulta contrario a la ley que un juez se expida sobre hechos que son investigados en otro expediente que no tiene a su cargo”, escribió Bonadío en su sorpresiva presentación. Por su parte, Ramos Padilla le respondió a través de una resolución que su objetivo no es inmiscuirse en otro expediente, sino investigar posibles delitos cometido por la banda del falso abogado. “No forman parte del objeto específico de esta investigación los hechos de la causa que V.S. tramita, sino las posibles actividades de inteligencia ilegal que la asociación ilícita investigada pudo haber llevado adelante”, señaló.

La denuncia, que ya fue girada a la comisión de Disciplina y Acusación, constituye un nuevo ataque al juez de Dolores, quien investiga aprietes, extorsiones, declaraciones de arrepentidos que habrían sido direccionadas y espionaje ilegal, entre otros delitos cometidos por una asociación ilícita. Justamente, algunos de estos mecanismos habrían sido utilizados contra imputados en la causa de las Fotocopias de los Cuadernos y de Gas Licuado -entre otras- llevadas adelante por Bonadío y cuyo fiscal, Carlos Stornelli está imputado y declarado en rebeldía por faltar a seis llamados a indagatoria.

Bonadío alega que la mención de Ramos Padilla en una de sus resoluciones le valió un planteo de nulidad por parte de la defensa de Roberto Baratta.

Lo que explica el juez de Dolores es que en un documento encontrado en la computadora de D´Alessio aparecieron evidencias de la operatoria de la banda en la causa GNL: “Entre los diversos planes y actividades ilícitas a las que se refiere el documento, en el cuarto apartado - titulado “4. DE VIDO, BARATTA, MOYANO, D’ELIA”.- se detalla el objetivo de “avanzar sobre los dos ex funcionarios del MinPlan (Ministerio de Planificación) sobre el tema GNL”, se planifica la publicación de un libro -en alusión a El Mecanismo de Daniel Santoro-, y se deja constancia que allí aparecería una fuente en “on” -Marcelo D’Alessio- que luego habría de declarar en el marco de la causa que tramita ante vuestro Juzgado, lo que, tal como lo señala V.S. en su oficio, efectivamente ocurrió”. El dato sobresaliente es que quien le tomó aquella declaración a D´Alessio en la causa GNL, fue, casualmente, el fiscal Carlos Stornelli.

Ramos Padilla le explicó a Bonadío que le pidió copia del expediente de Gas Licuado porque también encontró estre los documentos de D´Alessio un archivo con el título “síntesis afi” “Bonadío y un peritaje para ser impugnado”, en clara alusión al perito David Cohen, quien luego fue condenado por haber truchado la pericia en la que se basó la causa contra De Vido.

En su defensa, Ramos Padilla explicó que “la solicitud de copias efectuada se sustenta en la necesidad de determinar el grado de ejecución que pudieron haber tenido los planes ilícitos de la organización, y los posibles involucrados en dicha maniobra”.

Además de esta nueva embestida, en paralelo sigue su curso la denuncia contra Ramos Padilla impulsada por el representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, Juan Bautista Mahiques, aunque avanza a paso lento. Este jueves el organismo ordenó nuevas medidas de prueba, entre ellas, pedidos de informes y copias de la causa de Dolores, los audios del día del allanamiento a la casa de D´Alessio y una copia de la versión taquigráfica de la exposición del procurador Eduardo Casal ante la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público del Congreso.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ