Acto de Macri en el aeropuerto
Solitario en Mar del Plata

Mauricio Macri continuó ayer su solitaria campaña electoral con un breve acto en Mar del Plata, donde inauguró obras en el aeropuerto Astor Piazzola. Secundado por el ministro Guillermo Dietrich y el diputado Guillermo Montenegro, candidato a intendente local, el presidente habló ante medio centenar de personas sobre las bondades del turismo, lamentó que “muchos no sienten que les llegó este impulso porque les sigue costando en su bolsillo” pero aseguró que “estoy haciéndome cargo y ocupándome de llevar alivio a las familias” y pidió comprensión porque tres años y medio “es poco tiempo” para lograr “cambios estructurales”. Tras la abultada derrota en las PASO, el candidato de Juntos por el Cambio llegó a Mar del Plata sin la compañía de la gobernadora María Eugenia Vidal. Ni el intendente Carlos Arroyo fue a recibirlo al aeropuerto. La puesta en escena incluyó a un grupo de obreros con cascos amarillos como telón de fondo y a medio centenar de personas que lo recibieron al grito de “Sí se puede” en el área de embarque. 

“Feliz día del estudiante y de la primavera para todas las flores que hay acá”, piropeó a veteranas que lo filmaban con celulares. Habló del trabajo como sinónimo de “mejor calidad de vida y oportunidades que se multiplican” y explicó que la ampliación del aeropuerto implica “un antes y un después” para “cientos de miles de argentinos”. Mencionó por su nombre a los dueños de una remisería y un restaurante para decir que “como ellos hay muchísimos argentinos que se benefician gracias al turismo” y sugirió que Mar del Plata “significa mucho para mí” porque allí pasó “casi todos” sus veranos de la infancia.

Macri prometió “terminar el gasoducto a la costa atlántica” porque la falta de gas le impide a la ciudad “seguir creciendo” y le deseó suerte a Montenegro, petrificado a su lado. “Espero que seas el futuro intendente”, le dijo al candidato cambiemita que en las PASO cosechó el 20,6 por ciento de los votos contra el 27,7 de Fernanda Raverta, del Frente de Todos, pero que podría ser electo si logra sumar los 14,2 puntos de su competidora en la interna Vilma Bargiola.

“Aún en este día de alegría, quiero decir que sé que todavía muchos no sienten que les llegó este impulso porque les sigue costando, en su bolsillo o en su mesa de todos os días, y quiero ratificarles que por eso estoy haciéndome cargo y ocupándome de llevar alivio a las familias”, aseguró Macri. “Como presidente mi tarea es que nadie, ningún argentino, quede atrás. Quiero ser el que el que en una procesión vaya detrás de todos, cuidando que nadie quede en el camino”, graficó. Explicó que “muchas cosas hemos podido hacer en tres años y medio pero para muchas otras es poco tiempo, requiere de más tiempo resolver problemas estructurales que se arrastran hace muchos años”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ