Según el índice Barrial de Precios
En el Conurbano los alimentos subieron más del 10 por ciento en solo dos meses

Por el aumento de la Canasta Básica, en el conurbano los ingresos de los bonaerenses más pobres perdieron el 10 por ciento de su valor en los últimos dos meses. Este fue el efecto de la disparada del dólar posterior a las PASO y su traslado a los precios de los almacenes y supermercados. De acuerdo al relevamiento mensual del índice Barrial de Precios (IBP) en 350 negocios del Gran Buenos Aires, la Canasta Básica tuvo de julio a septiembre un incremento del 10,64 por ciento.

Una familia de dos adultos y dos hijos pequeños necesitó por $13.122 por mes para adquirir sus alimentos, y $33.113 para cubrir la Canasta Básica Total, el indicador que marca la línea de pobreza. Esto significó un aumento del 48 por ciento acumulado en el año.

El relevamiento es realizado por el Isepci (Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana), que chequea precios en 350 comercios de 20 partidos del GBA. La muestra se hace específicamente en locales en los que se abastece la población de menores ingresos, es decir en comercios cercanos a o ubicados en asentamientos o villas.

La aceleración del proceso inflacionario, particularmente la que se produjo después de la devaluación de después de las PASO, no tuvo contrapartidas proporcionales en los incrementos de salarios, jubilaciones, asignaciones sociales y remuneraciones de los trabajadores de la economía popular. Según los datos del Indec, en las zonas del conurbano más afectadas por la crisis, la pobreza llega al 40 por ciento. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ