Se trata de préstamos del FMI al Tesoro para "fortalecimiento de reservas" 
Echan mano a reservas "intocables" para pagar deuda
Son 7200 millones de dólares del préstamo del FMI que se consideraban "reservas precautorias" no utilizables. La decisión es una medida extrema para evitar caer en default con los vencimientos más inmediatos.

El Gobierno comenzó a utilizar una parte del préstamo del Fondo Monetario Internacional que era considerada “intocable” en el primer acuerdo que se firmó con el organismo multilateral. Se trata de 7200 millones de dólares, desembolsados en junio de 2018, que habían sido depositados por el Tesoro en el Banco Central y tenían como finalidad el “fortalecimiento de las reservas”. Es la única parte del préstamo que no había sido utilizado hasta el momento y, por ende, las consultoras lo contabilizaban como parte de las reservas brutas del BCRA, y no como las netas, que se venían utilizando para pagar deuda o contener el tipo de cambio. Analistas financieros dijeron a PáginaI12 que la maniobra muestra la gravedad de la crisis financiera.

La maniobra fue detectada por el mercado a raíz de las estadísticas que publica a diario el organismo, y no fue desmentida por fuentes gubernamentales. Desde el Ministerio de Hacienda confirmaron a este diario que entre el viernes y el martes se utilizaron 1050 millones de dólares (en pesos y dólares) de recursos del Tesoro y del Banco Central para el pago de Letes, el bono PAR y una obligación contraída con el banco de desarrollo de América Latina (CAF).

Las estadísticas del Banco Central se publican con tres días hábiles de rezago. El miércoles de esta semana se dio a conocer que, el viernes pasado (27 de septiembre), el Tesoro le vendió al BCRA dólares que tenía depositados en el organismo. “El Tesoro tiene dólares pero necesitaba pesos, por lo que el Central le compró el equivalente a 120 mil millones de pesos”, informaron fuentes de la entidad que preside Guido Sandleris.

Desde el FMI no se difundió ningún comunicado al respecto. Claudio Loser, economista argentino que trabajó durante 30 años en el organismo multilateral, aseguró que una de las razones por las que el Palacio de Hacienda pudo haber consensuado con el FMI el uso de estos fondos es ante el atraso del desembolso de 5400 millones de dólares que estaba previsto para septiembre. “El FMI tiene mala fama en Argentina, pero es muy pragmático. No puede desembolsar por una situación institucional hasta que haya más certidumbre. Pero las reservas no están de adorno. Mi experiencia es que ante situaciones temporarias, el Fondo permite variaciones de reservas”, detalló Loser en una entrevista en el canal de televisión A24.

A fines de septiembre, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, se reunió en Nueva York con David Lipton y Alejandro Werner, directores del FMI, pero no logró destrabar el desembolso. Incluso participó del encuentro el presidente, Mauricio Macri. Lipton aseguró luego que la Argentina "deberá esperar un tiempo para reanudar una relación financiera".

Crisis financiera

El 23 de septiembre, el Tesoro tenía depositado en el Banco Central 411.546 millones de pesos. El 27 de septiembre, el Banco Central le compró al Tesoro dólares equivalentes a 120.000 millones de pesos. Al 30 de septiembre, los depósitos del Tesoro en el Central habían descendido a 305.410 millones de pesos. Así se desprende de los datos provistos por la consultora Ledesma en base a información del Banco Central. “Desde el 20 de agosto, el Tesoro le venía comprando dólares al Central ante cada vencimiento de deuda, y de repente le empezó a vender en forma significativa”, informó el economista Gabriel Caamaño de la mencionada consultora. “Podrían estar usando los dólares no sólo para pagar deuda, sino para cubrir el agujero fiscal en pesos que provocaron todas las medidas aplicadas después de las elecciones primarias”, agregó Caamaño.

Martín Kalos, economista de la consultora Elypsis, consideró que se seguirán usando esos fondos, dado que hasta el momento el Banco Central sólo le compró al Tesoro unos 1400 millones de dólares. “Necesitan hacer frente a la deuda de acá hasta fin de año, dado que los 5400 millones de dólares que el Gobierno iba a usar, nunca fueron desembolsados por el FMI”, opinó. Kalos informó que de los 120 mil millones de pesos que el Central le compró al Tesoro, el Tesoro utilizó 36 mil millones de pesos para pagar deuda. “Una parte de estos 7.216 millones de dólares se convertirían en un puente financiero del Gobierno en la transición hasta la continuación del programa virtualmente suspendido, a la espera de una renegociación con el próximo Presidente”, describió un informe de Elypsis.

El analista financiero Christian Buteler aseguró que el Gobierno le informó a los inversores que esos depósitos precautorios iban a poder utilizarse luego de recibir aprobación por parte del FMI. “Esto demuestra la gravedad de la crisis y la desesperación que tenía el Gobierno cuando fue a pedir el último desembolso a Estados Unidos”, aseguró. Los recursos con los que cuenta el Gobierno para afrontar el pago de vencimientos de deuda hasta fin de año dependerán de lo que ocurra con los depósitos en dólares, aseguró. Y explicó por qué el Tesoro utiliza dólares para pagar deuda en pesos: “Están muy justos, y cuando decidieron reperfilar, se cerraron la única herramienta de financiación que les quedaba. Sin superávit fiscal y sin posibilidad de renovar vencimientos, lo único que podés hacer es pasar los dólares a pesos para hacer las cancelaciones”. José Bano, economista de InvertirOnline, dijo que este tipo de maniobras transmiten malas señales al mercado, porque son una demostración del faltante de dólares. “Por eso ves que se despierta el tipo de cambio que en el último mes estuvo tranquilo”. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ