El informe de Fisfe muestra las duras marcas del industricidio
Caída de ventas, cierres y más despidos

Por décimo sexto mes consecutivo, la actividad industrial en Santa Fe registró un retroceso. Según el último informe de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe); en agosto, a pesar del bajo punto de comparación interanual, la caída fue de -2,9%, y en ocho meses acumula -8,2% en relación a igual período del año anterior. El 70% de las ramas industriales en la provincia presentaron números negativos frente al mismo mes del año pasado. Las actividades con caídas superiores a los 20 puntos fueron vehículos automotores (-36,2%), autopartes (-25,5%), maquinaria agropecuaria (-21,9%), y muebles y colchones (-21,3%). La caída no fue más profunda porque la industrialización de soja en Santa Fe presentó una recuperación de +43,7% interanual. Respecto al empleo privado en Santa Fe, el trabajo precisa que en julio se ubicó -1,7% por debajo del nivel de 2018, equivalente a una pérdida de 8,8 mil puestos de trabajo registrados. "Seguimos lamentablemente perdiendo empleos industriales, lo cual nos preocupa mucho, sobre todo porque para las empresas Pymes esto genera una pérdida de capital humano muy difícil de revertir en el corto y mediano plazo", señaló el protesorero de Fisfe, Mariano Ferrazzini.

La industria manufacturera santafesina mostró menor nivel de actividad a pesar del bajo punto de comparación interanual que representa agosto de 2018. Por entonces, el indicador de producción había descendido -9,8% interanual, según las estimaciones del Instituto de Investigaciones Económicas de Fisfe que dirige Gabriel Frontons.

Entre las ramas industriales que cayeron por debajo de los 20 puntos se encuentran otra maquinaria de uso especial (-17,3%), maquinaria de uso general (-15,1%), fiambres y embutidos (-13,6%), productos de metal y servicios trabajo metales (-13,4%), prendas de vestir (-12,8%), carrocerías y remolques (-11,7%), molienda de cereales (-11,6%), edición e impresión (-10,6%), manufacturas de plástico (-9,2%), industria siderúrgica (-7,8%), productos metálicos para uso estructural (-6,8%), papel y productos de papel (-4,4%), productos lácteos (-3,7%), y productos de la refinación de petróleo (-1,3%).

Las actividades relacionadas a la construcción presentaron caídas. Al igual que en los últimos doce meses, el nivel de actividad del bloque minerales no metálicos presentó durante agosto de 2019 un descenso de -3,5% interanual. El consumo de cemento tuvo un retroceso de -13,4% interanual, acumulando en ocho meses una baja de semejante magnitud en relación al mismo lapso del año anterior. En los ocho primeros meses de 2019, las bajas interanuales más importantes fueron artículos sanitarios de cerámica (-21,5%), pisos y revestimientos cerámicos (-19,1%), hierro redondo y aceros para la construcción (-13,2%), ladrillos huecos (-13,2%), asfalto (-12,5%) y placas de yeso (-12,4%). Solo se manifestó una suba de 9,8% interanual en yeso.

El derrumbe de la actividad industrial santafesina no es mayor por la industrialización de soja que mostró por quinto mes consecutivo una recuperación importante, alcanzando en agosto un incremento de casi 48 puntos respecto al mismo mes del año anterior.

 

Ferrazini señaló a Rosario/12 que hay otros sectores que están muy complicados, y si bien no se reflejan en el último informe, serán seguramente ejes del próximo, como el Biodiesel. "Es una industria muy importante en el interior del país, sobre todo en Santa Fe que vive un momento crítico por una situación de balance de poder con el lobby petrolero y un gobierno nacional que no atiende el reclamo. Verdaderamente es una situación límite, y lamentablemente vemos que el mes de setiembre tiene la misma tendencia, tasas de interés al 80 por ciento hacen inviable la producción", concluyó el protesorero de Fisfe.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ