Entrevista a la guionista Lisa Zwerling
"The Rook es un mash-up de géneros"
La serie que puede verse en la plataforma Starzplay parece alimentarse del comic, pero pronto comienza a incorporar elementos que la vuelven algo inclasificable. "La combinación hace que esta serie sea adictiva", afirma la escritora.
En el centro de la intriga está Myfanwy, una espía que perdió la memoria.En el centro de la intriga está Myfanwy, una espía que perdió la memoria.En el centro de la intriga está Myfanwy, una espía que perdió la memoria.En el centro de la intriga está Myfanwy, una espía que perdió la memoria.En el centro de la intriga está Myfanwy, una espía que perdió la memoria.
En el centro de la intriga está Myfanwy, una espía que perdió la memoria. 

Huir de las cámaras de seguridad es el primer problema. Esa amenaza fantasma, tecnológica y de infinitos ojos digitales, que florece en todas las grandes ciudades, inocula la primera dosis de paranoia en el inicio de The Rook, la serie de espionaje sobrenatural que emite la plataforma de streaming Starzplay. La pronta presencia de agentes secretos, súperpoderes, un desparramo de cadáveres y una protagonista que despierta sin memoria parece licuar temprano un mix de nutrientes del universo comic (aunque The Rook está basada en una novela, homónima, del australiano Daniel O’Malley). Sin embargo, el espíritu comiquero se fusiona rápido con la prisa del thriller, ya que entender misterios mientras se está huyendo es un arte que impone cierta exigencia: el ritmo veloz de huir todo el tiempo, mientras se procura aprender cómo diablos funciona una trama llena de recovecos. En sus episodios de 50 minutos, la serie juega con la sucesión de pistas, con la inestabilidad amnésica de la propia protagonista y con la paranoia ante un mundo enigmático y peligroso en el que todos, todos, parecen saber más que uno. Página/12 dialogó con la guionista estadounidense Lisa Zwerling, productora de The Rook.

-La mezcla de espionaje internacional y personas con súperpoderes sugiere un tono de comic en The Rook, pero con el ritmo frenético de un thriller. ¿Cómo lleva esa mezcla de géneros?

-The Rook es un thriller de espías. Pero también un misterio de tono psicológico. Y es atravesada por un hilo de elementos sobrenaturales. Así que sí, absolutamente se trata de una mezcla de géneros. Con mi compañera en la realización, Karyn Usher, tenemos influencias diversas. Creo que ese tono único que tiene la serie evoluciona precisamente a partir del mash-up de géneros.

-¿Cómo se destaca The Rook entre tanto contenido disponible en la televisión y el streaming?

-Bueno, la combinación de géneros hace que esta serie sea adictiva y especial. Y las actuaciones de nuestros actores principales son absolutamente fantásticas. Tenemos un personaje, un espía, que comparte una conciencia colectiva a través de cuerpos de diferentes sexos: es una dramatización única de un humano de género fluctuante, que no encontrarás en ningún otro lugar en la televisión. Y también está la asombrosa y variada belleza de Londres, que es una gran parte de la serie a nivel visual. Filmamos principalmente en exteriores y presentamos una versión de Londres antigua y nueva, vidriosa y gótica, en todo su esplendor.

-El personaje principal comienza a entender el universo de The Rook al mismo tiempo que el espectador. ¿Cómo administra la información que va dando a la audiencia?

-Myfanwy es una espía. Entonces, incluso si ella no puede recordar cómo o por qué es una espía, las habilidades de investigación resultan algo natural para ella. Ella se guía a través de pistas y notas, que son como miguitas de pan que ella misma había dejado antes de perder la memoria. ¿Cómo sabía su anterior yo que algún día iba a necesitar ayuda para desentrañar este misterio? Fuimos muy cuidadosos en los guiones al rastrear el enigma y responder con revelaciones impactantes todas las preguntas que se van planteando a lo largo de la temporada.

-En el inicio del primer episodio, Myfanwy tiene que elegir entre una vida nueva y su vida real, “la antigua”, aunque no lo recuerda. ¿Es una invitación a elegir entre pelear y huir? ¿Sugiere que no podemos cambiar nuestra naturaleza?

-¿Nuestra personalidad es forjada por las experiencias que tenemos en la vida o nuestras cualidades básicas fundamentales están inevitablemente dictadas por nuestro ADN? Esta clase de preguntas se exploran intrincadamente en The Rook a través del viaje de Myfanwy. Su pérdida de memoria en cierta medida la libera de los eventos traumáticos de su pasado. Y acaso la habilita a tomar decisiones más valientes y fuertes de las que podría haber tomado su yo anterior. Pero hay otros rasgos emocionales y de personalidad duraderos, que persisten a pesar de que ella no siempre puede explicarlos o comprenderlos por completo. Me gustaría pensar que, en esa situación, yo tomaría la misma decisión que Myfanwy y valientemente buscaría respuestas en un mundo peligroso y desconocido. Pero existe una posibilidad real de que decidiera dejar todo eso atrás y me fuera a vivir a una cabaña en la playa, en alguna parte.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ