El Frente de Todos se impuso a Juntos por el Cambio
Entrevista a Federico Achaval, intendente electo de Pilar: "Hay que cambiar las prioridades"
Achaval se impuso a su rival Nicolás Ducoté, de Juntos por el Cambio. Dice que forma parte de una generación que entendió que "la política tiene que estar cerca de la gente". Ya empezó a hacer la transición.
Achaval aseguró que Ducoté dejó "una deuda social muy grande" y "un entramado social desarticulado".Achaval aseguró que Ducoté dejó "una deuda social muy grande" y "un entramado social desarticulado".Achaval aseguró que Ducoté dejó "una deuda social muy grande" y "un entramado social desarticulado".Achaval aseguró que Ducoté dejó "una deuda social muy grande" y "un entramado social desarticulado".Achaval aseguró que Ducoté dejó "una deuda social muy grande" y "un entramado social desarticulado".
Achaval aseguró que Ducoté dejó "una deuda social muy grande" y "un entramado social desarticulado". 
Imagen: Jorge Larrosa

Luego de un largo trayecto en la función pública, Federico Achaval ganó la elección municipal y se convirtió en el nuevo intendente electo de Pilar. Así, el Frente de Todos queda al frente de un distrito que desde 2015 era gobernado por Nicolás Ducoté, de Cambiemos. La oficina de Achaval queda en el centro de Pilar. No tiene televisores gigantes, pero frente a su escritorio cuelga un mapa de todo el municipio con el detalle de todas las localidades. Durante toda la campaña recorrió las calles con Lourdes Filgueira, que asumirá como concejala el 10 de diciembre. “Somos una generación que entendió que la política tiene que estar cerca de la gente”, afirmó en diálogo con Página/12.

-¿Comenzaron la transición con Ducoté?

-Sí, me llamó el mismo domingo de las elecciones para reconocer el resultado y arreglamos generar un encuentro para empezar la transición. Lo tuvimos días después, fue un encuentro firme, respetuoso, por supuesto, donde nosotros planteamos la necesidad de formar comisiones para ver los números del municipio en temas que creemos que son muy sensibles. Hasta el 10 de diciembre la posibilidad de gestionar y de resolver los problemas es de Ducoté. También sabemos que hay un proceso en estos 40 días hasta hacernos cargo.

-¿Cuáles son las principales preocupaciones del período?

-Queremos saber en qué situación vamos a recibir al municipio el 10 de diciembre. Para eso, formamos cuatro comisiones en las que vamos a trabajar fuertemente para saber la situación del principio. Obviamente, de acá a lo que queda de mandato, ellos deben resolver los problemas que tienen que resolver y nosotros asumir el 10 de diciembre como corresponde.

-¿Cuál serán las prioridades a partir del 10 de diciembre?

-Sabemos que hay temas muy sensibles como la emergencia alimentaria y necesitamos saber qué mercadería hay, cómo se está distribuyendo, en qué lugares. Eso nos parece central. No puede ser haya chicos que no tengan dónde comer. En los últimos tiempos se abrieron muchos merenderos y no dan abasto. Otro tema muy sensible es la salud y los insumos médicos, es muy preocupante lo que han hecho en estos cuatro años.

-¿Con qué municipio se va a encontrar?

-Ducoté nos deja un municipio con una deuda social muy grande, con un entramado social muy desarticulado, con un Gobierno que no le dio respuesta a los vecinos de Pilar. Básicamente, una mala gestión que habrá que ver cómo organizaron desde adentro. Con el presupuesto que tiene, de 7.500 millones de pesos, el municipio debería poder dar una solución a estos temas sensibles. Y no lo vimos durante estos cuatro años. Los números reflejan decisiones políticas que desordenaron y comprometieron al municipio en esta desorganización.

-¿Cómo se resuelve ese desorden?

-Hay que cambiar las prioridades, cambiar el foco. Hubo un foco muy grande en la contratación de personal y asignación de recursos en la recaudación y no pasó lo mismo con el desarrollo social, en salud y educación. Evidentemente no fueron una prioridad en estos cuatro años. Se ve en una rendición de cuentas. Es una conclusión a partir de ver los números de la municipalidad, que se ve claramente en la realidad.

-¿Qué desafíos tiene para conducir la intendencia?

-Vamos a gestiones mucho más modernas. Creo que los municipios tenemos el desafío de la aplicación de todas esas políticas públicas. Es en el territorio donde se ve si esa ley nacional llega a la gente o no. Los intendentes cada vez más tienen responsabilidades. Estas nuevas formas de gobiernos cercanos a la gente en términos humanos y reales es casi una imposición necesaria para cualquiera que quiera hacer política territorial. En ese contexto vamos a hacer la gestión acá en Pilar, que por ejemplo nos permitió bancar el incremento en votos que tuvo Cambiemos, a nivel nacional y en muchas intendencias. Entendimos que la cercanía era lo que demandaba la sociedad.

-¿Cómo se imagina el municipio en cuatro años?

-Con justicia social. Con un Estado que no se borre frente a las necesidades de su pueblo. Donde los pilarenses tengan salud pública, donde los chicos no dejen de ir a clase porque no pueden comprar los útiles necesarios. Tenemos que construir una sociedad más justa, y creo que con Alberto y Axel lo vamos a lograr.

Entrevista: Antonio Riccobene

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ