Jugar juntos, y alimentarse  
Rugby para la inclusión 
"El Rugby en tu barrio" surgió hace cuatro años como una iniciativa de tres amigos amantes de ese deporte. Hoy llega a 27 barrios de Salta Capital, y a Rosario de Lerma. Participan casi mil chicos.
Practicando en zona sur de Salta Practicando en zona sur de Salta Practicando en zona sur de Salta Practicando en zona sur de Salta Practicando en zona sur de Salta 
Practicando en zona sur de Salta  

Marcelo Córdova jugó toda su vida al rugby, hace cuatro años, junto a dos amigos, decidió llevar la práctica de este deporte a niños, niñas y jóvenes de los barrios de ciudad de Salta “para difundir sobre todo los valores, que tienen que ver con el compañerismo y la solidaridad”. Nación así el programa "El Rugby en tu barrio".

“Arrancamos los tres dando clases con chicos y chicas de Alto la Viña y Atocha”, dijo Córdova, quien agregó que luego se fue difundiendo y creciendo la idea hasta llegar hoy a 27 barrios de la ciudad Capital, y a contar con 54 voluntarios.

“Nos organizamos en parejas por cada barrio y juntamos alrededor de 30 chicos por entrenamiento, la mayor parte son de la zona sureste de la ciudad, que tienen más necesidades" y donde "no hay muchos clubes de barrio”, dijo el impulsor de esta iniciativa.

Córdova es integrante de la Unión de Rugby, en su juventud llegó a jugar en Inglaterra, pero sostiene que una de sus ideas es hacerle entender a la sociedad que no tiene por qué ser un deporte elitista.

Contó también que gracias al éxito conseguido el primer año, lograron firmar un convenio entre la UR y la Cooperadora Asistencial de la Ciudad de Salta para poder aportar yogur y cereales a cada uno de los que se acercan a compartir esa práctica deportiva.

Una de las particularidades es que se incluyen mujeres en las prácticas barriales, “se practica la modalidad del rugby tag lo que permite que con dispositivos tipo cinto con abrojos y cintas no exista contacto físico entre quienes lo practican”, explicó Córdova en charla con Salta/12.

El 23 y el 30 de noviembre se realizará el cierre anual, en el que se reunirán todos los barrios en equipos de 12 jugadores con la participación en cancha de al menos cuatro niñas.

Para Córdova, este programa tiene múltiples intenciones, acercar el deporte a niños y jóvenes, incluirlos, alimentarlos y hacerlos conocer y compartir otras realidades y experiencias con niños de los clubes de rugby salteño.

“Una vez al mes llevamos tres barrios a alguno de los clubes de rugby de Salta donde los niños de las barriadas comparten junto a los de los clubes un entrenamiento. Luego se realiza una merienda provista por el club que además reúne ropa deportiva, zapatillas y botines en donación para los chicos de los barrios”, dijo el creador de este programa.

Añadió que ya se realizaron encuentros interbarriales y que pudieron conocer a jugadores de los Pumas, Australia y Sudáfrica.

Este año se consiguió a través de la concejala Mariana Reyes, la ordenanza municipal que genera para el año próximo “apoyo logístico con una combi para poder llevar a los chicos a los distintos clubs”, enfatizó Córdova.

Pero reconoció que están necesitando más apoyo para los voluntarios y consideró que el Estado provincial y nacional puedan sumarse. “El próximo paso es crear clubes barriales, con entrenadores barriales con ayuda económica”, concluyó.

La experiencia de Rosario de Lerma 

A mediados de año una de las localidades que se sumó al programa "El Rugby en tu barrio" es Rosario de Lerma. “Somos cuatro voluntarios que vamos dos veces a la semana a dos barrios del pueblo y enseñamos rugby a unos 60 chicos y chicas”, dijo Amadeo Cardozo, uno de los profesores a Salta/12.

Ex jugador de Vallisto Rugby Club, única institución de Rosario de Lerma que practica ese deporte, Cardozo aseguró que la experiencia de llevar el rugby a los barrios ha sido muy beneficiosa “para muchos chicos y chicas que están aprendiendo y se pueden sumar al club”.

Agregó que para el año que viene espera que se consigan más alimentos para los terceros tiempos de los entrenamientos, porque se ve mucha falta de nutrición y “para jugar al rugby tenés que estar bien alimentado”.

Aunque aseguró que al menos para él no es un deporte elitista “en mi club juega toda gente trabajadora de acá de Rosario”, dijo Cardozo, quien destacó que “lo bueno de los terceros tiempos, mientras tomamos el yogur, es que podemos hablar con los chicos, incitarlos a que estudien y progresen, eso es básico”.

En cuanto a la inclusión de niñas en el deporte, indicó que la práctica que realizan es óptima para que puedan jugar varones y mujeres juntos y subrayó, orgulloso, que su club “fue el primero que recibió mujeres. Tenemos un plantel femenino con edades que van de 15 a 30 años y esperamos, a través de programas como éste, seguir sumando chicas a este deporte", se esperanzó. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ