Fue encontrada muerta en su vivienda 
La Fiscalía aún no confirma que la joven de Campo Santo haya sido asesinada  
Su cuerpo estaba en una habitación con la puerta cerrada por adentro. Fue vista con vida por útima vez el lunes pasado. La familia dice que tiene signos evidentes de violencia. 

El Ministerio Público Fiscal todavía no confirmó que la muerte de la joven Caro Albornoz sea producto de una ataque violento. Según informó, esto se debe a que el cuerpo se encontraba en avanzado estado de descomposición y por ello esperan el resultado de la autopsia. 

La fiscala penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas en turno, Verónica Simesen de Bielke, indicó que de las primeras tareas realizadas en la escena por parte de técnicos del Cuerpo de Investigacciones Fiscales (CIF) y la División Homicidios de la Policía de Salta, "no se observan indicios de violencia u otro elemento que haga presumir la comisión de un delito, aunque no descarta ninguna hipótesis"

"Se trata de una mujer de 27 años que fue encontrada sin vida este jueves en su domicilio. Había sido vista por última vez el lunes por la tarde. La autopsia se realiza en el Servicio de Tanatología Forense del CIF", informó el MPF.

La joven estaba en una habitación que alquilaba en una casa ubicada sobre la calle 9 de Julio al 800, en el pueblo de Campo Santo, unos 50 kilómetros al sur de la ciudad de Salta, en el departamento Güemes

Una fuente de la investigación precisó a Salta/12 que la habitación estaba cerrada por dentro. Además, indicó que su novio fue el martes y como encontró la llave puesta y escuchó música, se fue. La joven había dejado el celular con música y enchufado el cargador. 

Caro Albornoz tenía dos hijos pequeños, una nena de 7 años y un varón de 5 años. Ambos vivían con sus abuelas paternos. "Ella ayudaba con lo que podía", no tenía un trabajo fijo, y "hacía changas", algunos trabajos como empleada doméstica, contó a este medio la secretaria de la Mujer de la Municipalidad de General Güemes, Milagro Cancinos, quien estuvo acompañando a la familia. 

El cuerpo fue encontrado por su padre. Un hermano de la joven, Moisés Albornoz, relató que su padre fue a verla porque "la llamábamos y no respondía y entonces mi papá tomó la decisión de venir a ver qué pasó". Además, los vecinos habían hecho denuncias por el mal olor. 

Moisés contó que el cuerpo estaba al costado de la cama, tenía "desfigurado el rostro". Estaba vestida y "con la mochilita que ella sabía usar". 

"Fue una muerte muy violenta, no hay duda que fue lastimada por alguna persona o algunas personas", aseguró el hermano. También el padre afirma que la chica presentaba signos inequívocos de violencia. 

Por otro lado, Moisés Albornoz destacó que su hermana era víctima de violencia de género, físicas y verbales y que "temía denunciar porque pensaba que la iban a seguir lastimando. Siempre llegaba a la casa con hematomas, moretones, la última vez llegó firusada la nariz", sostuvo. 

El señalado por estos hechos de violencia, que tenido como sospechoso desde un primer momento, es un hombre conocido en Güemes como vinculado a la venta de espupefacientes y también conocido como una persona violenta, relataron habitantes de esa ciudad. 

El cuerpo de la joven recién fue retirado a las 2 de la mañana. Hasta esa hora estuvo Cancinos con sus familiares, sobre todo asistiendo al padre. También se comunicó con la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia, haciendo de nexo para que la famillia sea asistida con los gastos de sepelio, y para que se prevea una ayuda para la nena y el niño que quedaron huérfanos. La Municipalidad de Campo Santo no cuenta con área de la mujer. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ