El gobierno descree de sus estimaciones
Los funcionarios de Cambiemos perdieron la fe en la medición de pobreza de la UCA
El ministro de Producción, Dante Sica, y el titular del INDEC, Jorge Todesca, hicieron referencia a una intencionalidad política del Observatorio de la Deuda Social, por informar los datos del tercer trimestre, los peores en una década.

Para los funcionarios de Cambiemos, las estadísticas del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica ahora están “sobreestimadas” y “tienen intencionalidad política”. La UCA informó este jueves que la pobreza se ubicó en el tercer trimestre de este año en el 40,8 por ciento de la población, lo que afecta a 16 millones de personas, de las cuales 3,6 millones están en condiciones de indigencia. “El dato que salió ayer es una estimación que hace la UCA. En general, si se miran las estimaciones pasadas de la UCA siempre hay una sobreestimación. Después cuando salen los números del Indec siempre da unos puntos menos", dijo el ministro de Producción, Dante Sica. El titular del Indec, Jorge Todesca, le sumó la cuota política: “haber anunciado un 40 por ciento de pobreza en simultáneo con el discurso del Presidente responde a una intencionalidad política. Es lamentable”.

Durante el debate presidencial de 2015, Mauricio Macri había pedido que se evaluara su gestión por los avances que se lograran hacia el objetivo de pobreza cero. Para marcar el punto de partida se tomaba en ese momento los datos elaborados por el Observatorio de la UCA, los cuales en ese momento eran tomados como una verdad indiscutible, transparente y apolítica. Las cifras fueron incluso resaltadas por Macri y por algunxs periodistas que moderaron ese debate. En ese momento se repetía como oración religiosa el 28,5 por ciento de pobreza que el Observatorio de la UCA arrojaba para el fin de gestión del kirchnerismo.

Cuatro años después Macri hace una cadena nacional para anunciar el estado de situación en el que deja a la Argentina con argumentos que las propias estadísticas oficiales desmienten en la mayoría de los casos. Si bien el Indec informó sobre el aumento de la pobreza que generó el macrismo, la UCA siempre publica las cifras con antelación. Esta vez fue el mismo día en que Macri daba su discurso de despedida. La cifra que arrojó el Barómetro de la Deuda Social Argentina, relevamiento que realiza la UCA desde 2004, fue de 40,8 por ciento de pobreza, 12,3 puntos porcentuales más que a finales de 2015, y se trata de los registros más altos de la década, según el informe. Ahora los funcionarios de Cambiemos perdieron la fe en las cifras de la UCA.

“No quiero entrar a discutir las cifras de pobreza porque ya arriba del 15 o 20 por ciento ya es una cifra muy dolorosa para toda la población. Nosotros habíamos logrado tener una cifra de casi el 25 por ciento cuando la economía venía recuperándose en 2017”, dijo Sica en declaraciones radiales esta mañana. De todos modos, insistió en que existen diferencias respecto de lo publicado por el Indec, y se sumó al balance positivo que el Presidente transmitió en cadena nacional. “Hemos sufrido una crisis muy fuerte en los últimos 18 meses que lamentablemente no nos ha permitido que parte de esos logros que veníamos quizás empezando a forjar pudieran llegar a la agente”, aseguró Sica.

El titular del Indec se refirió a las cifras de la UCA a través de su cuenta de Twitter: “Nunca he polemizado sobre datos tan sensibles como la pobreza. La medición de la UCA siempre da más alta que el Indec. Pero haber anunciado un 40 por de pobreza en simultáneo con el discurso del Presidente responde a una intencionalidad política. Es lamentable", fue el tuit que difundió Todesca. Más temprano, el funcionario había compartido el mensaje del economista Martín Rozada, director de maestría de la Universidad Torcuato Di Tella: “La medición de la pobreza de la UCA no es la medición oficial. Siempre es bastante más alta, por ejemplo en el 3er trimestre de 2018”.

El director del Observatorio de la UCA, Agustín Salvia, detalló que “los últimos años han sido devastadores en materia de deterioro de la capacidad e ingresos”. “Obviamente, se está lejos de la ‘pobreza cero’ que era una ficción política, un artificio comunicacional de concreción imposible. Fue un eslogan político muy poco creíble, mucho más en una sociedad que tiene limitaciones y un mercado laboral segmentado, donde no podemos esperar un crecimiento vertiginoso”, opinó Salvia.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ